Huelva recién descubierta. Cuatro clínicas de la capital

Antonio Delgado Pinto nos trae esta semana cuatro clínicas de la capital de principios del siglo XX.

0
233
cuatro clínicas de la capital

Antonio Delgado Pinto. Cuatro clínicas de la capital. 1900, los albores del modernismo en la construcción de edificios sanitarios de Huelva.

La perspectiva, los colores desacostumbrados o los detalles inéditos son las características de este proyecto que nace de la idea de poner en valor el patrimonio arquitectónico de nuestra ciudad y de los pueblos de la provincia, mediante la llamada de atención sobre algunos rincones, fachadas o fragmentos de edificios que en nuestro deambular diario a veces nos pasan desapercibidos y que, sin embargo, forman parte indisoluble de nosotros mismos.

La importancia de la construcción sanitaria en Huelva puede que tuviera bastante que ver con la huella británica en la provincia. Edificios de mucho interés artístico relacionados con la atención médica, como el hospital inglés, la clínica de MacKay y MacDonald, la Gota de Leche, la Jefatura Provincial de Sanidad o las cuatro clínicas que presentamos hoy, jalonan la arquitectura las últimas décadas del siglo decimonónico y las primeras del siguiente.

Cuatro clínicas de la capital. 1900, los albores del modernismo en la construcción de edificios sanitarios de Huelva.

Fachada principal de la casa de Antonio Checa, reconvertida en clínica y después en sede sindical.

CLÍNICA 18 DE JULIO, 1904



La calle Puerto fue hasta mediados del siglo pasado el enclave edilicio y burgués por excelencia: el Ayuntamiento, la casa de Quintero Báez, la casa Trianes, el palacio de Mora Claros, la magnífica construcción de la pensión Onuba y este edificio, que fue proyectado por el arquitecto Francisco Monís en 1904.

El modernismo, el neogótico e incluso el neoclásico se mezclan en esta fachada que fue primero la vivienda particular del empresario Antonio Checa; clínica, a partir de la guerra civil; y sede de un sindicato, después de su última rehabilitación en 1989.



cuatro clínicas de la capital
Fachada simétrica de la vivienda y clínica del doctor Vázquez Limón.

CONSULTA DEL DOCTOR VÁZQUEZ LIMÓN, 1906

Este edificio modernista se construyó en la primera década del siglo XX como vivienda particular y consulta del cirujano Francisco Vázquez Limón, en la calle La Fuente, donde ya existía la casa-palacio de los Garrocho, tristemente desaparecida, como tantas otras edificaciones de interés de la capital. De hecho, podemos decir que ninguna construcción anterior al ecuador del siglo pasado ha sobrevivido en esta calle, si exceptuamos esta pequeña clínica.

Los elementos metálicos de la consulta del doctor Zarza Mora fueron realizados por la fundición Thomas Morrison.

CONSULTA DEL DOCTOR ZARZA MORA, 1907

Situada en la calle Vázquez López, este precioso edificio modernista también fue diseñado por el arquitecto Francisco Monís. El Inventario de Edificios de Interés de la Ciudad de Huelva, publicado por el Colegio de Arquitectos en 1977, ponía de relieve su interesante mobiliario, estufas, techos, vidrieras o pinturas. Gran parte de sus elementos metálicos se deben a los trabajos de la fundición de Thomas Morrison. Quizás por ese importante valor de muchos de sus elementos ya históricos, el edificio haya sido elegido para utilizarlo como sede judicial.

Puerta principal de la consulta del doctor Sanz de Frutos ya reconvertida en Conservatorio.

CONSULTA DEL DOCTOR SANZ DE FRUTOS, 1909

Considerado como uno de los edificios modernistas más logrados de la ciudad, fue proyectado en 1909 por el arquitecto Francisco Hernández Rubio como vivienda particular. Una enorme y magnífica cúpula de bronce, poco visible desde la calle, corona su fachada simétrica.

Entre 1944 y 1976, fue la consulta particular del doctor Sanz de Frutos. Posteriormente, el arquitecto José Álvarez Checa lo reformó 1985 para su uso como conservatorio de música.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here