El diagnóstico precoz es clave para el tratamiento del VIH/Sida

Se trata de concienciar sobre su importancia con motivo del día mundial de esta enfermedad.

0
204

Redacción. La delegada territorial de Salud y Familias, Manuela Caro, ha visitado hoy, con motivo de la celebración del Día Mundial de la Lucha contra el Sida, la sede en la capital de la Asociación Olontense contra la Droga, una de las seis entidades que desarrollan en Huelva el Programa de detección precoz del VIH en el ámbito comunitario, prestación impulsada por la Junta que tiene como objetivos disminuir el número de nuevos casos y agilizar el diagnóstico para iniciar cuanto antes el tratamiento. Sus destinatarios son personas que hayan realizado prácticas de riesgo, como mantener relaciones sexuales sin protección o compartir material de inyección para el consumo de drogas.

Caro ha destacado el funcionamiento de este programa, “que permite a través de una sencilla y rápida prueba, a partir de la recogida de saliva o de una pequeña muestra de sangre obtenida por dígito-punción, la detección de los anticuerpos que produce el organismo en respuesta al virus”. En los dos últimos años se han llevado a cabo en la provincia un total de 229 de estos test, con 1 resultado positivo, que son realizados por las propias asociaciones en colaboración con la administración sanitaria con vistas a facilitar su accesibilidad a la población diana.

Junto a la Asociación Olontense Contra la Droga, las otras entidades participantes son: Arrabales, Fundación Triángulo, Resurrección (Punta Umbría), Cruz Roja y Mujeres en Zona de Conflicto (MZC). La Consejería de Salud y Familias distribuye los test rápidos de diagnóstico y es la responsable de la formación de los técnicos que se encargan de efectuarlos, en la que se incide en el protocolo de uso, así como en el aprendizaje de habilidades emocionales para la atención a usuarios con VIH y de comunicación con pacientes, allegados y otros profesionales.



Para poner en valor la importancia de este programa de detección precoz, la delegada territorial ha explicado que el retraso diagnóstico “es un serio problema de la infección por VIH debido a su elevada frecuencia, tanto a nivel mundial como en nuestro entorno, donde el 53,9% de las nuevas infecciones por VIH en 2020 cumplieron esta definición, y a las graves consecuencias médicas que ocasiona, ya que las personas que se diagnostican tardíamente, al no acceder al tratamiento antirretroviral, presentan una mayor incidencia de numerosas enfermedades, lo que provoca que su mortalidad sea bastante superior a la de las personas que se benefician del tratamiento antirretroviral de manera más temprana”.

Además, los diagnósticos tardíos tienen influencia directa con la transmisión del VIH, puesto que las personas que desconocen estar infectadas (se estima que un 13% de las personas infectadas en España no saben que lo están), al tomar menos precauciones y no tener controlada la infección, transmiten el virus con mayor facilidad.

“Por tanto, la reducción del retraso diagnóstico constituye uno de los principales retos de la respuesta a la epidemia del VIH en todo el mundo”, ha enfatizado Caro. En esta línea, el Programa de detección precoz del VIH en el ámbito comunitario es, junto a otras medidas destinadas a disminuir la incidencia, una de las estrategias prioritarias del Plan Andaluz frente al VIH/Sida y otras Infecciones de Transmisión Sexual (ITS) de la Consejería de Salud y Familias.

Otros de los objetivos centrales del plan es garantizar que todas las personas con infección por VIH reciban atención sanitaria en el nivel más adecuado a su situación y accedan al tratamiento con criterios de calidad y equidad. Así, todos los centros sanitarios públicos de Andalucía garantizan la asistencia a las personas con infección por VIH, así como su acceso al tratamiento antirretroviral y a las terapias de las comorbilidades. El 85% del conjunto total de personas con VIH presenta la carga viral indetectable, por lo que se ha logrado el objetivo estipulado por la OMS para 2020 (73%). Hay que recalcar que la persona VIH indetectable no transmite el virus, lo cual es la mejor medida preventiva para evitar nuevos casos.

Datos de incidencia en Huelva

Con respecto a la evolución de los últimos años, se constata una tendencia descendente del número de nuevos casos de VIH en Huelva, pasando de los 42 de 2015 a los 28 de 2020 (últimos datos provisionales). Con ello, la tasa de incidencia global ha bajado desde 8 en 2015 a 5,3 casos por 100.000 habitantes en la actualidad.

El 93% de las nuevas infecciones se produjo en hombres y el 7% en mujeres. Por categoría de transmisión, la más frecuente fue la de hombres que tienen relaciones sexuales con hombres (68%), seguida de la heterosexual (18%) y de las personas que se inyectan drogas por vía intravenosa (7%). Asimismo, un 29% de las nuevas infecciones se diagnosticaron en jóvenes menores de 30 años, por lo que desde el Plan Andaluz frente al VIH/Sida y otras ITS se insiste en la necesidad de continuar avanzando en materia de prevención, especialmente entre la población joven.

En cuanto a la incidencia de sida, en 2020 se notificaron en la provincia onubense 4 nuevos casos (54 en Andalucía), lo que supone una tasa de 0,64 casos por 100.000 habitantes. La incidencia ha caído espectacularmente desde su pico máximo en 1994, en el que la tasa era de 16,96 casos por 100.000 habitantes.

Propuestas para mejorar resultados

Para reducir el número futuro de nuevas infecciones por VIH, el ECDC (European Centre for Disease Prevention and Control) propone profundizar en tres áreas en las que actualmente está trabajando el Plan Andaluz frente al VIH/Sida y otras ITS. En primer lugar, hay que priorizar medidas de prevención efectivas e integrales como la sensibilización; promoción de relaciones sexuales más seguras, preservativos y terapia de sustitución, provisión de programas de intercambio de agujas y profilaxis previa a la exposición al VIH. Por otro lado, hay que proporcionar los servicios eficientes de asesoramiento y pruebas del VIH, incluido servicios de diagnósticos rápidos, pruebas del VIH basadas en la comunidad y autopruebas del VIH. Igualmente, hay que garantizar el acceso inmediato a un tratamiento y una atención de calidad para los diagnosticados.

Por otro lado, el Servicio Andaluz de Salud (SAS) está implantando un protocolo de detección precoz de pacientes con sospecha de VIH en las áreas de urgencias de los centros hospitalarios, con el objetivo de acelerar el diagnóstico y que las personas con infección por VIH accedan al tratamiento antirretroviral lo antes posible.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here