Un gran octavo puesto en el Mundial de Duatlón, la merecida ‘medalla’ de un Emilio Martín que nunca se entrega

El multicampeón español fue de menos a más y aún desplazado pronto de la lucha por el podio logró entrar en el Top-10 en una prueba que ganó el francés Nathan Guerbeur.

0
144
Momento de la llegada a la meta del onubense Emilio Martín, al final octavo en el Mundial de Duatlón celebrado en Avilés. / Foto: Captura imagen LaLigaSports.
Momento de la llegada a la meta del onubense Emilio Martín, al final octavo en el Mundial de Duatlón celebrado en Avilés. / Foto: Captura imagen LaLigaSports.

S. D. El sueño era la octava medalla mundialista, la realidad, y qué excelente realidad, fue el octavo puesto en el Mundial de Duatlón en Avilés. Llevó la firma de Emilio Martín, el multicampeón onubense que, desplazado muy pronto de la lucha por el podio, se entregó como siempre, peleó como es habitual en él, para acabar entrando en el Top-10. Para celebrar sin duda.

Para la estadística quedará que el triunfo final fue del francés Nathan Guerbeur, y que su compatriota y compañero de equipo, Maxime Hueber-Moosbrugger, se colgó la plata y el belga Arnaud Vincent el bronce. No estará el octavo puesto de Emilio, pero la espera en la meta de los medallista al onubense, como reconocimiento a lo que ha sido, es y ¿será?, lo dice todo.

Los franceses Guerbeur y Hueber-Moosbrugger, y el belga Arnaud Dely conformaron el podio en el Mundial de Duatlón. / Foto: Captura imagen LaLigaSports.
Los franceses Guerbeur y Hueber-Moosbrugger, y el belga Arnaud Dely conformaron el podio en el Mundial de Duatlón. / Foto: Captura imagen LaLigaSports.

La carrera fue rápida en su primer sector -10 kilómetros a pie-, en la que quedó decidido quienes se iban a jugar los metales y que Emilio Martín no iba a estar en esa pelea. El ritmo que imprimieron los franceses fue imposible de seguir para el de Huelva, que quedó relegado a un segundo grupo llegando a 32 segundos de los primeros en en el cambio a bicicleta.



Por delante 40 kilómetros, en los que los líderes, sin imprimir el mejor ritmo posible, mantuvieron y ampliaron su ventaja con respecto a los grupos que venían detrás. Fue ahí donde hubo más movimiento, reagrupándose los perseguidores en un segundo grupo muy amplio, con Emilio Martín integrado en el mismo.

En el último sector, 5 kilómetros a pie, los duatletas cabeceros se jugaron las medallas, aunque el francés Guerbeur pronto tomó una ventaja que a la postre fue definitiva. Llegó a la meta con un tiempo de una hora, 45 minutos y 23 segundos proclamándose campeón del mundo y relevando en el centro a otro francés, Benjamin Choquert, que no participó.

A seis segundos entró otro galo, Hueber-Moosbrugger, medalla de plata; y a 25 el belga Arnaud Dely. Todos esperaron a Emilio, que con su gen competitivo fue ascendiendo puestos hasta cerrar este Mundial con su particular octava ‘medalla’, un soberbio octavo puesto, a 2:21 del vencedor.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here