Los tesoros y las momias que se encuentren en el Cabezo de la Joya, podrán ser custodiados por los propietarios de los apartamentos construidos allí

El escritor José Manuel Alfaro nos trae un domingo más en su sección semanal 'El Cuaderno de Muleman', un artículo de ficción sobre la provincia de Huelva.

0
361

José Manuel Alfaro/ Sección de ficción ‘El Cuaderno de Muleman’. Hoy se ha conocido, que la futura comunidad de propietarios de los apartamentos que se construirán en el Cabezo de la Joya,  pedirá en los próximos días a las autoridades competentes, autorización para custodiar todas aquellas momias y tesoros que se encuentre en el Cabezo de la Joya en sus propias viviendas. Aunque el documento está pendiente de revisión, los propietarios de los pisos, organizarán un plan de voluntariado que realizará turnos de excavación en la zona de protección, tras recibir un curso básico de arqueología homologado por un famoso canal de Youtube y que los capacitaría para realizar cualquier tipo de excavación manual en la Joya. Los tesoros y momias que se encontrarán en estas labores de voluntarios, aunque pasarían a ser propiedad de la administración, su custodia,  conservación y exposición sería responsabilidad del inquilino que los encontrara, una custodia que se haría  en su propio apartamento.

Eso sí, en este documento, al que hemos tenido acceso en exclusiva, se puede leer que el inquilino del piso tendría la obligación de establecer un régimen de visitas para todos aquellos ciudadanos que quisieran ver los restos u objetos encontrados. En este documento también se puede leer que, en caso de encontrarse numerosos restos de gran valor arqueológico y para asegurar un régimen de visitas compatible con la vida de todos inquilinos, se diseñara un itinerario en un día de la semana y una franja horaria, que permita la compatibilidad de la visita de los tesoros y momias con la vida doméstica de todos inquilinos. Si la administración competente aprueba el documento de esta plataforma, la ciudad se convertiría, en la primera capital del mundo en la creación de un nuevo concepto de museo denominado “HOME MUSEUM”. Un nuevo concepto de museo que se pondría de moda en el mundo gracias al trabajo incansable de esta plataforma cuyo lema sería “tu museo en mi casa”. En este cuaderno nos hemos puesto en contacto con el presidente de esta plataforma, que nos cuenta todos los detalles sobre esta iniciativa ciudadana, que podría salvar definitivamente El Cabezo de la Joya.

¿Cómo se le ocurre montar una plataforma de este tipo?

Varias son las razones, que me han empujado a aunar esfuerzos con algunos de los futuros propietarios, que tendremos la suerte de vivir en un lugar único. No conozco a nadie en el mundo que un día pueda decidir tirarse por un balcón y que caiga directamente en un campo santo tartésico. Pero si hay una, que tendría que destacar por encima de cualquier otra es que voy a ver cumplido uno de mis sueños. Yo ya tengo una edad, cumpliré el próximo año 100 años, y después de vivir una guerra civil cruel, una posguerra aún más dura, varias crisis económicas y una pandemia, tengo la percepción de que estoy más cerca del más allá de lo que la gente puede creer y llegado este punto no hay cosa que me haga más feliz que ver cumplido uno de mis sueños en esta vida, que mi único hijo pueda esparcir mis cenizas por todo el cabezo lanzándolas desde el apartamento que he comprado con los ahorros de mi vida.

¿Qué experiencia tiene?

Me siento con la capacidad moral suficiente para decir que, soy la única voz acreditada en la ciudad para hablar de arqueología. Llevo toda la vida dedicado a la compra y venta de antigüedades, me conozco todos los yacimientos arqueológicos de la ciudad y de la provincia. No hay ni uno que no haya visitado con mi máquina de detectar metales. He encontrado cosas que no se las puede imaginar ni el ordenanza, más preparado de ningún museo de esta ciudad. He estado tres veces a punto de entrar en la cárcel por un presunto delito contra el patrimonio, he sido perseguido de noche por el servicio de protección de la naturaleza y acumulo un sinfín de denuncias por allanamiento de lugares protegidos. No creo que haya en la ciudad nadie más preparado para abanderar esta plataforma que es la única que podrá garantizar que los tesoros y momias que se encuentren aquí no acaben en los museos más importantes del mundo. Nosotros nos encargaremos de custodiar y preservar todo lo que encontremos en ese cabezo en nuestros propios apartamentos, para que todo aquel ciudadano que lo quiera ver, puedan hacerlo con toda seguridad, tal como se hacía de antaño con los portales de Belén.



¿Ha oído hablar de los túneles?

Cuando se empezó a hablar de los túneles que conectaban el Cabezo de la Joya con otros cabezos, me acordé de niño me iba allí a esconderme de mi padre. Allí escondido soñaba algún día con vivir de la expoliación arqueológica. Si la gente supiera la verdadera dimensión de estos túneles, que son algo así como los agujeros de gusano de Huelva, similar a los que se conocen como puente de Einstein-Rosen, descritos en las ecuaciones de la relatividad general, que esencialmente consiste en un atajo a través del espacio y el tiempo. Agujeros de gusano de Huelva, que podrían conectar por ejemplo, el Cabezo de la Joya con el del Conquero en un abrir y cerrar de ojos. Algo que también pondremos en valor cuando ya estemos todos los vecinos instalados aquí. Pronto no necesitaremos transporte público en esta ciudad, porque podremos utilizar los agujeros de gusano de los cabezos de Huelva.

¿Qué espera encontrar en el Cabezo?

Este Cabezo tiene magia y en el seguro que encontraremos grandes tesoros,  de los que podrán disfrutar, primero los inquilinos de los apartamentos eso sí, para después compartirlos con toda la ciudadanía.  Todo eso sí en colaboración con los arqueólogos más importantes de la ciudad, de a los que requeriré asesoramiento ante cualquier hallazgo que logremos. Nuestra intención es también encontrar colaboración en la Universidad y en todos los investigadores que han luchado hasta hoy por conservar una de las Necrópolis Tartésicas más importantes. Pero si hay algo por lo que daría mi ojo derecho por encontrar, es una momia, en perfecto estado de conservación. Si yo encontrara una, me la llevaría a mi casa y la pondría el sitio que se merece, en el sofá, para que todo el mundo se pudiera sentar junto a ella y pudiera disfrutar de su presencia mientras ve un programa en el Canal Historia sobre sus primos y hermanos.

¿Cree usted que el Cabezo de la Joya se salvará?

El Cabezo tal como lo conocemos está claro que va a desaparecer, pero lo que viene abre un tiempo nuevo de expolio para él. Se perderán metros cuadrados en aparcamiento subterráneos y edificaciones de apartamentos donde vivirá gente que podrá jugar a arqueólogos en su tiempo libre buscando tesoros y momias con maquinas detectores de metales. Pero  quién sabe, si antes de que nos demos cuenta, alguno de los propietarios de los apartamento que haya ido a sacar a mear y cagar a su perro, este escarbando para ocultar su mierda o su orina,  encuentre algo parecido al Tesoro del Carambolo, ojala no tengamos que esperar mucho y  yo pueda verlo, antes de que esparzan mis cenizas desde mi apartamento del Cabezo de la Joya .

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here