El efecto “lluvia de plátanos” podría llegar a Cartaya procedente de las Islas Canarias

José Manuel Alfaro nos trae una semana más un artículo de ficción, dentro de su sección dominical 'El Cuaderno de Muleman'.

0
198
Lluvia de platanos.
Comparte esta noticia

José Manuel Alfaro/ Sección de ficción ‘El Cuaderno de Muleman’. Nunca antes un ciclón tropical ha estado tan cerca del suroeste de Canarias, desde al menos 1851 y, con datos más fiables y robustos, desde 1966”, destaca el investigador en dinámica atmosférica de la Aemet Juan Jesús González Alemán. Un ciclón procedente de Cabo Verde que esta vez se ha desplazado al norte y no al caribe, como habría sido lo previsible, y que podría descargar más de 150 litros en algunos puntos de las islas occidentales de Canarias y de Gran Canarias, además de provocar vientos sostenidos de hasta 120 Km/h y olas de más de dos metros.

Mapa posicion de los ciclones.

Una situación meteorológica que pondrá en el nivel máximo de alerta a toda la Comunidad Canaria, que desde que se conoció la noticia se prepara para afrontar una emergencia que no se producía desde la erupción del volcán de Cumbre Vieja en las Palmas. Un plan que incluye la activación de un plan de emergencia especial que ha incluido la limpieza de los principales cauces de arroyos y barrancos, imbornales y cunetas de las principales carreteras de las islas, y que permitirán minimizar los daños de unas lluvias, que se esperan rompan todos los registros que se tienen hasta la fecha.

Plataneras.

Aunque no se espera que esta situación meteorológica insular afecte a la península, existe la posibilidad de que si se dieran las condiciones idóneas de viento y humedad, podría producirse en la costa de la provincia y Cartaya un nuevo fenómeno climático que un meteorólogo de Cartaya ha denominado “lluvia de plátanos” y del que sería responsable esta tormenta que aún no tiene nombre, ya que el NHC aún no la ha denominado y su nombre dependerá del momento en el que pase a convertirse en depresión, pero que podría llamarse Hermine o Ian.

La evolución de este nuevo fenómeno se sigue con gran expectación, como nos cuenta este meteorólogo cartayero desde su chalet del Portil, donde podría producirse con más intensidad este curioso fenómeno único en el mundo, tal como nos cuenta en la siguiente entrevista.

¿De dónde le viene esa pasión por la meteorología?

Cartel Twister.

Desde que era un niño siempre he sentido una atracción especial por todos los fenómenos meteorológicos y todo gracias a la relación especial que tenía con mi abuelo. En mi casa hemos crecido con el hombre del tiempo todas las noches antes de acostarnos. Ahora es fácil conocer las predicciones del tiempo con aplicaciones móviles, internet, pero cuando yo era solo un niño en mi casa se paraba el mundo cuando mi abuelo, agricultor de patatas de toda la vida, pedía silencio cuando el hombre del tiempo asomaba la cabeza y mi abuelo atendía como si fuese el mismísimo Dios.

De ese hombre dependía todo el ciclo de la patata, él marcaba los tiempos de cuando había que comenzar la siembra de las patatas, que comenzaba con su corte la tarde anterior, para después sembrar cada uno de los trozos al día siguiente y que, a partir de ese momento, su nacimiento, crecimiento y recolección quedaría indisolublemente unida a los designios del hombre del tiempo, bueno eso y la película Twister.

¿Qué tiene de especial este fenómeno?

De la misma forma que para un geólogo descubrir un nuevo mineral, para un biólogo una nueva especie animal o para un botánico una nueva planta es tan importante como ver nacer a su hijo, para un meteorólogo ser testigo de un nuevo fenómeno meteorológico es como un orgasmo. Y eso es lo que puede ocurrir con esta tormenta tropical que se ha formado en Cabo Verde y que se dirige hacia las Islas Canaria.



Lluvias torrenciales.

Porque lo extraordinario de este fenómeno no será la pluviometría tan importante que se registrará, ni los vientos que podrían afectar a muchos cultivos de plataneras y que podrían formar olas de más de dos metros o los daños que podría ocasionar en zonas urbanas o infraestructuras de las Islas. Lo extraordinario de todo esto es, que, si se dan las condiciones de viento y humedad idóneos, en Cartaya podríamos ser testigo de la primera “lluvia de plátanos” de la historia. Es cierto que es posible que existan documentos que corroboren que este fenómeno ya se haya producido en algún momento de la historia. Pero lo extraordinario es que existe una alta probabilidad de que ocurra y eso puede ser uno de esos momentos tan importantes de la historia de Cartaya, como el funeral de una reina.

¿Cuáles pueden ser las causas?

El Teide.

Las causas son muchas, es verdad que la velocidad del viento, la humedad y la temperatura del agua puede contribuir a este fenómeno. Pero lo que verdaderamente ha sido un factor decisivo en su formación es el cambio climático. Posiblemente, este sea en estos momentos el causante del 95% de todos los fenómenos meteorológicos extraordinarios que se están produciendo en la Tierra. Algo de lo que tenemos que ser conscientes de que cada día que pase tendrá un peso más importante en nuestras vidas. Hace unos años negar la existencia del cambio climático porque tu primo te lo haya dicho, era una verdad absoluta. Pero a día de hoy todo el mundo piensa que el cambio climático no solo es una realidad, sino que ha venido a para quedarse en nuestras vidas.

¿Estamos ante una nueva era de la climatología?

Lamentablemente, estamos en el principio de una nueva era de la climatología y en la que podría suceder numerosos episodios extraordinarios que podrían cambiar el mundo tal como lo conocemos y hacer posible también que pudiéramos ser testigo de fenómenos imposibles.

¿Nos podría dar alguna recomendación para disfrutar de este fenómeno?

Lo único que puede decir es, que aquellos que tengan la suerte de vivir este momento, que lo disfruten, que abran la boca, cierren los ojos y dejen que el sabor del agua a plátano de Canarias inunde sus papilas gustativas y todo vuestro ser.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here