Cuidando las bacterias ‘buenas’, esas que nos ayudan en el aparato digestivo

La composición del microbiota varía en cada persona y depende de factores genéticos y ambientales. Mantener hábitos de vida saludable contribuye a tener un microbiota sano. El doctor Ramos Lora, del Quirón Salud Huelva, nos da algunas pistas.

1
185
Imagen: Khuab.com

Redacción. Según el doctor Manuel Ramos Lora, miembro del servicio de Aparato Digestivo del Hospital Quirónsalud Huelva, ‘las alteraciones en el microbiota tiene implicaciones en algunas enfermedades, como el síndrome de intestino irritable, la enfermedad inflamatoria intestinal y otras enfermedades con interacción inmunológica’.

Actualmente el microbiota se define como el conjunto de bacterias y otros microorganismos que conviven en nuestro tubo digestivo, siendo más abundante en el intestino delgado y sobre todo en el colon. En palabras del especialista ‘la colonización microbiana es imprescindible para el correcto funcionamiento del organismo ya que son numerosas las funciones que desarrolla.

Dr. Ramos Lora, del equipo de QuirónSalud Huelva.

A nivel digestivo el microbiota actúa sobre ciertos alimentos descomponiéndolos, participando en la producción de ácidos grasos de cadena corta que son muy beneficiosos para nuestro organismo, y también participa en la síntesis de vitaminas y aminoácidos esenciales para el organismo. En el plano inmunológico la intervención del microbiota en el reconocimiento de agentes patógenos y su posterior destrucción supone una función de defensa esencial para el correcto funcionamiento del sistema inmune. Y, por último, su función metabólica en la degradación de toxinas.



Desde el nacimiento, el microbiota adquirido por el bebé de la madre y determinado también por la alimentación recibida, favorecen el desarrollo de un microbiota adecuado, así como factores de protección inmunitaria.  Según explica el doctor Ramos, ‘la alimentación es una de las herramientas esenciales para mantener un microbiota sano que consiga cumplir con todas sus funciones’. Por ello, entre sus recomendaciones se encuentra:

  • Reducir el consumo de carne procesada.
  • Ingerir alimentos ricos en fibra ya que esta mantiene las células intestinales sanas y garantiza que el sistema digestivo pueda eliminar los desechos correctamente.
  • Consumir grasas de buena calidad.
  • Cocinar los alimentos de forma saludable.
  • Ingerir ocasionalmente alimentos fermentados como el kéfir.
  • Evitar el alcohol, el tabaco y el estrés.
  • Realizar ejercicio físico de manera gradual para estimular la actividad intestinal y evitar así problemas digestivos.
  • No abusar de los antibióticos.

Por último, el doctor Ramos explica que ‘en los próximos años se esperan avances importantes en el estudio del microbiota. Se están desarrollando múltiples proyectos internacionales encaminados a describir de manera precisa la influencia del microbiota en diversos procesos fisiológicos y patológicos. Así mismo para conocer la firma microbiana de cada individuo y su relación con diversas enfermedades que ayudarán a su prevención y tratamiento’.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here