Huelva recién descubierta. El ecuador del siglo XX, la arquitectura edilicia de la ciudad

Antonio Delgado Pinto nos trae cuatro lugares imperdibles de Huelva en la última entrega de su sección Huelva recién descubierta.

0
249
La arquitectura edilicia de la ciudad

Antonio Delgado Pinto. La arquitectura edilicia de la ciudad. Llegamos a la décima entrega de esta Huelva recién descubierta, después de pasar revista a cuarenta edificios relevantes de Huelva y provincia. Sus colores inusuales, la perspectiva o algunos de sus detalles me han parecido tan interesantes que he querido reflejarlos aquí para llamar la atención sobre el valor arquitectónico, etnográfico o histórico de cada uno de ellos.

Terminamos la serie deteniéndonos en cuatro edificios importantes de nuestra ciudad, construidos en pleno siglo XX, entre el momento en que el auge minero llegaba a su cota más alta y la etapa en que comenzaría la singladura de las nuevas industrias en la carretera de la Punta del Sebo. La arquitectura edilicia de la ciudad:

La arquitectura edilicia de la ciudad
Torreón del palacio de Mora Claros.

PALACIO MORA CLAROS

Muy cerca de la Casa del Millón o de Quintero Báez, con la que conecta visualmente, se levanta esta construcción de principios del siglo XX.

Concebido en 1912 en forma de palacete por su arquitecto Moisés Serrano Mora y completado media docena de años después con el magnífico torreón de la esquina, por José María Pérez Carasa, fue desde su edificación el paradigma de la arquitectura burguesa del siglo XX en nuestra ciudad.



A mediados de los años noventa, el arquitecto Carlos Barranco volvió a levantar la torreta, derribada treinta años antes por el terremoto de 1968.

La puerta principal está en el chaflán, entre las dos fachadas laterales.

BANCO DE ESPAÑA



El arquitecto José Yarnoz Larrosa levantó en 1938, en una de las esquinas de la Plaza de las Monjas, este edificio de fachadas simétricas y de aspecto sólido. Dentro de la sobriedad del estilo neoclásico, el diseño de las dos plantas superiores, a base de columnas, lo emparentan de igual modo con el barroco andaluz.

Es necesario mencionar dos detalles interesantes: la fachada principal está insertada en el chaflán del edificio y las ventanas del zócalo son un excelente método para dotar de suficiente luz al sótano.

En la actualidad, está siendo restaurado para ubicar en él en Museo Provincial.

Fachada del edificio de Aduana antes de su rehabilitación.

ADUANA

El contraste de colores de la piedra y el ladrillo, y la baranda que recorre la cornisa son los elementos característicos de esta construcción de estilo regionalista, cuya planta en forma de ele se ubica en uno de los extremos de la Plaza Doce de Octubre, en cuyas inmediaciones se levantan también los obeliscos y las farolas construidas con motivo de la Exposición Iberoamericana de 1929, con los que tiene gran conexión visual.

No es difícil encontrar en internet fotografías de trenes, cuando las vías que unían las estaciones de Zafra y Sevilla pasaban justo al lado del edificio.

El proyecto de reforma de la Aduana del arquitecto Luis Díaz del Río se completó en 1986.

El estilo herreriano está presente en las torres del Ayuntamiento.

AYUNTAMIENTO

Durante mi infancia y adolescencia lo identifiqué como un modelo a escala reducida del Ministerio del Aire de Madrid, lugar donde viajábamos bastante en aquella época. Posteriormente he descubierto otros edificios que también me lo han recordado, como el actual Parador Nacional de Lerma o el Palacio de Santa Cruz en Madrid.

Fue diseñado, según los cánones herrerianos, por los arquitectos Francisco Sedano Arce y Mateo Gaya Prado en los años cuarenta del siglo pasado, inaugurándose en 1949, sobre el solar donde había estado ubicada la cárcel vieja, cuando la Gran Vía aún no estaba terminada.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here