Huelva se despide de su ‘Litri’

La capilla ardiente seguirá abierta hasta las 22 horas en el Salón de Plenos del Consistorio de Huelva.

0
180
'Litri'

HBN. La sociedad onubense se despide de su Hijo Adoptivo Miguel Báez ‘Litri’, cuya capilla ardiente estará hoy 20 de mayo hasta las 22 horas en el Salón de Plenos del Consistorio de Huelva, ciudad que siempre llevó en su corazón.

Asimismo, se han decretaron tres días de luto oficial durante los cuales, las banderas de los edificios municipales, así como la situada junto a la rotonda dedicada a su dinastía en la calle San Sebastián ondearán a media asta, luciendo crespón negro.

'Litri'En la tarde del pasado miércoles 18 de mayo fallecía, en Madrid, el mítico diestro onubense, a los 91 años. La noticia causó un hondo pesar en nuestra provincia. La figura del Litri, miembro de una estirpe de toreros onubenses caracterizados por su valor, forma parte de la identidad de Huelva, constituyendo un símbolo que trasciende a la propia tauromaquia. Referencia del Barrio Alto, San Sebastián, el Litri aun habiendo nacido en Gandía siempre se manifestó onubense por los cuatro costados. Sus éxitos fueron en nuestra capital aclamados y considerados como propios, dada la indiscutible simbiosis Litri-Huelva.

Hijo de Manuel Báez Quintero ‘Litri’ y hermano del malogrado Manuel Báez Gómez ‘Litri‘, Miguel nació en la localidad valenciana de Gandía el 5 de octubre de 1930. Tomó la alternativa el 12 de octubre de 1950 en Valencia, confirmándola en Madrid el 17 de mayo de 1951. Antes de la alternativa, como novillero, había obtenido innumerables triunfos en  más importantes plazas de España.

A lo largo de su carrera dejó muchas tardes y faenas en la memoria de los aficionados. Los éxitos en su profesión forman parte del libro de oro de la historia taurina. En Huelva su última actuación vestido de luces fue en 1984. Fue con motivo de la reinauguración de la plaza de toros de La Merced, en un cartel que llenó el coso y creo gran expectación. Estuvo acompañado de Curro Romero y Pepe Luís Vázquez. Los diestros lidiaron toros de Jandilla.



Prolongó la dinastía al darle la alternativa a su hijo, Miguel Báez Espínola, en septiembre de 1987, en Nimes. Los seis toreros de dicha dinastía tienen su plaza y monumento en la confluencia de las calles Jesús de la Pasión -Hermandad de la que fue teniente hermano mayor- y San Sebastián.

Miguel Báez tiene, entre otros reconocimientos, la Medalla de Oro de las Bellas Artes, la Medalla de Andalucía y la Medalla de Oro de la Provincia de Huelva.



Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here