El Juan Ramón Jiménez incorpora el ganglio centinela en los cánceres de endometrio y cérvix

Esto permite identificar el estadío de ambos cánceres con menor riesgo, aumentar la eficacia del tratamiento y mejorar el pronóstico.

0
480

Redacción. El Hospital Universitario Juan Ramón Jiménez ha impulsado un nuevo avance asistencial con la incorporación de la técnica de la biopsia selectiva del ganglio centinela en mujeres afectadas de cáncer de endometrio y/o cáncer de cérvix en estadíos tempranos de la enfermedad. El centro hospitalario se sitúa a la vanguardia con este procedimiento quirúrgico innovador que ha sido aplicado ya en cerca de una veintena de mujeres.

La nueva técnica permite tener un mejor conocimiento del estadío de la enfermedad de cada paciente. De este modo, puede beneficiarse de un mejor tratamiento complementario posterior (quimioterapia y/o radioterapia), lo que puede redundar en un mejor pronóstico y, por ende, en una mayor supervivencia.

Los profesionales de la Unidad de Ginecología Oncológica, integrada en el servicio de Obstetricia y Ginecología, en colaboración con el servicio de Anatomía Patológica del centro hospitalario, son los responsables de esta iniciativa.



Este novedoso procedimiento está respaldado por la actual oncoguía nacional de la Sociedad Española de Obstetricia y Ginecología (SEGO) y avalado en la última actualización europea de la guía ESGO-ESMO-ESTRO, de las sociedades científicas europeas de Ginecología Oncológica, Oncología Médica y Oncología Radioterápica.

En la actualidad, el método habitual empleado en los centros hospitalarios para intervenir este tipo de cánceres consiste en la extirpación, tanto del tumor como de las cadenas ganglionares completas, de modo sistemático (linfadenectomía), con los consiguientes riesgos asociados.

Sin embargo, con la nueva técnica se identifica el ganglio centinela, es decir, el primer ganglio de la cadena ganglionar al cual drena el tumor, de tal manera que al ser analizado por Anatomía Patológica, se sabe con certeza si el resto de la cadena ganglionar está o no afectada. Esto permite conocer el estadío de la enfermedad sin necesidad de extirpar la cadena ganglionar completa, realizándose intervenciones menos agresivas.

De este modo, se evitan los riesgos de complicaciones que conlleva la intervención tradicional derivados de un mayor tiempo de la paciente en el quirófano, con posibilidad de lesiones a nivel vascular, nervioso e intestinal, entre otras. Se elimina también el riesgo de linfedema en las extremidades inferiores y, además, teniendo en cuenta que estas pacientes suelen tener otras patologías médicas crónicas asociadas (diabetes, obesidad, hipertensión, hipercolesterolemia), disminuye notablemente la morbilidad quirúrgica.

Desarrollo de la técnica

Para llevar a cabo estos procedimientos, se inyecta a la paciente al comienzo de la intervención un colorante fluorescente denominado verde de indocianina en el cuello del útero. Este colorante migra de forma inmediata a las cadenas ganglionares del tumor y se hace visible posteriormente mediante una cámara de fluorescencia laparoscópica, identificándose así la primera estación ganglionar del tumor.

Esto es posible gracias a la incorporación en el Hospital Universitario Juan Ramón Jiménez de una nueva torre de laparoscopia ginecológica. Este equipo de última generación, que ha supuesto una inversión de más de 80.000 euros, incorpora una aplicación para visualizar de manera intraoperatoria el denominado verde de indocianina, Además de esta nueva aplicación, la torre aporta la máxima calidad de imagen facilitando así el desarrollo de las intervenciones por laparoscopia más avanzadas con mayor comodidad y satisfacción de las pacientes.

Este nuevo avance en el centro hospitalario resulta de especial relevancia si tenemos en cuenta que el cáncer de endometrio es el tumor maligno del tracto genital femenino más frecuente en España y el segundo en mortalidad, tras el cáncer de ovario. Por su parte, el cáncer de cérvix es el segundo más frecuente en el grupo de edad de 15 a 44 años, solo superado por el cáncer de mama. En el Hospital Universitario Juan Ramón Jiménez se diagnosticaron el año 2020 un total de 42 casos nuevos de cáncer de endometrio y 31 de cérvix.

Finalmente, tras este nuevo avance, los profesionales del centro trabajan ahora en el análisis anatomopatológico diferido del ganglio linfático centinela, que permitiría la ultraestadificación, incrementando la tasa de detección de ganglios positivos e incluso incluyendo ganglios en localizaciones poco habituales, adquiriendo una información adicional a la hasta ahora disponible que permitirá completar la estadificación postquirúrgica del tumor. Este último aspecto es de gran relevancia puesto que repercute directamente en el pronóstico de la paciente, adecuando el tratamiento complementario a la cirugía disminuyendo las tasas de recidivas tumorales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here