'Onubense por el Mundo'

Carmen Arroyo se marchó a Francia para cumplir su sueño de ser profesora de español

A sus 23 años vive en Firmi con su novio Sergio, también onubense, y ya han conseguido formar una vida juntos, planeando casarse y comprarse allí una vivienda.

0
357
Carmen vive con su pareja en Firmi, desde hace casi dos años.

Cristina Morales. Cumplir los sueños es siempre duro, pero la gratificación que da cumplirlos sin duda lo compensa. En ese proceso se encuentra la onubense Carmen Arroyo Rodríguez, que lleva casi dos años en Francia con el objetivo de convertirse allí en maestra de español. Su plan era ir unos meses al país vecino a perfeccionar su idioma, pero al final se ha quedado allí y estudia las oposiciones para lograr su sueño.

Está estudiando las oposiciones para ser maestra de español en Francia.

Gracias al empujón que le dio su novio marchándose a Francia con ella, Carmen Arroyo ha conseguido establecerse allí y ha logrado un trabajo indefinido en un Supermercado, mientras estudia. Juntos han conseguido también avanzar en su relación y tienen ya pensado comprarse juntos una casa allí y casarse.

Actualmente viven en Firmi, una pequeña ciudad en la que ya quieren formar su vida juntos. Con tan solo 23 años, Carmen Arroyo tiene muy claro lo que quiere en la vida y que su prioridad es dedicarse a su gran pasión: la enseñanza. Hablamos con ella para que nos cuente mejor su experiencia como ‘Onubense por el Mundo’.

– Cuéntanos un poco de ti.
– He estudiado hasta los 16 años en el colegio virgen del Rocío, hice el bachillerato en el IES Alto Consuegro y después entré en la universidad para hacer educación primaria, la carrera que siempre quise hacer. Lo que nunca hubiera imaginado es hacerla con la especialidad de francés. Empecé a estudiar francés en la ESO pero fue en el bachillerato donde empezó a interesarme especialmente. En el último año de la carrera mi profesor de Francés me recomendó pedir la beca de asistente de conversación que me permitiría salir 7 meses de mi país hacia algún país de habla francesa con el fin de perfeccionar el idioma. Al principio tuve muchas dudas ya que el COVID estaba muy reciente y me daba mucho miedo irme tanto tiempo, sola y sin saber si a causa del COVID se volverían a cerrar las fronteras.

Finalmente mi pareja decidió venir conmigo y buscar trabajo aquí, lo que me dio la fuerza que necesitaba para irme así que aquí estoy viviendo en una pequeña ciudad al suroeste de Francia. Actualmente, estamos los dos trabajando, aunque mi contrato como asistente de conversación duró sólo 7 meses, antes de que terminara un trabajo ya había encontrado el otro, con un contrato indefinido. Gracias a que nos vinimos a Francia, estamos en curso de comprar una casa, hemos comprado dos coches y vamos a casarnos.



Su novio Sergio, también onubense, se fue a vivir con ella.

– ¿Por qué decidiste irte fuera?
– Soy profesora de educación primaria con la especialidad de francés y mi objetivo era perfeccionar el idioma.

– ¿Cuánto tiempo llevas fuera de España?
– Llevo desde septiembre de 2020, es decir, 1 año y 8 meses fuera.



– ¿A qué te dedicas?
Actualmente trabajo en un supermercado, pero mientras estudio y me preparo para las oposiciones de profesora de español.

– ¿Dónde vives? ¿Cómo es esta ciudad?
– Actualmente vivo con mi novio, que vino conmigo desde Huelva, en Firmi. Es una ciudad muy muy pequeña pero con muchos sitios de interés a su alrededor como Rodez, Conques o Villefranche de Rouergue. Personalmente no la considero ciudad, para nosotros sería más un pueblo pero aquí se considera ciudad.

– ¿Cómo es vivir ahí? ¿Es muy diferente a España?
– Sí que es diferente, en todos los sentidos y no siempre para bien, claro. En cuanto al nivel de vida es más caro que en España pero sin embargo te lo puedes permitir, no tienes el estrés de no saber si llegarás a fin de mes. Llegas y además tienes para ahorrar. Es un país que te permite crecer personal y profesionalmente. Sin embargo, nos faltan nuestras costumbres, Semana Santa, El Rocío… estamos lejos y aunque tengamos vacaciones no podemos estar para todo.

En la imagen con su familia, a los que más echa de menos.

– ¿Cómo estás viviendo allí la pandemia?
– Bueno ahora con la guerra no se escucha tanto la pandemia como antes. Al principio fue duro, vivimos un confinamiento más que vosotros en España, lo que complicó todo más. Pero actualmente estamos bien, ya ni siquiera son obligatorias las mascarillas, yo ya no la llevo para trabajar, así que diría que estamos volviendo a la normalidad.

– ¿Qué estás haciendo en estos momentos?
– Tanto mi pareja como yo tenemos contratos indefinidos por lo que estamos buscando una casa para comparar y además nos vamos a casar.

– ¿Es tu primera estancia en el extranjero? Si

– ¿Cuál es tu balance de la experiencia por ahora?
– Muy positivo pero creo que aún tiene que mejorar más. Es cierto que tengo un trabajo fija indefinida con el que no me falta el dinero, pero no dejo de luchar por lo que realmente quiero hacer que es dar clases.

– ¿Te has marcado algún nuevo objetivo o reto?
– Ser profesora de español

– ¿Qué piensa tu familia y amigos de tu aventura?
– Todos están muy orgullosos, incluso a veces más que yo misma, porque para mí no tiene tanto mérito venir al extranjero a trabajar como trabajar de lo que realmente te hace feliz, y yo todavía no lo he conseguido.

– ¿Cuáles son tus planes futuros?

Comprar una casa y casarme

De omento no piensan en volver a España.

– ¿Piensas volver a España, a Huelva, en breve?

No, en breve no. Pienso volver, es mi tierra, pero no ahora.

– ¿Qué es lo que más echas de menos de tu tierra?

Mi familia, mis amigos, el clima y la playa.

– Para terminar: un mensaje a tus paisanos.
– Sé qué es muy duro tomar la decisión de salir de tu país en busca de un futuro mejor, pero no hay que tener miedo y hay que dar el paso porque Huelva siempre será nuestra casa, pero no siempre encontraremos lo que necesitamos en casa.

Carmen Arroyo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here