Uno de los miembros más ricos de la familia Yamamoto visitará Castaño del Robledo

El escritor José Manuel Alfaro nos trae un domingo más en su sección semanal 'El Cuaderno de Muleman', un artículo de ficción sobre la provincia de Huelva.

0
393

José Manuel Alfaro/ Sección de ficción ‘El Cuaderno de Muleman’. En las próximas semanas, uno de los miembros más ricos de la familia Yamamoto, visitará Castaño del Robledo, con un objetivo claro. La visita de este miembro destacado de una de las corporaciones tecnológicas japonesas más importantes del planeta, recalará en la localidad, después de visitar varias localidades del país. Sera la localidad serrana la última de un periplo que le ha llevado por más de 100 pueblos, en los que se ha reunido no solo con los colectivos sociales más importantes de la localidad, sino con los alcaldes, a los que ha expuesto sus planes, con los que quiere convertir a esa localidad en un referente a nivel mundial.

A pesar de los numerosos pueblos que ha visitado, este conocido miembro de la familia Yamamoto y uno de los más influyentes, ha querido visitar en último lugar a Castaño Robledo, porque será este, posiblemente el que podría albergar el proyecto más ambicioso de esta familia. Un proyecto del que espera el compromiso de todo el pueblo y todos los colectivos sociales, el mundo empresarial y sobre todo del Alcalde, que seguramente será una pieza fundamental en la consecución del objetivo de unos de los Yamamotos más prestigiosos de Japón. Máxime cuando todos, él y los miembros del holding familiar, ven viable la implantación de su proyecto en la localidad serrana y una oportunidad única para que tanto el clan familiar, como el pueblo se vean beneficiados de un proyecto, por el que están compitiendo todos los pueblos elegidos que ha ido visitando a lo largo de este último año.

Aún no se conoce el día que aterrizará en Castaño del Robledo, aunque fuentes no oficiales, han confirmado que cuando se tenga la certeza, del día que se producirá esta escala, se informará al ayuntamiento para que organice un plan que no solo garantice la seguridad de uno de los hombres más conocidos de Japón, sino para que, también informe a la ciudadanía, para que engalanen las fachadas y las calles con motivos japoneses, con el objetivo de crear un clima idóneo que contribuya a que Castaño del Robledo se convierta en la ciudad elegida por los Yamamotos para albergar un proyecto, que dará visibilidad internacional a uno de los pueblos más bellos de la provincia. Este cuaderno ha tenido la oportunidad, de hablar con uno o de los asesores más cercanos a Yamamoto, que además de ser uno de los músicos internacionales más conocidos de la provincia, ha sido uno de los principales artífices de que el gran país del sol naciente, este mirando ya a Castaño del Robledo.

¿Cómo ha podido llegar un músico como usted, hasta el clan de los Yamamotos?

Los Yamamotos, no solo son aficionados al atún, la tecnología, la moda y el vino. Adoran la música, no solo el flamenco, sino también otros estilos, como el instrumental en el que soy especialista. Además, son gente con la que puedes hablar con ellos de música, son unos conversadores excepcionales. Si es cierto que tienen fama de trabajar mucho,  yo he visto como después de 12 horas de trabajo, me han pedido un concierto de 3 horas mientras cenan, con bises incluido. El carácter japonés y el de los Yamamotos se podría definir con una palabra invencibles, bueno casi, son capaces de llevarse horas escuchándote y mantenerte la sonrisa, sin pestañear como si fueran estatuas. Luego también, son seres muy afables y agradecidos, con un corazón enorme y muy fieles con sus amigos. Aunque también tiene su lado malo, son muy obstinados y unos negociadores brutales. Yo tengo la suerte de pertenecer a ese grupo de amigos de la familia, desde que me conocieron en mi gira por Japón.



¿Qué tiene el Castaño del Robledo para los Yamamotos?

Parece una tontería, pero los japoneses también son muy supersticiosos, pero sobre todo son muy simbolistas, solo tienes que ver su bella escritura. Hay también muchas razones por las que se han fijado en Castaño del Robledo, la magia del lugar, la arquitectura que podría recordar a los poblados japonés de las faldas del monte Fuji, la exuberancia de los bosques que rodean al pueblo, que les recuerda a los famosos bosques de cerezos de Japón. Luego están el jamón ibérico, el silencio, la vida rural y todo eso. Pero si hay algo que les atrae del Castaño del Robledo es su relación con su apellido,  uno de  los diez más numerosos de Japón y que significa literalmente “base de la montaña”, para muchos de nosotros esto no tiene importancia, pero para los japoneses que suelen darle importancia al menor de los detalles, la condición de que Castaño del Robledo se encuentre a las faldas de uno de los picos más alto de la provincia y que si lo miras de lejos, a un japonés le podría recordar al monte Fuji, no es de extrañar que este pueblo sea el principal candidato a acoger el proyecto de la familia Yamamoto.

¿No hay demasiado secretismo en todo esto?

Pues sí, pero si de algo adolecen los japoneses es de discreción, son gente sencilla, a los que no les gusta llamar la atención, están en contra de toda ostentación, para ellos el dinero no es un fin es un vehículo. Por estas razones, hasta que no tomen la decisión no van a hacerlo público, además se rodean de personas igualmente discretas, que tiene un pacto de confidencialidad inviolable. A un japonés lo puedes poner boca bajo y clavarle una catana, que son capaces morir desangrado antes de confesar un secreto. Luego tienen sus debilidades, el sexo, la bebida, el suicidio, el deshonor, el nulo papel de la mujer en su vida social, temas tabúes pero muy presentes en su vida. Pero lo bueno de todo esto es que, si al final deciden que el proyecto siga adelante, yo que sé por poner un ejemplo, que quieran montar una fábrica de impresoras, de chips de última generación 5Go una fábrica de ensamblaje de cámaras digitales o teléfono móviles, no tendrán inconveniente en reunir a todo el pueblo e informarles de todos los detalles.

¿Qué podría aportar este proyecto a la comarca?

Está claro que mucho, lo primero, la proyección internacional de la zona en Japón sería impresionante. Ten en cuenta que Japón lleva años implantando en china y en sus países vecinos sus centros de producción. Lo segundo es que la zona se podría convertir en el primer destino turístico de japoneses del país por encima de otras capitales y otras ciudades monumentales. Y la tercera y más importante que en toda la comarca, pero sobre todo en el pueblo, se podría crear la colonia de japoneses más grande la provincia, incluso en unos años al nivel que va avanzando el despoblamiento en el pueblo, podría haber más niños japoneses jugando en las calles que niños del pueblo. Esto puede adquirir una dimensión similar a la que se produjo en otras ciudades en otros tiempos. En muy poco tiempo podríamos ver niños y niñas con los apellidos García Yamamoto, Yamamoto Domínguez, Rodríguez Yamamoto esta se convertiría en la gran revolución demográfica del siglo en Castaño del Robledo.

¿Para cuándo podría ser una realidad este proyecto?

La decisión se tomará en el momento que se produzca la visita de Yamamoto a Castaño del Robledo y en la reunión de la corporación familiar en  la que se tomará  la decisión definitiva de implantar el proyecto en el pueblo, eso puede tardar unos años, pero mientras que se decide o no, la posibilidad de que pueda nacer aquí una de las colonias de Japoneses más numerosas de la provincia y yo diría que del país, es muy alta, una circunstancia que mientras que el proyecto deja de ser una ficción, la posibilidad de ver a gran parte de la familia de los Yamamotos paseando  y llenando las cada vez más vacías calles del pueblo, sí que está más cerca de la realidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here