Se hacen realidad proyectos de siete asociaciones onubenses

Los ganadores reciben sus Premios al Valor Social de la Fundación Cepsa.

0
333

Redacción. Este martes, el Palacio Mora Claros fue testigo de la importante actividad solidaria que se lleva a cabo en la provincia de Huelva de la mano de los Premios al Valor Social de la Fundación Cepsa. Estos premios, que, en palabras del delegado de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación, Manuel Antonio Conde, “se han convertido en un baluarte de la solidaridad”, son un clásico marcado en rojo en la agenda de las entidades dedicadas a ayudar a los ciudadanos más desfavorecidos o en riesgo de exclusión.

Niños de centros de protección de menores, adolescentes, jugadores en rehabilitación, afectados por secuelas psicológicas de la pandemia, inmigrantes, personas con discapacidad intelectual y enfermos de cáncer. Estos son los campos de trabajo de los proyectos presentados por las asociaciones y entidades solidarias premiadas. Representantes de los ayuntamientos de Huelva y de Palos de la Frontera, así como de la Junta de Andalucía conocieron de primera mano a las personas que están detrás de las acciones que Cepsa apoya con un total ochenta y cuatro mil euros en Huelva.

Los premios fueron recogidos por los representantes de los ganadores. Dos de ellos fueron elegidos por votación por los más de diez mil empleados de Cepsa alrededor del mundo, y ambos recayeron en proyectos onubenses, concretamente el proyecto presentado por la Asociación Vida Adulta de Personas con Discapacidad Intelectual (AVADI), denominado “Programa de apoyo a familiares de personas con discapacidad intelectual”, y en La Asociación Española contra el Cáncer en Huelva, galardonada por su proyecto “Servicio de ayuda a domicilio-especializado, de intervención urgente, para pacientes oncológicos en situación paliativa”. Andrés Balbás y Gloria Puy, presidentes de ambas entidades, recogieron los premios acompañados de sus padrinos solidarios, Luis Santiago Parra y José Antonio Martínez Villa.

Los premios del jurado, que destacó la excelencia de los mismos y la seriedad de todos los proyectos a concurso, se otorgaron a:

AONUJER, que apoya a jugadores en rehabilitación, y que trabaja para prevenir la ludopatía en jóvenes y adolescentes, y que proyecta un parque terapéutico que ayude a su labor. Recogió el premio su presidente, Jorge Barroso, acompañado de Mariano Solís, empleado de Cepsa que apadrinó el proyecto.



CRECER CON FUTURO y su programa de familias colaboradoras, que tiene por objeto cambiar la suerte de niños y niñas que viven en centros de protección de menores gracias a la implicación de Familias Colaboradoras que quieran participar en su cuidado, acogiéndoles los fines de semana y vacaciones, y ofreciendo la posibilidad de crear un modelo familiar positivo para su futuro.

CAMINAR, que dedica sus esfuerzos a la inserción socio laboral de la mujer en condiciones de igualdad, y su proyecto de salud integral post-Covid, para disminuir las consecuencias del malestar psicofisiológico producido por la pandemia. Inmaculada Gallardo, presidenta de CAMINAR estuvo acompañada por Eduardo García, su padrino solidario en Cepsa.



ASITES Teléfono de la Esperanza, por su proyecto de “Intervención psicoeducativa con adolescentes y familias en la provincia de Huelva”, que pretende servir de apoyo a adolescentes en su proceso de maduración personal y social. El presidente Luis Benítez Ferrero recogió el premio al proyecto apadrinado por Igor Casimiro-Soriguer.

FECONS, cooperación Norte-Sur, podrá reconstruir los daños sufrieron sus instalaciones en Lepe por el temporal del pasado mes de septiembre, y que dejaron sin el soporte necesario a las personas en situación de vulnerabilidad a las que acogía. Raquel Muiño y Marius Nsadap representaron a la entidad solidaria, y estuvieron acompañados por Milagros García durante la recogida del premio.

El jurado de los premios, formado por Alfonso Aramburu, Luciano Gómez, José Antonio Nielsen-Hidalgo, Teresa Pulido, Jesús Velasco y Manuel Antonio Conde, destacó la seriedad y brillantez de los proyectos a los que la Fundación Cepsa dará soporte durante los meses venideros.

El acto lo cerró el delegado territorial de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación, Manuel Antonio Conde del Río, miembro del jurado, que declaró que “estos premios se han convertido en baluarte de la solidaridad, una garantía para reconocer e impulsar iniciativas sociales que favorezcan la inclusión y el bienestar de aquellos colectivos o personas menos favorecidas. Sin duda, los Premios Valor Social Cepsa son imprescindibles para seguir visualizando iniciativas, personas, actividades, entidades… Que vigilan por el bienestar de las personas. Pertenecer a este jurado, tras nuestra consejera Rocío Ruiz en la anterior edición, es una responsabilidad que he asumido con el compromiso que desde la Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación, tenemos con la ciudadanía”. El Delegado destacó la importancia de la colaboración entre la Fundación Cepsa, las instituciones como la Junta de Andalucía y las entidades solidarias para llevar a cabo estos proyectos tan ambiciosos.

La Fundación Cepsa envió un mensaje a todas las personas y entidades que realizan labores sociales y solidarias en Huelva para que presenten sus proyectos para la edición 2022, ya que, en palabras de Jesús Velasco, responsable de la fundación en Andalucía y Canarias, “está en el ADN de Cepsa y de todos sus profesionales en Huelva formar parte activa desde hace 18 años de nuestra sociedad, y dar apoyo a las personas valientes que buscan el bien común en Huelva”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here