Un Policía fuera de servicio rescata a un vecino de Santa Olalla que cayó a un pozo y sufría hipotermia

Ha sido propuesto para que le sea concedida la medalla honorífica de la villa de Santa Olalla del Cala.

0
569

Redacción. Un agente de la Policía Nacional fuera de servicio ha salvado en Santa Olalla del Cala a un hombre de 60 años que había caído al interior de un pozo de una finca y en el que se introdujo el policía para tratar de evitar que falleciera, ya que el hombre presentaba síntomas de hipotermia y estaba a punto de hundirse.

El agente, también vecino de la localidad, estuvo manteniendo a flote al hombre durante dos horas en el agua, con una temperatura que rondaba los cinco grados, por lo que, cuando llegaron los bomberos para sacarlos, tuvo que ser también atendido por los servicios sanitarios.

El suceso tuvo lugar el pasado domingo, cuando sobre las 19.10 horas Rufino se encontraba en una parcela propiedad de un familiar, donde apareció una persona afirmando que los familiares del dueño de un huerto cercano estaban buscándolo al no regresar a su domicilio al mediodía.

Nogales se dirigió al huerto del hombre, donde se encontró abierta la trampilla de la noria y los efectos personales del mismo alrededor del lugar. De este modo, y con la ayuda de un familiar que contaba con una llave del lugar, accedieron al interior y encontraron al hombre desaparecido flotando e inmóvil en el interior del pozo donde, dándolo por muerto.

Pero el agente observó que una tubería a la que permanecía agarrado el accidentado comenzó a moverse, por lo que se dio cuenta de que aún permanecía con vida y, tras alertar al teléfono de Emergencias para solicitar ayuda, decidió intervenir atándose a dos cuerdas por las que descendió unos diez metros al interior del pozo para socorrer al hombre.

Así, tuvo que permanecer junto a la víctima más de 90 minutos manteniéndolo despierto. Una vez que los bomberos llegaron al lugar, un componente se introdujo por la puerta de la parte superior del pozo hasta la altura del agente y sujetaron al accidentado con un arnés para ser extraído del pozo y, después, sacar al policía.

Una vez en el exterior, ambos fueron asistidos por los sanitarios, presentando la víctima «un cuadro de hipotermia, quemadura severas en ambas manos y dolor en un costado», por lo que fue trasladado al hospital Virgen Macarena de Sevilla, donde estuvo ingresado hasta el pasado martes.



Desde el Ayuntamiento de la localidad han propuesto a Rufino Nogales para que le sea concedida la medalla honorífica de la villa de Santa Olalla del Cala, por su valor y esfuerzo para salvar la vida de este vecino. Además, han comunicado por escrito de este hecho a las subdelegaciones del Gobierno, tanto de Huelva como de Sevilla, donde trabaja el agente, y a la Junta de Andalucía, con intención de que se le reconozca esta actuación más allá de su municipio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here