The Times se hace eco del estado de abandono del Cementerio Británico de Huelva

El rotativo anuncia que la Comisión de Tumbas de Guerra de la Commonwealth enviará en unos meses a Huelva una delegación para estudiar el asunto in situ.

1
482

Redacción. Huelva de nuevo tiene cabida en las páginas del más prestigioso periódico británico, The Times. Pero en esta ocasión en sentido negativo, aunque puede interpretarse como una buena noticia si sirve para despertar conciencias.

Artículo en la edición impresa.

Firmado por el corresponsal Isambard Wilkinson, el artículo se ilustra con una imagen de la cancela de entrada al cementerio británico y otra del interior, donde se aprecia el dominio de la maleza. El periodista traslada a la Comunidad Británica de esta forma la denuncia por el abandono del camposanto, cuya titularidad a principios de los 90 fue cedida por el Gobierno Británico a la Iglesia Anglicana en España. El resultado es el que se ve, pasados los años el estado es lamentable.

Estado de tumbas del cementerio.

En 2016 un grupo de onubenses, con complicidad municipal, se desplazó al lugar para hacer una limpieza. La actuación permitió al menos el acceso a las tumbas y un cierto decoro. Desde entonces la dejadez ha vuelto a constituir el espacio en una ‘pequeña selva’ donde es complicado incluso identificar tumbas.

Wilkinson reproduce declaraciones al respecto de Gladys Méndez Naylor, nieta de Thomas Naylor, uno de los ingenieros cuyos restos descansan en este cementerio. Otro nombre conocido relacionado con este lugar es el de William Alexander Mackay, médico que junto a su tío Macdonald tuvieron un protagonismo destacado en la sanidad onubense durante muchas décadas desde finales del siglo XIX. Mackay fue, además, uno de los fundadores del Recreativo de Huelva. Allí están enterrados su primera mujer y dos de sus hijos.

Otra perspectiva del estado de abandono.

En este sentido el artículo de The Times expresa, así mismo, la tristeza que experimentó la biznieta de Mackay, Charlotte, en su visita a Huelva al acercarse a los aledaños de la Soledad. Algo similar a algunos de los  descendientes de los que allí yacen. La mayoría -hay tumbas del siglo XIX- ya no tienen familiares por estas tierras. En el cementerio, a parte de británicos, hay enterradas personas de otras nacionalidades, pero con la denominación común de no ser católicos.



El periodista hace referencia también a la discrepancia entre la Iglesia Anglicana y el Ayuntamiento de Huelva en relación al proceder con el problema. Como consecuencia de la toma en consideración de la cuestión, Isambard anuncia que la Comisión de Tumbas de Guerra de la Commonwealth enviará en unos meses a Huelva una delegación para estudiar el asunto in situ.

 

 



1 Comentario

  1. Una auténtica vergüenza para esta ciudad, su equipo municipal de gobierno y su alcalde a la cabeza. Ayy si fuera algo relacionado con las hermandades…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here