«Huelo a Huelva», una frase trascendental en el final de la primera vuelta al mundo

La pronunció el marinero de Ayamonte Antonio Hernández Colmenero, uno de los 18 tripulantes que sobrevivieron a la aventura.

0
444
Comparte esta noticia

JAM. Habían superado la latitud de Sanlúcar de Barrameda y, si el marinero ayamontino no hubiese proclamado que ‘olía a Huelva‘, quizá la derrota de la Nao Victoria les hubiese llevado más arriba, a la costa oeste de Portugal. Pero era ese saber situarse, ese intuir con todos los sentidos una clave del desenlace. Lo tenían los increíbles marineros de nuestro litoral, lo que permitió un cambio de rumbo y la posterior arribada al puerto gaditano.

Luis Molla Ayuso. / Foto: Escritores.org.

Aún estaban en medio del Atlántico, pero ya más cerca de Huelva, de España, como intuyó Hernández Colmenero. Exhaustos, el puñado de marinos que habían sobrevivido a la durísima aventura debieron acoger lo pronunciado por el de Ayamonte como una bendición.

Así lo afirma el tarifeño Luís Molla Ayuso, Capitán de Navío de la Armada Española y escritor de novela histórica, en un interesante video-entrevista que se encuentra en la plataforma youtube. Molla ha estado embarcado en diferentes buques, uno de cuyos desempeños ha sido el de profesor a bordo del buque-escuela Juan Sebastián Elcano. Así mismo es piloto de helicópteros.

En la referencia que hace de este hecho, el marino le da gran importancia por corregir esa derrota que conducía al norte a la nao Victoria. Era tramo final de la epopeya, tras haber pasado por las islas de Cabo Verde. El barco estaba desvencijado y medio hundido.

Cambio en el rumbo, para llegar a Sanlúcar. / Imagen de la video-charla.

Resalta Molla que dada su experiencia, en particular el primer destino que tuvo como alférez de Navío tras salir de la Escuela Naval en aguas del banco sahariano, el ha comprobado esa sorprendente capacidad para orientarse, para situarse, de los marinos de estos lugares.

Antonio Hernández Colmenero fue quien esa mañana se levantó con sensaciones de proximidad a la costa onubense. Era junto a Juan Rodríguez de Huelva los dos supervivientes originarios de nuestro litoral entre los 18. Formaban parte de un total de 37 marinos de estas costas que embarcaron en el conjunto de la tripulación -238- de los cinco buques que habían iniciado la expedición tres años antes.

A los 18 héroes que llegaron a Sanlúcar de Barrameda el 6 de septiembre de 1522 hay que sumar otros supervivientes que no completaron la expedición en su momento pero que volvieron a España más tarde. Doce hombres de la nao Victoria habían sido retenidos en Cabo Verde por los portugueses, y llegaron unas semanas después de los 18 aclamados marinos.



Y entre estos doce también había dos onubenses, Gómez Hernández, de Huelva, y Ocacio Alonso -o Bocacio Alonso, como también se le referencia-, vecino de Bollullos. El primero de estos marinos de Huelva había embarcado inicialmente junto al citado Juan Rodríguez en la Concepción. Pasó más tarde a la Victoria tras el incendio de aquella.

Los prisioneros de Cabo Verde lo fueron porque habían desembarcado para avituallarse de víveres. Los portugueses los retuvieron y mas tarde liberaron y trasladaron a España vía Lisboa. El bollullero Ocacio Alonso inició la aventura como marinero de la Santiago. Luego pasó a la Victoria el 22 de mayo de 1920, cuando se pierde su barco en aguas del río Santa Cruz, en Argentina.

El capitán de navío Molla tiene una dilatada trayectoria en la Armada y, en paralelo, en su faceta de escritor. Son doce sus novelas publicadas, e innumerables artículos. Ha recibido diversos premios por su amena pluma y extraordinaria capacidad investigadora. La obra más reciente que hace referencia la aventura de la primera circunnavegación del globo se titula ‘La Flota de las Especias‘.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here