CSIF alerta sobre la falta de protección del personal del SAS tras el aumento de contagios

La cifra de profesionales que han dado positivo en la provincia de Huelva ha pasado de 16 a 48 en un período de 21 días, según el informe facilitado por el SAS, triplicando los datos.

0
301

Redacción. El sindicato CSIF ha denunciado la falta de protección del personal de la sanidad pública tras el aumento de contagios por Covid-19 en las últimas semanas. Así, el sindicato ha destacado que la cifra de profesionales que se encuentran de baja ha aumentado un 300% en la provincia de Huelva, pasando de 16 a 48 en un período de 21 días, según el último informe de Prevención de Riesgos Laborales facilitado por el Consejería de Salud y Familias.

Estos datos reflejan cómo el número de contagios se ha triplicado en el ámbito onubense donde se mantenía una media de 15 profesionales de baja por Covid-19: 16 en la última quincena de junio; 13 en la primera de julio; y 16 en la segunda quincena de julio. Son las cifras de las primeras semanas de agosto las que han roto esta tendencia con aumento que ha elevado los casos a 48, con 32 profesionales más de baja que en el último recuento. De ellos, la mayoría son mujeres que acumulan 30 bajas de ese total. En cuanto a los centros de trabajo, el hospital Juan Ramón Jiménez es donde se han registrado más positivos con 25. En el resto de hospitales y distritos los números son inferiores y similares entre sí: 9 en el distrito Huelva-Costa, 6 en el hospital Infanta Elena, 6 en el Condado y 3 en el área Norte.

En cifras totales, en la provincia de Huelva se acumulan 696 profesionales contagiados desde el inicio de la pandemia, lo que supone el 8,85% de una plantilla de más de 7.800 trabajadores. Del total de positivos, el 72,5% son mujeres (505) frente al 27,5% de hombres (191).



Con este informe sobre la mesa, CSIF ha reiterado la petición que hizo hace unas semanas de dotar a las plantillas de todo el material necesario para hacer frente a la quinta ola de la pandemia pues “con el aumento del número de personas atendidas en los centros de Atención Primaria y en hospitales por SARS-CoV-2 también aumenta el riesgo de contagio por exposición”, según ha explicado el sector de Sanidad de la central sindical.

En este sentido, CSIF ha requerido que “los equipos de protección que la Junta de Andalucía dice tener reservados estén a disposición del personal en los centros sanitarios y no guardados en almacenes. El verdadero objetivo debe ser velar por la seguridad y la salud de un colectivo que se expone a diario al virus arriesgando su propia vida, y no sacar pecho de cuánto material se tiene acumulado”, ha añadido el sindicato.

CSIF también ha pedido que se dé formación e información al personal nuevo sobre cómo ponerse y quitarse los EPI, así como sobre su uso y desecho, ya que una mala manipulación también supone un riesgo de contagio. La Central Sindical ha insistido en que “hay que facilitar todos los recursos y poner en marcha todas las acciones necesarias para que los profesionales puedan realizar sus labores con todas las garantías”.

La situación de desprotección del personal de la sanidad pública ha sido una de las principales denuncias de CSIF desde que se iniciase la crisis sanitaria por la Covid-19, llegando incluso a demandar a la Administración sanitaria ante la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) por vulnerar los derechos fundamentales en cuanto a salud y seguridad de los profesionales.
Por último, el sector de Sanidad de CSIF ha recalcado que el aumento de contagios en esta quinta ola y la situación derivada de ello colisionan con el plan de verano del SAS. “La situación es más complicada aun si cabe si tenemos en cuenta que las contrataciones y sustituciones para los meses estivales son insuficientes y el personal no puede dar más de sí”, ha concluido el sindicato.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here