El San Roque no pudo reaccionar tras toparse con el infortunio de dos goles en propia puerta y cayó ante el Coria (1-2)

Momento de uno de los autogoles de Joel en el San Roque-Coria. / Foto: Diego Rodríguez Valle / @CDCORIA.
Momento de uno de los autogoles de Joel en el San Roque-Coria. / Foto: Diego Rodríguez Valle / @CDCORIA.

C. Botello / Lepe. Hay un refrán que dice que en ocasiones “se juntan el hambre con las ganas de comer”. Le viene de perlas al San Roque de Lepe en este inicio de temporada en general, y en el partido con el Coria de este domingo en particular (1-2). Porque al indudable infortunio de marcarse dos goles en propia puerta hay que unir los errores propios que está teniendo el equipo lepero, escenificado especialmente en las acciones a balón parado.

Mucho trabajo tiene por delante Antonio Fernández Rivadulla y sus hombres, como quedó patente en la matinal de este domingo. Y eso que el técnico gallego introdujo algunas modificaciones con respecto al partido inaugural en Cádiz, como colocar una defensa de cuatro hombres y contar con el goleador Nané. Pero no salieron las cosas.

Vale que cualquier atisbo de mejoría pudo quedar lastrado por el impacto que supuso el 0-1, autogol de Joel, que llegó, ¡cómo no!, tras una falta lateral mal defendida por los leperos.

Aunque el San Roque fue el dueño de la pelota en un dominio totalmente consentido por el Coria, la impresión era que podía estar más cerca el 0-2 que el 1-1. Lo demostró un ex del cuadro lepero y del Recre, Santi Luque, que en dos ocasiones rozó el gol… que acabó llegando a diez minutos del intervalo. Otra vez el maldito balón parado y la mala suerte de un despeje de cabeza hacia atrás de Joel que que acabó en la red.


Puerto de Huelva

Más con el corazón que con la cabeza, el San Roque apretó en los compases finales protagonizando dos buenas opciones para maquillar el resultado. Charaf, con un remate que rechazó Diego, y un lanzamiento de Fran Ávila que salió fuera, fueron esos acercamientos con peligro del cuadro aurinegro.

Como pintaban bastos, el entrenador del San Roque entendió oportuno dar una vuelta de tuerca al equipo en el descanso. Así dio entrada a Espinar por Iván Robles, colocando una defensa con tres centrales, dejando las bandas para Fernandito y Fran Ávila. Incluso poco después situó en el campo a Adrián Ruiz para darle más firmeza a la medular, y a Chuma para tener más presencia arriba.

Pero no funcionó, y aunque el dominio fue suyo, la ocasiones escasearon, y cuando llegaron fueron en acciones anti-reglamentarias. Como en el gol bien anulado a Chuma por fuera de juego.

Cierto que el San Roque siguió insistiendo, y Espinar estuvo cerca de meterle emoción al choque con un cabezazo (87′) que no fue gol por poco. Sí atinó Chuma, pero ya en el minuto cinco del añadido, por lo que el San Roque no tuvo tiempo para evitar su segunda derrota.

SAN ROQUE: Salvi; Iván Robles (Espinar, desc.), Álex Carmona, Becken, Fran Ávila; Joel; Fernandito, Camacho (Adrián Ruiz, 57′), Charaf (Marcos Torres, 73′), Víctor Morillo (Pola, 73′); Nané (Chuma, 57′).

CD CORIA: Diego; Pedro Melli, Mahillo, Rubén Alegre, Patxi Dávila; Oliveira Jr.; Erik Aguado (Chema, 79′), Fernando Pino (Mancha, 79′), Sergio Gómez, Santi Luque (Platero, 70′); Iván Fernández (Deco, 62′).

Árbitro: Gonzalo González Páez (colegio de Madrid). Mostró la cartulina amarilla a Iván Robles, Charaf y Álex Carmona, por los de casa; y a Santi Luque y Patxi Dávila, por los visitantes.

Goles: 0-1 (8′) Joel, en propia puerta. 0-2 (36′) Joel, en propia puerta. 1-2 (95′) Chuma.

Incidencias: Partido correspondiente a la segunda jornada en el grupo IV de la 2ª RFEF disputado en el estadio Ciudad de Lepe. Alrededor de un millar de aficionados en las gradas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mercedes
matsa
Hospital Quirón
residencia clece
Cocehu
Simposión caballos
Aguas de Huelva
Las cosas del toro
Atlantic Copper
Ayuntamiento de palos de la frontera
Caja Rural hipoteca joven
Csif
cepsa
Diputación de Huelva