La onubense Marta Tizón vive en Bondi Beach porque se enamoró de Australia

Se enamoró tanto del continente Australiano que decidió quedarse un año más, y luego otro, y otro... hasta hoy.

3
988
Comparte esta noticia

Rosa Brito. La onubense Marta Tizon (29) se encuentra en Bondi Beach (NSW, Australia). Estudió diseño de moda y se especializó en dirección de arte en Madrid. Además, hizo un máster en Comunicación y Marketing Digital. Ahora mismo está en estudiando en Australia Leadership and Management a la vez que trabaja en el sector de lujo (retail).

Siempre quiso irse fuera de España y entre sus destinos ideales se encontraban Japón y Australia. Así que cuando terminó el máster le pareció perfecta la idea de ir seis meses a estudiar un curso de business y mejorar su inglés. De momento sigue formándose. Se enamoró tanto del continente Australiano que decidió quedarse un año más, y luego otro, y otro… hasta hoy.

Hace un balance muy positivo de la experiencia, no se arrepiente de nada. Lo que más echa de menos es a su familia y amigos, pero repetiría sin duda la experiencia. A día de hoy, no entra en sus planes volver a Huelva.

– ¿Cómo es la ciudad en la que vives?
Atardecer en Bondi Beach.

Vivo en Bondi Beach una de las playas más conocidas. Me encanta levantarme temprano para poder ver el amanecer desde el coastal walk, donde puedes observar delfines jugando con los surferos en las olas. (En su época del año también se observan muchas ballenas)

La localización es perfecta, tengo el mar bajando la calle y si quiero ir a la ciudad solo tengo que coger un bus, y ya estoy en el centro de Sydney.

¿Cómo es vivir ahí? ¿Es muy diferente a España? ¿Y los habitantes?

¡Es genial! Es un sitio muy tranquilo y seguro, todo es muy diferente, se vive mucho la calle también, bares, discotecas, conciertos, museos, etc. Pero es muy normal que la gente se despierte temprano (como a las 5?de la mañana) para ir a nadar, correr, hacer surf etc. antes de ir a trabajar; hacen mucho deporte. Es común ir de acampadas los findes a las afueras, o alquilar una van y recorrer la costa; es muy entretenido porque sueles levantarte rodeada de canguros o loros. Un dato curioso:  en Australia se consume la carne de canguro.

Creo que lo que peor llevo son las arañas, son enormes, normalmente las que encuentras dentro de casa suelen ser las huntsman que son inofensivas. Sin embargo, imponen muchísimo. Gracias a dios nunca me encontré ninguna de las peligrosas. (En Australia viven muchas especies de arañas mortíferas, como la red back un tipo de viuda negra).



 

Al contrario de lo que la gente piensa no es peligroso vivir aquí, pero cierto es, que hay muchos animales que pueden darte algún que otro susto. La mayoría de las playas tienen carteles donde te indican si puedes bañarte o no, Hay tiburones, pero no suelen atacar.

 ¿Cuál es tu lugar favorito de allí?

No sabría escoger uno porque todos sitios que he visitado me han encantado, si te gusta la naturaleza definitivamente este es tu destino perfecto. Jervis Bay por ejemplo es precioso, la playa con la arena más blanca del mundo se encuentra ahí: Hyams Beach; Byron Bay también tiene mucho encanto, en general todas las playas son impresionantes.

Byron Bay.
Cuéntanos alguna anécdota que te haya ocurrido durante tu estancia

Cuando quise cambiar de vida de estudiante en mi primer año y aplicar a una work and holiday, tuve que salir del país para aplicar, así que me fui con una mochila a Indonesia a vivir casi dos meses, mientras esperaba que mi visa fuera aprobada. Fue increíble, mi parte favorita fue Uluwatu y Cangu, y por supuesto las islas Gilis y Nusa Penida. Estuve durmiendo en hostales conociendo a gente de todas partes del mundo y locales, fue muy enriquecedor. Los atardeceres eran increíbles. También me he encontrado un par de personas que conocían mi pueblo (El Rompido) y eso me hizo mucha gracia, porque al ser pequeño, no me esperaba que lo conociera la gente aquí.

¿Cuáles son los principales obstáculos que has tenido que superar en este tiempo?

Supongo que el idioma podría ser uno, pero no tengo mucha vergüenza por lo que tampoco diría que al 100%.  Inevitablemente, tendría que mencionar el Covid-19, que tantos dolores de cabeza ha dado.

Australia cerró sus fronteras en 2020 y a día de hoy siguen cerradas para residentes no permanentes (estudiantes internacionales o visas temporales), lo que significa que no puedo visitar España aún, porque no me dejarían volver a entrar en Australia si saliera del país.

Como me vine sola, llevo sin ver a nadie tres años. Ni amigos, ni familia, nadie. Soy bastante independiente y no lo llevo tan mal. Lógicamente fácil no ha sido.  El no poder viajar me frustró bastante.

– ¿Cuál era tu nivel de idiomas cuando saliste de España?

Mi nivel de Inglés era básico, me defendía. En España estamos más acostumbrados al acento británico. El acento australiano es otro cantar. A día de hoy mi inglés es fluido y también he aprendido portugués porque mi chico es brasileño.

Bondi Beach.
¿Cuáles son tus planes?

Quedarme un poco más por esta parte del mundo, posiblemente el año que viene me mude a Tassie (Tasmania). Me gustaría seguir viajando y conocer Nueva Zelanda, Fiji y Japón.

– ¿Qué le dirías a los onubenses para que se animen a seguir tus pasos y vivan la experiencia de irse al extranjero?

Que no tengan miedo o vergüenza de hablar en otras lenguas, de no encontrar trabajo, de estar lejos o de sentirse solos; es bueno querer nuestras raíces, pero nunca está de más conocer otras culturas y salir de nuestra zona de confort.

3 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here