Sandfire MATSA comienza una nueva era en su trayectoria minera

La compañía australiana Sandfire Resources Ltd, dedicada al sector de la exploración y la minería, ha formalizado la compra del 100% de Minas de Aguas Teñidas.

0
372

Redacción. La compañía minera MATSA, Minas de Aguas Teñidas, ubicada en la provincia de Huelva, ha iniciado su transición hacia Sandfire MATSA, después de que la empresa minera internacional con sede en Australia, Sandfire Resources Ltd, completara la adquisición del 100% de este complejo minero metálico de clase mundial.

Sandfire es una compañía minera dinámica e innovadora, con un sólido historial de operaciones mineras subterráneas seguras y rentables.  Cotiza en la Bolsa de Valores de Australia (ASX) y tiene su sede en Perth (Australia). Cuenta con operaciones en distintos puntos del mundo: Australia Occidental, Botswana (África), Montana (EE. UU.) y ahora España.

En línea con el propósito de Sandfire de crear valor a través de las oportunidades, el negocio de Sandfire está respaldado por un compromiso demostrado con los más altos estándares de salud, seguridad, responsabilidad y sustentabilidad.

Sandfire comparte con MATSA sus valores fundamentales, entre los que se encuentran la honestidad, la responsabilidad y la colaboración, entre otros.

Gracias a su profundo conocimiento y experiencia como empresa minera en funcionamiento, Sandfire ofrece a MATSA estabilidad, certidumbre y el compromiso de colaborar con el equipo actual para mejorar, optimizar y, en última instancia, hacer crecer las operaciones existentes. A su vez, MATSA representa una inversión fundamental para Sandfire, que se convertirá en la piedra angular de sus operaciones globales.



«Estamos emocionados de compartir nuestro orgullo por lo que hacemos y por cómo lo hacemos, creando oportunidades para nuestro equipo, para las comunidades en las que operamos y para el resto de nuestros grupos de interés».

Estas declaraciones proporcionan una clara indicación de la intención de Sandfire de continuar construyendo sobre lo que la empresa onubense ha logrado hasta ahora. En esta línea, Karl Simich, el fundador, director general y CEO de Sandfire, ha asegurado a los trabajadores de Sandfire MATSA que «durante este periodo de integración intentaremos minimizar cualquier interrupción en las operaciones».



A pesar de este proceso de cambio, la estructura organizativa de la empresa con sede en Huelva continuará en gran medida como lo ha hecho hasta la fecha, y el equipo de liderazgo local seguirá gestionando el negocio bajo el modelo operativo descentralizado de Sandfire. El equipo de MATSA reportará al jefe de Operaciones de Sandfire, Jason Grace, y contará con el apoyo del resto del equipo ejecutivo de Australia Occidental.

En palabras de Audra Walsh, directora general de Sandfire MATSA, «estamos ilusionados con esta nueva etapa en la trayectoria de la compañía. Nuestro compromiso compartido con los más altos estándares de seguridad, responsabilidad y sustentabilidad nos permitirán garantizar la seguridad y la salud de nuestros trabajadores y seguir poniendo nuestro esfuerzo en lograr la excelencia y eficiencia en todos nuestros procesos».

Sandfire MATSA, motor económico en su entorno

Sandfire MATSA tiene un impacto económico anual de unos 190 millones de euros en el territorio, entre pagos a proveedores y contratistas, salarios, tasas e impuestos.

En la actualidad, genera unos 4.000 puestos de trabajo, entre trabajos directos, indirectos e inducidos. Su plantilla está conformada por unas 750 personas, con un 90% de empleo indefinido y una media de edad que ronda los 42 años en el caso de los hombres y los 36,5 en el de las mujeres.

En torno al 80% de sus trabajadores proceden de su entorno próximo, promoviendo también la contratación de proveedores y empresas de servicios locales.

La actividad de Sandfire MATSA consiste en la investigación y explotación de yacimientos minerales y su tratamiento en la planta de procesamiento, ubicada al norte de la Faja Pirítica Ibérica, en el municipio de Almonaster la Real, en Huelva. Es titular de los derechos de explotación de las minas subterráneas Aguas Teñidas, Magdalena y Sotiel, todas ellas en la provincia onubense.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here