El poder femenino del Condado

En esta comarca resaltan mujeres imprescindibles en distintos ámbitos. Os presentamos una a una a las premiadas en los últimos Premios Elena Whishaw.

0
287
condado

HBN. La Mancomunidad de Desarrollo Condado de Huelva entregó el pasado 17 de mayo en la Casa de la Cultura de Niebla, los Premios Elena Whishaw. Unos reconocimientos que se conceden desde el año 2017 a mujeres y a entidades de la comarca por su contribución a la igualdad entre hombres y mujeres. El objetivo de esta actividad es visibilizar la labor de las mujeres de la comarca en distintos ámbitos: profesional, empresarial, científico, político o sindical, artístico y social.

El primer galardón fue el que se concede a una entidad de la comarca por su contribución a la igualdad entre hombres y mujeres. En esta ocasión, la asociación premiada fue APRODIMAX, de Bollullos del Condado, por sus 30 años de trabajo en la lucha contra las desigualdades funcionales y de género en el mundo rural y por trabajar en la comarca para cambiar conciencias y actitudes.

A continuación, se hizo entrega del galardón en el ámbito empresarial a la empresaria rocianera Consuelo Jiménez. Con este premio se reconoció su espíritu emprendedor al impulsar su marca de cosmética natural, su carácter luchador, comprometido y solidario.

En el ámbito artístico, resultó premiada María Domínguez Ramos, saxofonista moguereña reconocida por la crítica especializada como una de las músicas más destacadas de su generación. No en vano, ha sido galardonada en multitud de ocasiones, tanto por su faceta como profesora, como de música, compositora y directora de orquesta de proyectos de gran formato como los musicales Los pilares de la tierra o El Médico.

Por su parte, la almonteña Victoria Aviñó Tarazona fue premiada en el ámbito científico. Aviñó es una médica reconocida a nivel nacional, que destaca en el campo de la investigación sobre las enfermedades oncológicas.



Por último, se reconoció a Manuela Pérez Domínguez en el ámbito político por su trayectoria como representante del Ayuntamiento de Manzanilla, por su compromiso y solidaridad con sus vecinos y vecinas.

A continuación os presentamos en profundidad a cada una de las premiadas:



Mercedes, presidenta APRODIMAX.

La Asociación Pro Disminuidos Psíquicos María Auxiliadora (APRODIMAX), de Bollullos Par del Condado

APRODIMAX es una asociación de Bollullos Par del Condado fundada el 1 de Junio 1988 por la inquietud de algunos padres movidos por la incertidumbre de lo que pasaría con su hijo en el futuro, al acabar el periodo escolar. Es una entidad privada sin ánimo de lucro declarada de Utilidad Pública cuya población destinataria son las personas con diversidad funcional de tipo intelectual y sus familias. Los servicios principales que ofrece la asociación son un centro ocupacional de día y una residencia de adultos con diversidad funcional. Entre ambos complejos, se interviene de forma continuada con un total de 31 usuarios y usuarias, entre las que 15 son mujeres.

En la asociación se tiene claro, tras más de 30 años de experiencia con el colectivo de personas con discapacidad, que a pesar de los avances en materia de igualdad, las mujeres con discapacidad siguen estando invisibilizadas y requieren especial atención por los movimientos feministas y acciones por los Derechos Humanos en general. Esta desventaja social no solo existe en comparación con el grupo de mujeres sin discapacidad, sino también al compararlas con un grupo de iguales masculinos, especialmente en zonas rurales donde existen menos recursos que en zonas urbanas. Ello no sólo aparta a las mujeres con discapacidad de la sociedad, sino que favorece y aumenta las probabilidades de sufrir violencia, especialmente violencia machista (las mujeres con discapacidad tienen un 8% de probabilidad de sufrir violencia de género que las mujeres sin discapacidad).

La realidad en torno a este colectivo ha movido a APRODIMAX desde hace años atrás a considerar la intervención de género y con perspectiva de género como un eje central de su actuación. Empoderar a las mujeres con discapacidad, visibilizar el colectivo y aumentar su autonomía con la finalidad última de evitar cualquier tipo de violencia, romper estereotipos y lograr una sociedad más igualitaria, ha sido una prioridad dentro de su intervención y un trabajo continuo y transversal.

La perspectiva de género de APRODIMAX no solo es un objetivo si no una filosofía que marca sus planes de acción, su metodología y su trabajo diario, tanto a nivel de intervención como a nivel organizativo.

Por ello, APRODIMAX, además de incorporar la igualdad de género a sus políticas de manera transversal, realiza multitud de acciones concretas encaminadas a este objetivo: formación y sensibilización continua a sus usuarios y familiares; campañas especiales coincidiendo con el Día Internacional de la Mujer y el Día Internacional contra la Violencia de Género; participación en actividades programadas por el Ayuntamiento; organización de Jornadas específicas contra la Violencia de Género; proyecto sobre mujer y discapacidad “Estamos aquí”; producción de audiovisuales con la temática de la mujer y la discapacidad; y un sinfín de actividades que demuestran su firme compromiso por la igualdad de género. Además desde abril de 2021, forman parte de la Red Andaluza de Entidades Conciliadoras.

La implicación en todos estos proyectos, ha convertido tanto a sus profesionales como a los familiares y a las personas a las que se atiende, especialmente a las mujeres, en personas más participativas, más comprometidas y con más recursos para actuar contra las injusticias.

Por ser un un ejemplo de esfuerzo colectivo centrado en la lucha contra las desigualdades funcionales y de género en el mundo rural y por trabajar en la comarca por cambiar conciencias y actitudes, el Premio Elena Whishaw en su modalidad de contribución en materia de igualdad entre mujeres y hombres es para ellos. Lo entregó Ana Valdayo Rosado, concejala de Igualdad de Bollullos Par del Condado.

Consuelo Jiménez.

Consuelo Jiménez Padilla

Consuelo Jiménez Padilla nace el 11 de enero de 1977 en Rociana del Condado (Huelva). Siendo la mayor de cinco hermanos, tuvo que dedicarse a trabajar desde muy pequeña para ayudar a la familia.

En sus inicios, entre los trabajos realizados, se encuentran la manipulación de alimentos y la limpieza, así como trabajos de dependienta en una gran superficie o en empresas de telefonía móvil.

Durante estos años de trabajo, la vida le golpeó con diversas pérdidas familiares por accidentes y enfermedades. Consuelo tuvo que esforzarse para asegurar que con su trabajo se cubrieran las necesidades económicas de la casa y con sus cuidados se paliara la difícil situación emocional de sus padres, además de atender a una hija pequeña de la que es madre soltera.

En el año 2010, Consuelo se casa y tiene otras dos niñas de este matrimonio. Pero le diagnosticaron un tumor dejándola durante dos años y medio sin poder hacer vida normal, a lo que siguieron diversos problemas psicológicos, de sobrepeso, de baja autoestima, etc.

Hasta que un día, decidió seguir luchando y encontró un asidero en los productos de cosmética que comenzó a vender y que también le supusieron una gran ayuda para salir de su estado al proporcionarle bienestar físico y emocional.

Las redes sociales le ayudaron a mejorar los resultados en su comercialización hasta que consiguió ser top ventas de la marca que distribuía en toda Europa y en ella siguió trabajando durante cuatro años.

Finalmente, haciendo frente a las dificultades, decidió crear su propia marca, invertir en su formación y asociarse con laboratorios que le sirvieran para poner su sueño en marcha.

Se especializó en cuidado estético facial, en maquillaje, cosmetología y dermatología y actualmente tiene en el mercado treinta y tres productos del cuidado de la piel, ya que considera que los cuidados físicos contribuyen en buena medida a estar bien emocionalmente.

Además, Consuelo es una persona muy solidaria, ya que con la creación de su propia marca de cosméticos crea el Proyecto Suhaila (en recuerdo a una sobrina fallecida) a través del cual hace donaciones de parte de sus beneficios al servicio de Pediatría del Hospital Juan Ramón Jiménez, así como a otras ONG.

Por su espíritu empresarial, por ser un referente de mujer luchadora, por estar dispuesta a ayudar a otras personas, especialmente a mujeres, a sentirse bien con ellas mismas tanto física como mentalmente y por su carácter comprometido y solidario, el Premio Elena Whishaw en el ámbito empresarial es para ella. Lo entregó Diego Pichardo Rivero, alcalde de Rociana del Condado.

María Domínguez.

María Domínguez Ramos

María Domínguez Ramos, aunque se la conoce como María Ramos, es una joven música que nace en Moguer, en 1993, en una gran familia de cinco hermanas y un hermano. Comienza a estudiar saxofón a la edad de 10 años en el Liceo Municipal de la Música de su pueblo.

Ella siempre le había dicho a su primer profesor, Salvador Piosa, que quería ser profesora de música pero lo que, probablemente, no imaginarían ninguno de los dos es que iba a llegar tan lejos.

María, tras finalizar sus Estudios Superiores de Música en el Conservatorio “Manuel Castillo” de Sevilla con el catedrático D. José Antonio Santos Salas, logra ingresar en el Conservatorio de Amsterdam en 2015 para realizar un Máster en la especialidad de saxofón clásico con el saxofonista Arno Bornkamp. Desde entonces, su vida estará muy unida a esa ciudad, donde vive momentos buenos y otros no tanto, como cuando tiene una caída de la bici que le produce un esguince en una de las muñecas o como cuando le robaron la bicicleta, y no una sola vez. Aun así, continúa complementando su formación musical tanto en España como en Europa, de la mano de saxofonistas de la máxima talla a nivel internacional.

Su siguiente paso es especializarse en dirección orquestal, con el profesor Pit Brosius y en composición, con Jonás Bisquert, lo que también lleva a cabo en Amsterdam.

Además, se especializa en flamencología, realizando el Máster en la Escuela Superior de Música de Cataluña, con profesores como Faustino Núñez, Joan Asensio Esplugas o Guillermo Castro, entre otros.

Como docente cuenta también con una amplia experiencia habiendo pasado por varios conservatorios de la comunidad de Castilla La Mancha y Extremadura.

Considerada por la crítica especializada como una de las saxofonistas más destacadas de su generación, colabora activamente con diferentes formaciones y orquestas, pasando por reconocidos espacios musicales del ámbito nacional y europeo y participando en festivales de gran renombre.

En su faceta de compositora busca reinterpretar de una manera personal sus raíces, provenientes de origen andaluz y, especialmente, de su tierra natal, Moguer, habiendo sido autora de importantes obras como Guadiana, Raíces Árabes, Medina Azahara, Luz del desierto o Marisma Celestial.

Como directora musical, colabora en formaciones como la Banda Sinfónica del Liceo Municipal de la Música de Moguer y en proyectos de gran formato en los que destacan los musicales basados en obras literarias como Los pilares de la tierra o El Médico, que se han representado en numerosos lugares del territorio nacional y del extranjero. Estos trabajos la convierten en la primera mujer en la historia que ha dirigido la orquesta de un musical en España.

Ha sido galardonada con diferentes premios entre los que destacan el Premio Huelva Joven 2018 en la modalidad de ámbito educativo; la Insignia de Plata 2019, por el CEIP Pedro Alonso Niño de Moguer, donde María cursó la EGB, poniéndole su nombre este centro su aula de música; o el Premio Mujer Educación y Cultura en la IX Gala Arte de Mujer de Moguer, en 2020.

En definitiva, María es una joven de su tiempo a la que, además de la música, le gustan los caballos, el tenis, el mar y pasear con su perra Duna. Un momento especial para ella ha sido tocar el saxofón en la reciente misa del entierro de su abuela, que siempre la alentó en sus aspiraciones musicales, acompañada al cante por su madre.

Por sus aportaciones artísticas y por su contribución a la participación de las mujeres en facetas como la composición musical y la dirección de orquestas, se le otorga el premio Elena Whishaw en el ámbito artístico, de la mano de Gustavo Cuéllar Cruz, alcalde de Moguer.

Victoria Aviñó.

Victoria Aviñó Tarazona

La siguiente premiada destaca en un ámbito en el que las mujeres suelen estar todavía poco representadas, la investigación científica, campo por el que ella demostró interés desde muy temprana edad. Aunque cuando era muy pequeña, en su familia no sabían si se dedicaría a la Medicina o a las Bellas Artes, porque se dedicaba a pintarrajear todos los libros de su padre, que era médico.

Victoria Aviñó Tarazona, almonteña de adopción, nació el 16 de mayo de 1984 y creció en el municipio de Almonte, siendo alumna del colegio público Lope de Vega y, posteriormente, del IES Doñana, donde encontró apoyo y orientación para su espíritu solidario y su vocación investigadora.

Eligió como profesión la práctica de la Medicina, o lo que es lo mismo, el hondo compromiso vital de la lucha contra la enfermedad, especializándose en Oncología.

Es licenciada en Medicina por la Universidad de Sevilla en la promoción 2002-2008 y especialista en Oncología Médica tras realizar su periodo de MIR en el Hospital Juan Ramón Jiménez de Huelva, entre 2010 y 2013, bajo la dirección del Dr. Bayo, obteniendo una calificación de “excelente” al finalizar la residencia.

Ha recibido multitud de cursos impartidos por las sociedades científicas de la especialidad en los ámbitos más relevantes de la oncología médica actual y participado como ponente en congresos nacionales e internacionales de la especialidad.

Su compromiso lo renueva cada día de su vida profesional, en la que compatibiliza la investigación con la atención sanitaria, donde ha dado muestras de una enorme calidad humana en el trato a sus pacientes.

En la faceta de atención sanitaria empezó tras finalizar la residencia, concretamente en el Hospital Comarcal de Riotinto, donde trabajó en patología mamaria, pulmonar y digestiva. Pero pronto pasó al Hospital Juan Ramón Jiménez, donde permanece en la actualidad, con labor asistencial centrada en consulta de tumores de origen digestivo (cáncer colorrectal, esofágico, gástrico, epatobiliar, pancreático, tumores neuroendocrinos, etc.). Además, forma parte del equipo de oncología médica del Hospital Quirón de Huelva, abarcando todas las patologías, estudios preventivos y genéticos.

En cuanto a su faceta como investigadora, Victoria ha desarrollado una importantísima labor a lo largo de su trayectoria profesional. Durante la formación como especialista, la investigación ya estuvo muy presente, con la realización del Título Propio por la Universidad de Huelva “Máster en Metodología e Investigación en Ciencias de la Salud” y con la participación en varias líneas de investigación hospitalarias.

Desde que terminó sus estudios de Medicina cuenta con innumerables publicaciones científicas en revistas especializadas y en libros sobre oncología en los que ha ido plasmando los resultados de sus investigaciones y que sería imposible enumerar ahora.

Además, desempeña la actividad de coordinadora de investigación clínica en el Hospital Juan Ramón Jiménez, coordinadora de ensayos clínicos en fase de realización para múltiples neoplasias y tutora de residentes de oncología médica en formación.

Un reconocimiento importante a sus investigaciones es el I Premio de Investigación Médica en el ámbito oncológico, otorgado por la Fundación Ángel Muriel en el año 2016, a su proyecto “Estudio epidemiológico del cáncer colorrectal (CCR) en la provincia de Huelva en el año 2014”.

Asimismo, fue galardonada por el Colegio de Médicos de Huelva con el Premio Maese Alonso 2021, otorgado a las mejores comunicaciones a congresos y trabajos publicados en revistas médicas nacionales o extranjeras. Concretamente, nuestra galardonada lo recibió en reconocimiento a su excelente proyecto de investigación y a su proyección a nivel mundial al presentar su estudio, dedicado al cáncer colorrectal, en el ‘World Congress on Gastrointestinal Cancer’, uno de los foros científicos al más alto nivel en el ámbito de la oncología.

Especialmente emotivo para ella fue el Premio Andalucía con el que su pueblo, Almonte, le reconoció en 1917 su ejemplaridad, no solo como profesional e investigadora sino también como persona.

Por sus trabajos de investigación en oncología, su compromiso por mejorar la vida de la personas y su contribución al fomento de la participación de las mujeres en la ciencia, el premio Elena Whishaw en el ámbito científico es para ella. Se lo entregó Rocío del Mar Castellano Domínguez, alcaldesa de Almonte.

Manuela Pérez Domínguez.

Manuela Pérez Domínguez

Manoli Pérez nació en Manzanilla el 17 de abril de 1947. Mujer de raíces humildes, creció como hija única y se caracterizó por ser una persona muy familiar. Tras el fallecimiento de su padre, cuando sólo tenía 14 años, Manoli se dedicó por completo al cuidado de su madre y a trabajar como costurera de trajes de flamenca.

Aunque tuvo unos estudios muy básicos, contó siempre con una gran capacidad de aprendizaje, superación y constancia, que le llevaron a realizar un curso de costura en 1965 y a iniciar una ambiciosa idea de negocio: la cooperativa de costura de Manzanilla.

En ella, Manoli comenzó como costurera pero desde su fundación (1967) empezó a ejercer cargos directivos: tesorera, encargada de personal, llegando a tener 92 personas a su cargo, y presidenta. Así, casi al inicio del proyecto, Manoli se trasladó a Madrid para conseguir el préstamo de 2 millones de pesetas, que le permitió a la Cooperativa tener su propia maquinaria y su propio local, independiente del que habían ocupado al inicio, que era propiedad de la iglesia. En total, ha estado unos 25 años dedicada a esta actividad.

Cercana al PSOE de Manzanilla, durante una etapa de su vida tuvo que renunciar, por problemas familiares, a trabajar de forma activa en uno de sus grandes sueños, la política. Así, en un momento histórico en el que las mujeres no solían tener compromisos políticos, se afilia en el año 2005, aunque fue a raíz del fallecimiento de su madre cuando se vuelca con su agrupación, perteneciendo desde entonces a la ejecutiva del partido.

Desde el año 2007 cuando el PSOE consigue la mayoría absoluta en el municipio y hasta 2015, Manoli ejerció como concejala. Ocupó las responsabilidades de igualdad, de bienestar social, de educación y de fiestas y cultura, si bien su dedicación primordial estuvo siempre dirigida a las personas de su pueblo, con las que siempre ha demostrado tener una gran sensibilidad, especialmente, con los colectivos más vulnerables: mayores, infancia y personas desfavorecidas.

Especialmente intenso ha sido también su compromiso con las mujeres, habiendo estado muy presente siempre en su movimiento asociativo, tanto del municipio como de la comarca.

Ello hizo que, desde su puesto como concejala, tuviera siempre muy presente las necesidades de conciliación en las familias, hasta conseguir abrir la Escuela Infantil “El Morabito Azul”, la primera de Manzanilla y el comedor escolar, también el primero en esta localidad.

Igualmente, a lo largo de su trayectoria, Manoli ha sido un referente por su ayuda a personas con dependencias y, actualmente, lo sigue siendo por la dinamización que está llevando a cabo en la asociación contra el cáncer, realizando numerosos eventos para recaudar fondos para esta causa.

Manoli es una persona muy discreta y muy generosa, que tiene una capacidad de ayuda infinita y cuando se trata de apoyar a los demás no sabe decir que no, ni poner límites, ayudando a quien lo necesite a pesar de no tener grandes ingresos económicos. En el municipio, continúa siendo referente de muchas personas que acuden a ella para que les resuelva distintas gestiones.

Es también una mujer muy divertida, conversadora, con buen humor, a la que le gusta mucho leer, escuchar la radio, pasear y disfrutar de todo lo que la vida le ofrece. Por toda esa trayectoria, recibe el premio Elena Whishaw en el ámbito político, de la mano de Cristóbal Carrillo Retamal, alcalde de Manzanilla.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here