Homero describe la entrada de Ulises en Tartessos-Huelva y el Complejo Palacial hallado

Fernando Fernández Díaz nos trae la segunda parte de su hipótesis sobre la llegada del Ulises de la Odisea a territorio onubense.

15
1969
Muros ciclópeos del Complejo Palacial de los Reyes de Tartessos.

Fernando F. Díaz. Este artículo, es solo un extracto de las pruebas publicadas en mi segunda obra ‘Capitales Imperiales de Tartessos’ y en mi tercera obra ‘Ella: cómo encontramos Tartessos’, en las que detallo las pruebas. Es la continuación del artículo de 12/11/2021, disponible en Internet, titulado: “Ulises llegó al palacio real de Tartessos en Huelva”. Las pruebas de que Huelva era Tartessos, van en mi próximo artículo: “La “Gadir” de 1.200 a. C., Tartessos, era Huelva”.

R. F. Avieno, Plutarco, y Estrabón, ya localizaron a Ulises y/o el Peloponeso original, en el Atlántico. Como dijeron también D. Miguel Romero Esteo (Tartessos y Europa), G. C. Aethelman (El reino del olvido), y Ana María Vázquez Hoys (Golondrinas de Tartessos), no llegó por casualidad a la P. Ibérica, sino que Homero nunca habló del Egeo. Los griegos de hace 3.200 años (1.200 a.C.) eran los griegos de ahora (400 a.C.), y que la Grecia de que habló, en 900 a.C. es la misma Grecia de ahora. Pero el sentido común, nos dice que no.

Homero era griego sí, pero esos “griegos” no vivían entonces (1.250-800 a.C.) en la actual Grecia, sino en la Península Ibérica y sus islas, como vengo demostrando en mis obras, presentaciones en YouTube y artículos en prensa, como por ej. el titulado “Un estudio, sugiere que la Troya de Homero, estaba en Andalucía”.

En mi artículo anterior, habíamos dejado al astuto Ulises aguardando en la casa de campo del Rey Alcinoo (como Feij-oo), el padre de Nausicaa (como Saa-Vedra), su anfitriona en Skeria (como Sker-do). Nausicaa pidió a Ulises que aguardase en la finca de su padre, el Rey, “una zona con viñas tan cercana a la ciudad que se podrían oír los gritos de un hombre” (VI, 294); estaba cerca de un puente o entrada a la ciudad; le dio instrucciones para llegar a Palacio.

La zona de la casa de campo, del Rey Alcinoo, la describe “con una pradera y un hermoso bosque de álamos-chopos, una fuente, y una viña” (VI, 291-294), como así es la aldea de “La Ribera” situada junto a la Ribera de “La Nico-Ba”, que alude a uno de los nombres antiguos de la ciudad de Huelva (Niso, la de Dio-Niso, Dioni, como demuestro en mi tercera obra); hay álamos y viñas.

En la obra “Onoba Aestuaria”, el Catedrático de Arqueología de la Universidad de Huelva, Juan M. Campos Carrasco, dedica un apartado entero (p.138) a las “Villae” rústicas del entorno de Huelva.

FOTO 1: Antiguo Escudo de la Ciudad de Huelva: sus dos “gadiros” o recintos amurallados, de P. San Pedro, y P. de La Merced. Y su Palacio.

Homero describe la llegada de Ulises a la capital, y cómo era: “La verás circundada de una excelsa muralla” (desde VI, 260). También lo dice también Platón, y Campos: es el registro arqueológico de Huelva, los “Gadiros” de la primera “Gadir”, Huelva (mi próximo artículo). Juan M. Campos, documenta que la muralla que la rodeaba por la Plaza de La Merced, fue dinamitada, y que la barbacana superior, pasaba ante la Parroquia San Pedro (queda un lienzo). Aparecen en el escudo antiguo de la ciudad, donde se ve el Palacio encontrado:



FOTO 2: Parque Moret (Bosque de Posidón, según Platón), donde aún siguen en pie dos lienzos del muro que rodeaba el Palacio Real.

Homero nos transmite la emoción que sintió Ulises al entrar, y describe cómo era Huelva-Tartessos hacia 1.177 a.C.: “Atónito contemplaba Ulises los puertos, las naves bien proporcionadas, el ágora de aquellos héroes, y los muros grandes, altos, provistos de empalizadas, que eran cosa admirable de ver” (Odisea, VII, 43-45).

 

Y sigue Homero: “la flanquean dos hermosos puertos, más la entrada es angosta y por el camino la bordean panzudos bajeles varados en sendos (2) refugios. Posidón tiene allá bello templo y en torno se extiende la gran plaza con suelo de lajas hundidas en tierra” (desde VI, 260). Todo ese texto coincide, no sólo con lo que dice Platón de “Atlántica” en Critias, sino con la disposición arqueológica de Huelva. Y dice: “Posidón tiene allá bello templo y en torno se extiende la gran plaza con suelo de lajas hundidas en tierra” (el “Ágora”).

Al parecer, el Templo de Posidón, estaba tras el actual emplazamiento del “Santuario de Ntra. Sra. de la Cinta”. Lo menciona inmediatamente a continuación del astillero (La Orden baja). Se levantó sobre un manantial, del acueducto de “La Fuente Vieja”.

FOTO 3: Accesos antiguos a Huelva, desde tierra, al Norte:(1) Aldea “La Ribera”-arroyo de “La Nicoba”, (2) antigua entrada, (3) yacimiento Seminario-Plan Parcial 8, (4) Santuario -Parque Moret.

Precisamente, en la entrada principal al recinto palacial, al norte de la ciudad, fue encontrado todo un castro (fondos de cabañas circulares), habitado en todas las épocas, desde al menos, 2.500 a.C. y depósitos con 29 ídolos atlánticos, uno por cada Polis participante en la Guerra de Troya (Ilíada, II: Catálogo de las Naves). Fue excavado en 2005-2008, y luego, expoliado, y esquilmado, al parecer no por accidente. Afirmo que era de la guardia real, (Platón, en C. 112 b y c, y C. 117 C).

Estaba a la puerta del recinto palacial, en la entrada a La Orden, actual puente de San Andrés (Tanatorios), hacia el Parque Moret, donde aún siguen en pie dos lienzos de la muralla rodeaba el Palacio Real, hecha del indestructible mortero-hormigón de Tartessos, visible en los restos del acueducto de Niebla, y que luego emplearon sus descendientes (según Virgilio, y Diodoro), para algunos edificios notables de Roma, como por ejemplo el Panteón de Agripa.

Precisamente, en esa “zona baja de la antigua entrada a Huelva” (La Orden), han sido halladas (Campos, 128) multitud de ánforas (Cetariae): astilleros-atarazanas, los que menciona Platón y utilizaba la flota del Rey Salomón, pues según dice Homero (Odisea, VI): “De sus negros navíos (nórdicos) trabajan allí el aparejo, pulen los remos, hacen velas y amarras, y las equilibradas naves con que sus hombres trasponen ufanos la mar espumeante”; “equilibradas” significa Proa=Popa, proto-nórdicas, como las del “Bronce Carriazo”.

Su necrópolis central (La Joya), era la más rica en cantidad de objetos, valor, y variedad de éstos, según un estudio de investigadores de la Universidad de Granada (p. 313). Aclara que Gadir/Tartessos no era Cádiz, y que “un buen número de autores, han hecho del elemento fenicio, un revulsivo que despierta de su letargo a unas poblaciones indígenas (…), dando preminencia a lo semita”:

https://www.academia.edu/12426417/Una_aplicacion_del_analisis_cluster_a_las_necropolis_tartesicas_y_fenicias_contraste_y_asociacion

También pueden comprobar, esta calificación, en la obra “Arqueología en la Provincia de Huelva. U. Huelva, 2.013, p. 115: Huelva tiene el “San Lorenzo de El Escorial” de Tartessos.

Las tumbas de Joya han mostrado el ajuar del Palacio, descrito por Homero: vean “Las 12 Maravillas del Parque de La Joya”, en internet.

Foto 4.

Homero alude a las dos fuentes del acueducto, una fuera de palacio (C/ La Fuente), y al viñedo de La Joya: “Alrededor del Palacio hay un jardín con setos. Crecen allí perales, granados, manzanos de espléndidos frutos, dulces higueras y verdes olivos. Sus frutos son perennes y el céfiro (viento foreño y poniente) sopla constante. También parras con uvas que en parte dejaban secar al sol como pasas.” (Odisea, VII, 112- 125).

Explicación FOTO 4:

A) Muralla de la alcazaba y sus restos, tras la Parroquia de San Pedro.

B) Muralla al pie de la alcazaba, en Plaza de La Merced (dinamitada).

C) Emparrados-viñas en LL de la necrópolis más rica de Tartessos, la de La Joya, para las libaciones sagradas con copas dobles, no halladas en Grecia, solo en Huelva (y en Tumba de Málaga), y citadas por Homero.

1) Salida a cielo abierto del “Acueducto de la Fuente Vieja”, citado por Platón en Critias. Necrópolis popular, de Plaza Ivonne Cazenave-Antiguo Francés, con restos del Templo de Heracles o Atenea a la C/ Dr. Plácido Bañuelos, iluminados por la noche, tras cristalera.

2) Restos del Palacio Real, Lagar, y Torre, en Plaza de San Pedro, 4-5.

3) Cisterna de C/ La Fuente (hoy tras el Museo, en Avda. Sundheim).

4) Edificio ciclópeo con otro faro, más reciente tras P. HH. Agustinas.

El Palacio, acueducto, necrópolis, y lagar, de los reyes de Tartessos

Homero testimonia que “La mansión de Alcinoo resplandecía tanto con el brillo del sol (Helios) como de la luna (Selene). En lo alto de la casa sólidamente construida, extendíase una cornisa de Lapislázuli (de Egipto); las dos jambas eran de plata (abundante en Huelva) y arrancaban del broncíneo umbral; apoyábase en ellas argénteo dintel, y el anillo de la puerta era de oro” (Odisea, VII, 83-90).

FOTO 5: Sugerencia al Colegio Oficial de Arquitectos de Huelva sobre cómo se deberían mostrar yacimientos: Una pirámide de cristal protege un atractivo para el turismo de cruceros en centro de Málaga (puestos de trabajo): antiguas piletas de salazón frente al anfiteatro.

Afirmo que lo que puede verse, a través de los cristales del suelo, al fondo del Supermercado El Jamón de Plaza de San Pedro 4-5, esquina con C/ San Andrés, de Huelva, (Gzlez. y otros, 2.006, 544, citado por Campos, 95) son departamentos del Palacio de los reyes de Tartessos, todo un enorme Complejo Palacial que llegaba hasta el Templo de La Soledad, y al yacimiento en solar de enfrente. Es de agradecer que sea visitable, tras 17 años ocultado a los ciudadanos.

Su tipo de construcción, con enormes sillares de piedra no pulimentada, pero con símbolos inscritos, denota una enorme antigüedad. En mi obra nº III, lo explico, y en la nº IV (2.022), presentaré indicios de quién lo edificó, allá por el 1.900 a.C. (FOTO 7).

Nausicaa le dice a Ulises: “Hallarás a mi Madre hilando apoyada en una columna y a la par suyo está el trono de mi padre” (VI, 305-323). Y dice: “En el Palacio hallarás a los reyes, progenie de Zeus. La reina se llama Arete y procede de los mismos ascendientes que engendraron a Alcinoo” (VII, 65-70). Eso podía conllevar los problemas de consanguinidad de Tut-Ank-Amon; eran nórdicos desplazados hasta allí, por eso casaban entre ellos. Ramsés medía más de 2 m.

FOTO 6: Enormes sillares que han aparecido, y desaparecido, en 2.021, en Huelva, en la Calle Alonso Barba. Otros idénticos, aparecidos en la Plaza de San Pedro, pueden ser visitados en el Jardín de la Esperanza (Cuesta Tres caídas-Vía Paisajista). Deben volver a su lugar.
FOTO 7: Pasaje del Lagar del Complejo visitable, suelo Super El Jamón.

Homero describe que: “arrimados a ambas paredes había sillones de clavazón de plata, cubiertos de ricos tapices, dispuestos en serie hasta el fondo, para los banquetes con los príncipes feacios. Sobre bien construidos pedestales, hallábanse en pie unos niños de oro, los cuales alumbraban de noche con hachas encendidas. Tenía 50 sirvientas” (Odisea, VII, 102). Isaías dice que era costumbre de nórdicos-filisteos.

FOTO 8: Muros ciclópeos del Complejo Palacial de los Reyes de Tartessos, en Plaza de San Pedro 4-5, esquina C/ San Andrés. Cortesía de Diego Encinas.
FOTO 9: Torre-Faro del Complejo Palacial la Plaza de San Pedro 4-5, esquina C/ San Andrés, de Huelva, sepultada por su Ayuntamiento, bajo un bloque.

La Viña y Lagar del Palacio Real, descrita por Homero, Isaías y Avieno

Nuestro Ayuntamiento, autorizó edificar encima del Palacio, destruyendo la posibilidad de visitar el torreón (FOTO 9), nombrado en la Biblia, por Isaías, una construcción hallada justo donde especifica: “Una viña tenía mi amigo, en una loma fértil, quitó las piedras y plantó cepas escogidas. En medio de ella construyó una torre, y también cavó un lagar” (5, 2). Que ahí hablaba de Tarsis-Tartessos, lo demuestro en mi tercera obra.

Afirmo, que la “viña” a la que se refería era la más sagrada, en el Monte más sagrado, el Sión original, el Conquero, y esa torre ha aparecido (FOTO 4). Dice Homero: “Tiene Alcinoo allí mismo (Palacio) plantada una ubérrima (productiva) viña, y a su lado se ve un secadero en explanada abierta al sol; unas las vendimian, mientras pisan las otras” (VII, 122)”.

Los restos del Palacio Real hallados estaban a “un Estadio” exactamente, 182 metros, de donde comenzaban los viñedos-emparrados de La Joya, y a 1 Estadio, 182 metros, de los restos de la antigua muralla, de la ciudad, en finca privada, tras San Pedro.

La tercera obra y el autor, Fernando F. Díaz.

El próximo 2 de Diciembre, Jueves, a partir de las 19: 30 horas, Fernando F. Díaz (Foto 11) presenta, en el Salón en Huelva-Centro Cultural Jose Luis García Palacios, cedido por cortesía de la Fundación Caja Rural del Sur, las diapositivas (PowerPoint) de su tercera obra de investigación (Foto 10), “Ella: cómo encontramos Tartessos, y las Columnas de Hércules, en Huelva”.

FOTO 12 : Paneles que indican escuetamente, su origen prerromano, pero dejan a Huelva en pañales, al hablar de “un lienzo de muralla y puerta”. ¿Quién redactó esa afrenta?. No obstante, se agradece la apertura.

15 Comentarios

  1. Las autoridades de Huelva nunca se han caracterizado por su sensibilidad por el patrimonio arqueológico de la ciudad, más al contrario, por la piqueta y el hormigón aparentemente más rentables para incultos tirios y troyanos, que conscientes de todo lo enterrado, los exhiben ahora bajo tiendas y supermercados. Dejan así, para otros, las inversiones y, sobre todo, el consiguiente atractivo y beneficios turísticos que el tipo de hallazgos citados en el artículo (con cuantas puntualizaciones académicas pudiera merecer) reportaría a la ciudad.
    Es patente que, con socarronería pueril, instancias funcionariales en connivencia con el sanedrín dominante, tienen decidido escamotear a Huelva el único edificio suficientemente bien ubicado para concienciar a los ciudadanos de su rico patrimonio histórico y arqueológico: el del Banco de España en la Plaza de las Monjas.

  2. Tu lo flipas en colores, Huelva no ha sido nunca más que un poblado de pescadores, al contrario que Niebla capital histórica de la provincia, en Huelva encuentran dos piedras y ya alucinan mientras Niebla es denostada, hasta el condado nos quitaron, menos historia ficción y más excavaciones en Niebla

    • Todo puede ser. Deberían tratar los restos encontrados con el suficiente interés, tanto en Huelva como en Niebla, por no decir de otras zonas. No creo que hacer comparaciones traiga ningún beneficio.

  3. Esa es otra cuestión, amigo Juan Manuel. Niebla posee un gran pasado que debe de ser reivindicado por sus paisanos, igual que Huelva ciudad y otros pueblos. Se deberían unir las protestas para que la Junta prestara más atención a nuestra provincia en vez de considerarla la Cenicienta de Andalucía mientras otras, que tienen comprometidos valedores políticos, se llevan la parte del León.

  4. Me parece mentira que un diario de la palabra a este alucinado que lo único que hace es confundir al neófito y hacernos reír a los historiadores y arqueólogos. Señor Fernández: de momento, Ulises (o mejor dicho Odiseo) es un ser de la Mitología griega, como el mismísimo Aquiles. Señor mío, decir que los griegos vienen desde la Península Ibérica es lamentable. Todo lo que escribe está basado en La Odisea y los diálogos de Platón como si fuera la Biblia de la Historia. Por favor, estudie y deje de tomar el pelo a la gente.

  5. Haya paz. El quid de la cuestión no está tanto en el posible acierto o desacierto de la hipótesis del Sr. Fernández, que bien podríamos dejar para otra ocasión u otro foro, sino en aprovechar la oportunidad de su bien intencionada divulgación con interensantísimas y reales ilustraciones, para reclamar de nuestros queridos ediles un giro en su proverbial desinterés por los hallazgos arqueológicos, y apoyen el nuevo Museo en la plaza de las Monjas, para facilitar la existencia de un centro de interpretación que abra a toda la provincia, bajo la necesaria supervisión académica, el conocimiento de la historia de todas sus poblaciones desde la remota antigüedad.

  6. Totalmente de acuerdo con Ángel Lunar. Y no se trata de diferencias de opinión, Sr. Díaz, es que me parece bochornoso que para que las los ediles pongan empeño en la recuperación, conservación y exposición de los restos arqueológicos importantísimos que poseemos haya que recurrir a teorías fantasiosas sin base científica alguna que sean contraproducentes a tal empeño.

  7. Lo que proponía era que nos centráramos en lo que realmente interesa a Huelva, el Museo en el Banco de España, pues sorprende que, para un tema tan importante, no haya habido hasta ahora una respuesta contundente y masiva que suscite la debida atención de la Junta y del Municipio, cuyos portavoces ya están de acuerdo en ir preparando al personal para hurtar a Huelva lo que se acordó en un Pleno por unanimidad.
    Si desviamos el foco, empeñados en desautorizar el artículo aquí y ahora, haremos un flaco favor a la causa, que quedaría desvirtuada. Preferiría que para ese debate se emplazara al autor para que pueda exponer sus tesis en buena lid, pues por muy desacertada que pueda parecernos, todo el mundo merece la oportunidad de defender sus ideas en un marco sereno y objetivo, en este caso, con el consiguiente arbitraje académico.
    Agradecería que se recapacitara sobre esta cuestión.

  8. Lo que es cierto que Tartessos era Tarsis.Se menciona en la biblia más de 400 veces,ellos fundaron Tiro. Eran los mejores navegantes conocidos de la antiguedad por su pericia en la mar.
    Por cierto Tarsis fue bisnieto de Noe.

  9. Estimada Sra. o Srta. Ángeles:
    En mi modesta opinión, le sobra a usted un cero en las referencias bíblicas. Tiro fue una importante ciudad fenicia fundada por los fenicios. Tartessos =Tarsis es una hipótesis bastante probable defendida por muchos especialistas. Respecto a Noé, no osaré yo contradecir la sagrada Biblia.
    Pero, sobre todo, si proseguimos con comentarios marginales, algunos granujillas seguirán diciendo que «Huelva tendrá su museo sea donde sea», aunque lo que quieren decir es que se quedará donde está, porque el dinero lo necesitan para otros fines, es decir para otro proyecto estrella que ya ha decidido el Sanedrín. Si no, al tiempo…

  10. Muy interesante perspectiva y perfectamente compatible con los restos arqueológicos. El arqueocidio que se practica en Huelva es increíble desde usar la necropolis tartesica como tierra de relleno a la construcción del cabezo de la joya… Seguiremos pendiente de las publicaciones del señor Díaz

  11. La lógica común me indica que Huelva y sus minas infinitas por sus producciones, explotadas por siglos, estaban en Huelva. La biblia nombra las minas más ricas de Europa. Por algo será. Si este motivo no Motiva a los historiadores de Huelva a leer el libro del autor sin la ortodoxia habitual, digo, quizás y sólo quizás avancemos algo. Da datos muy exactos con cálculos muy precisos. Yo comprendo que es difícil de creer, porque de ser esto cierto intuyo que hay un motivo para tapar todo los vestigios prontito. Pensemos que interés se podría tener en todo esto. Si Cancho Roano y El Turuñuelo se ha descubierto hace muy poco tiempo y ponen al pueblo de tartesos huyendo de la costa hacia el medio GUADIANA hay que seguir buscando con ahínco. Al final vendrá James Cameron con dinero suficiente a darle en las narices a más de uno cuando extraiga lo que encontró en Doñana. Si hubo un tsunami estarán desperdigados por la provincia los vestigios.

  12. Y yo creo que todas las opiniones son válidas. Aquí hay un abandono especial con nuestros vestigios. Nada se promociona convenientemente. Nada está suficientemente investigado, ni nuestras costas ni nuestros suelos. Y ya podía la Aiqbe y la Junta de Andalucía poner dinero para dejar de tapar lo que aparece o dejarlo para que se expolie, como ha pasado con Turobriga y nuestros Cabezos y el encontrado en el Seminario.

  13. Y si los autores clásicos habían relatado lo que otros vieron sería por la tradición popular, boca a boca, como se hacía todo esto antes de la aparición de la escritura.
    El que se diga que pudo ser un cuento o inventado no evita que ofreciera datos muy precisos sobre los días de navegación, como era la ciudad protegida, etc. La tradición popular la recogió Platón y otros muy ajustado a la posible realidad de aquellos años. Open mind.

  14. Por suerte, nuestros vecinos extremeños si han buscado en sus túmulos y han encontrado la perla de tartessos. El Turuñuelo que comienza su segunda fase de intervención arqueológica ya. Sabemos que medio mundo está expectante con lo que allí aparezca. ¿Que buscamos nosotros?
    ¿Hacer daño a una teoría que le robaría la historia de la civilización más antigua a Occidente?
    NO, descubrir quienes somos y de dónde venimos. Creo que esta ciencia, la historia, se reescribe con cada nuevo hallazgo. A buscar ya.

    Seguro que se demostrará que esa civilización vivió en nuestras costas por sus recursos naturales, hídricos, salinos, mineros, pesqueros, de caza y de buena tierra regada con las crecidas de los ríos, y no del Egeo. Que sería una civilización muy avanzada y con muchas poblaciones como el tiempo demostrará. Que griegos y romanos usaron lo que encontraron en Huelva.
    Como demuestran las estelas encontradas eran guerreros, siempre representados con sus armas, carro y escudo. Las mujeres representadas con tiaras de oro. Ver tesoro del Carambolo-Sevilla. Sin duda trabajaban el oro de aquella época de forma brillante. 4000 A. C. Han aparecido muchas últimamente. Ver Las Herencias-Toledo. Solana de Cabañas – Cáceres. Nuallvillar-Guijo. Cabeza de Buey-Badajoz.Navalvillar Navalvillar de Pela-Badajoz. Capilla-Badajoz. Y sigo y sigo. Jerez de los Caballeros, Valdetorres. Belalcázar I, esta es una mujer. Zarza capilla. Higuera la Real. El viso. Castuera me encanta. El Berrocal me encanta, es otra mujer.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here