Onubenses de adopción

El guatemalteco Sender Ariel Godoy vive en Huelva desde hace 5 años por amor

Trabaja en el sector audiovisual onubense.

0
649
Sender Ariel Godoy
Sender se mudó a Huelva desde Guatemala por amor.
Comparte esta noticia

Cristina Morales. Hoy, en nuestra sección Onubenses de adopción, vamos a conocer la historia de un verdadero enamorado de Huelva y provincia. Se trata de Sender Ariel Godoy Gómez, de 35 años, que nació en Amatitlán (Guatemala), pero que lleva ya 5 años viviendo en Huelva. Como él dice, hay dos razones poderosas que te hacen normalmente cambiar de país, el trabajo o el amor, y la segunda opción fue el motivo por el que decidió dejar su vida en su país y venir a Huelva. Primero vino de visita, comenzaron su relación a distancia y en 2017 decidió quedarse con su pareja, con la sigue y vive feliz en nuestras tierras.

Es natural de Amatitlán, Guatemala.

Sender Ariel Godoy estudió Comunicación y Producción Audiovisual y el Máster en Medios de comunicación en Guatemala. Actualmente es realizador audiovisual en la Agencia Bis en Huelva y postproductor en Aseting Informática. El trabajar en el sector audiovisual onubense le ha permitido conocer una buena parte de la provincia de Huelva, ya que ha participado en la producción de los vídeos de campañas de turismo como ‘Huelva mucho que ver’ o ‘Huelva eleva tus sentidos’, además de vídeos turísticos para otros municipios de la provincia.

Eso le ha hecho ser un auténtico enamorado de Huelva, sus pueblos, su vida, sus gentes y la gastronomía. Tanto es así que de momento no se piensa mover de aquí, solo por vacaciones. Hablamos mejor con Sender Ariel Godoy para que nos cuente en primera persona su historia.

Una imagen de su infancia con su familia en su ciudad natal.

– Encantados Sender Ariel Godoy, comenzamos con las preguntas… ¿A qué te dedicas?
Actualmente soy realizador audiovisual, en Agencia Bis en Huelva, y postproductor en Aseting Informática. Estudié Comunicación y Producción Audiovisual y el Máster en Medios de comunicación en Guatemala, antes de mudarme a Huelva, estuve trabajando como postproductor en la agencia BBDO en Guatemala.

El trabajar en el sector audiovisual, me ha permitido conocer una buena parte de la provincia de Huelva, he participado en la producción de los vídeos de la campaña de turismo “Huelva mucho que ver” y “Huelva eleva tus sentidos”, así como también en algunos vídeos turísticos para Cartaya y la mancomunidad de la sierra minera, ahora que hago memoria, si han sido un buen número de pueblos recorridos.

Me dedico más al vídeo, pero me gusta la fotografía, así que de vez en cuando cogemos las cámaras con mi amigo Diego y vamos a conocer y fotografiar rincones de Huelva. En 2019 decidimos apuntarnos al rally fotográfico que organiza la asociación club onubense de fotografía la luz, y una de las alegrías del rally fue llévame el primer premio por una fotografía realizada en el paseo de la ría, que dicho de paso, es uno de mis lugares favoritos para ver el atardecer.

– ¿Por qué decidiste venir a España?
Dicen que regularmente son dos las buenas razones por las que se cambia de país, una es el trabajo y otra el amor, y en mi caso fue el amor. En 2014 conocí en Huelva a mi pareja, Iuliana Ramona, quién me cuenta vino para estar un año y lleva ya 14 años en Huelva. En 2014 estuve unos días de vacaciones, después volví en 2016 y empezamos a tener una relación a distancia, y en febrero del 2017 decidí mudarme a Huelva, y aventurarme en la ciudad que desde entonces se ha convertido en mi casa.



Se dedica al sector audiovisual en Huelva.

– ¿Cuánto tiempo llevas aquí?
– Me mudé a Huelva a finales de febrero de 2017, ya 5 años.

– ¿De dónde eres? ¿Cómo es esta ciudad?
– Nací en Amatitlán, una ciudad a 27 kilómetros al sur de la ciudad capital, Guatemala. Está rodeada de montañas y tiene un lago, al que íbamos de chicos con uno de mis tíos a pescar. El clima es tropical y tiene una temperatura media de 21 a 30 grados, es una ciudad donde no se conoce el “chaquetón” de invierno, y debido a las constantes lluvias, el paisaje suele estar verde la mayor parte del año.

– ¿Cómo es vivir ahí? ¿Es muy diferente a España?
– Ciertamente hay una diferencia cultural entre ambos países, pero también hay pequeños detalles que nos unen, tanto a nivel cultural, como gastronómico. Se me hizo curioso que en Semana Santa comiera las famosas torrijas, al igual que en Guatemala, y en las mismas fechas, pero con la diferencia que en Guatemala se llaman “torrejas”. Así como salir a las calles y ver “los pasos” recorriendo la ciudad. Guardando las distancias, en Amatitlán, también salen las “procesiones” a recorrer las calles, mientras son acompañadas por las hermandades, feligreses y llevadas en hombros por los cucuruchos, lo que en Huelva viene a ser los costaleros.

Amatitlán como la mayoría de ciudades latinoamericanas, es una ciudad de contrastes, tiene zonas tranquilas y con poder adquisitivo y zonas más humildes. Pero Amatitlán además de ese contraste tiene el lago y áreas verdes, donde vecinos y turistas pueden disfrutar de los paseos a la orilla del lago y en la misma zona se encuentra el parque de las Ninfas, un lugar con muchos árboles, donde se dan paseos a caballo, hay espacio para barbacoas y se puede disfrutar de los dulces y comidas tradicionales.

Se encuentra feliz y realizado con su profesión en Huelva.

– ¿Cómo has vivido la pandemia?
– Al inicio han sido momentos de incertidumbre, en el tema laboral, de salud y la distancia que nos separa de mi familia. Durante el tiempo de cuarentena estuve teletrabajando, y manteniendo comunicación con familiares, amigos y compañeros de trabajo a través de las videollamadas. También aumentamos el hacer deporte en casa con mi pareja, pero no fue tan eficiente porque fue exponencial a los biscochos que se hicieron en casa.

– ¿Qué estás haciendo en estos momentos?
– Actualmente sigo trabajando como responsable de vídeo en Agencia Bis y postproductor en Aseting Informática. Sigo haciendo vídeos turísticos e institucionales, dentro de los cuales son para la Universidad de Huelva, Turismo de Cartaya, Bis Esports y demás clientes de Agencia Bis. Realmente me siento afortunado por estar trabajando en algo que me gusta y apasiona.

– ¿Es la primera vez que estás fuera de tu país?
– Por una larga temporada si es la primera vez, pero estuve viviendo un tiempo en Costa Rica por estudios, y por trabajo en México.

– ¿Cuál es tu balance de la experiencia por ahora?
– Hasta el momento ha sido una experiencia muy enriquecedora, el estar en un lugar donde se habla el mismo idioma, es una gran ventaja, además el confrontar ideas y visiones de la vida, amplía la perspectiva de vida. También he tenido la suerte de coincidir y conocer gente muy buena, amable y acogedora. El carácter de los onubenses es alegre, de compartir y charlar. Puedo decir que se ha forjado amistad con el trato cercano que me han brindado familias onubenses.

– ¿Te has marcado algún nuevo objetivo o reto?
– Siempre me ha atraído el mundo audiovisual, y estamos en la etapa de preproducción de un cortometraje con unos amigos, he desarrollado el guion y esperamos que en el 2022 este todo listo para el rodaje.

De momento solo piensa volver a Guatemala por vacaciones.

– ¿Qué piensa tu familia y amigos de tu aventura?
– Había estado fuera del país, pero nunca fue por tiempos muy largos. Pero el tomar la decisión de mudarme, sabiendo que esta vez sí sería por una temporada muy larga si parecía un poco locura y más cuando se tiene un trabajo estable, una familia cercana y los amigos de la infancia muy cerca.

Pero lo bueno de tener buenos amigos y una familia comprensiva, es que apoyan las decisiones, siempre escuché decir que con respecto a esa decisión, si la creía conveniente, ellos me apoyaban. Y aunque la distancia es grande, el cariño y apoyo, se sienten muy cercanos, además el reencontrarnos las veces que he ido, ha sido motivo de una alegría acumulada.

– ¿Piensas volver a tu lugar de origen en algún momento?
– De momento iré solo de vacaciones, en Huelva se está muy bien y más en verano.

– ¿Qué es lo que más echas de menos de tu tierra?
– Las reuniones familiares para compartir una barbacoa, esas reuniones que inesperadamente se convertían en fiesta, bastaba con invitar a hermanos y algunos primos, para que la casa de mis padres se convirtiera en una fiesta de domingo. No hacía falta ponerse de acuerdo con días de anticipación para llevar comida y bebida, sino que muchas veces surgían espontáneamente y en un “pis pas” ya estaba la música puesta, la carne en las brasas y las bebidas en las manos.

– Para terminar: un mensaje a los onubenses de parte de Sender Ariel Godoy.
– Quiero agradecerles su hospitalidad y sobre todo a aquellos con quienes he coincidido desde el primer año que he estado aquí, en especial a Javi y Álvaro, directores de agencia bis, con quienes he tenido la oportunidad de conocer la provincia de Huelva, no solo por trabajo, sino también por ocio, desde la sierra hasta las kilométricas playas, de disfrutar del buen vino del Condado, de las gambas y el jamón de la sierra.

Y también hacerles una invitación para apreciar y disfrutar de cada rincón de Huelva, en cualquier estación del año. Es una maravilla vivir en la ciudad de España con más horas de sol al año.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here