“Un buen partido porque tenemos un escudo que defender y una dignidad que mantener”, el deseo de Pouso ante El Ejido

El técnico vasco tiene claro que “esto es tinta china sobre mi historial” y fue contundente al decir que “no vine por la pasta, sino por el puto Recre”.

0
279
Calos Pouso, entrenador del Recre, durante una rueda de prensa telemática. / Foto: @recreoficial.
Calos Pouso, entrenador del Recre, durante una rueda de prensa telemática. / Foto: @recreoficial.

P. Gamero. “Tenemos que afrontar el partido como si no estuviésemos descendidos”“hay un escudo que defender y una dignidad que mantener”… “esto es tinta china sobre mi historial”… “no le hemos ganado ni al Kakati de las monjas franciscanas”… “paso noches en vela”… “no he venido por la pasta, sino por el puto Recre”. Pudo decirlo más alto, pero no más claro. Fue Carlos Pouso, entrenador del Recreativo de Huelva, en su comparecencia telemática ante los medios, previa al choque del domingo (Nuevo Colombino, 18:00) ante El Ejido.

Partido sin duda para la historia, porque según algunos resultados de duelos jugados antes, o simplemente porque no se gane, será el que certifique de manera matemática que el Recreativo, decano del fútbol español, se va la próxima temporada a la 3ª RFEF, consumando en esta aciaga campaña un doble descenso.

Pouso lo tiene claro: “Tenemos que afrontar este partido como si no estuviésemos descendidos, con ganas, porque hay un escudo que defender y una dignidad que mantener”. Por eso el deseo del entrenador de Leioa es que el equipo salga al campo “a sacar el partido adelante, sin más”, algo que “hemos intentando en otros encuentros y no hemos conseguido”.

Será un triste reencuentro con los aficionados albiazules que a estas horas se desconoce en que número irán al estadio, dado que se suavizan el protocolo sanitario. Pouso, de nuevo, no deja margen a la duda, vuelve a ser claro: “Vengan 800 o 8.000 aficionados, mi idea es que se pueda hacer un partido digno para darles una satisfacción, y que al final por menos nos vayamos con la sensación que no somos tan malos”. Y sobre la respuesta de esa afición da por bueno lo que venga: “A nuestra afición no le hemos dado nada, por eso si muestra su disgusto, amén... qué le vamos a decir, no nos queda otra que aguantar el chaparrón. Claro que estamos jodidos, por nosotros, por nuestras familias, por la afición y por la propiedad. Pero lo que diga el pueblo tendremos que aceptarlo, no como un respuesta pasota, sino desde el máximo respeto a la decisión que tomen”.



Al técnico vasco, en referencia al partido disputado en Yecla, y al anterior en Lorca, se le preguntó si tiene una explicación al porqué el Recre no sabe mantener un resultado favorable. “En Lorca nos adelantamos y duró algo más la alegría en la casa del pobre… pero en Yecla la verdad es que no nos dio ni tiempo a degustar el gol, en cero coma llegó el penalti. Podemos discutir si fue fuera o dentro del área, lo que tengo claro es que fue una falta innecesaria a un rival de espaldas, y aunque no sea penalti, no debes hacer esa acción”.

Pouso apostilló al respecto: “Puede que el estado de excitación y de nervios de los chavales te lleve a cometer esos errores; es una realidad que el equipo se bloquea y es por la falta de confianza en sí mismos de los jugadores, que en su mochila llevan muchas piedras”.

Durante la semana ha sido un tema de debate el hecho de contar con jugadores canteranos, que podían ser útiles a sus equipos -el Atlético Onubense de la División de Honor Andaluza y el Juvenil- en la pelea por evitar el descenso. Carlos Pouso tiene una visión clara del tema: “Si lo dicen por Fran y David Alfonso, estos son jugadores del primer equipo aunque tengan licencia federativa del B. No han entrenado ni un día con el B, y ni se me pasa por la cabeza que bajen a ayudar porque creo que no les va a ayudar, sino que les va a molestar. Yo me pregunto, un jugador asentado en el primer equipo y del que dicen que el futuro pasa por él, ¿con qué ganas va a jugar con el filial?, que además se está jugado la vida. Mi experiencia me dice que no sería bueno para nadie”. Otra cosa son los casos de Arjona, Álvaro Vázquez, Rubén y Moyano, “estos sí van a jugar con sus equipos”.

Hablando de jugadores también se le trasladó al técnico el sentir de muchos aficionados respecto a jugadores que se están borrando de estos partidos, en alusión a los que no viajaron a Yecla. Pouso dio la cara por ellos: “Si eres un malpensado no se puede hacer nada, pero estos tienen roturas fibrilares, las ecografías de José Antonio, Chuli y Alexander lo dicen… son son lesiones del grado de José Carlos y Moha, pero las tienes”, indicó, adelantando eso sí que un habitual no apto como Alberto Martín “por fin va a estar en la convocatoria”.

Sobre cómo está llevando esta situación personalmente también fue cuestionado Carlos Pouso. El de Leioa sentenció: “Esto es tinta china sobre mi historial, es que no tengo derecho ni a hablar, porque la gente no me va escuchar. No hemos ganado ni al ‘Kakati’ de las monjas franciscanas, esa es la puta realidad”. “Trabajo y sensaciones, todos tenemos, pero también cero puntos… en todos los partido siempre nos pasa algo, damos buena imagen, salimos bien, pero a la primera china nos caemos y no nos levantamos”, remarcó el técnico para apostillar: “Esto lo tengo que asumir con dignidad y seguir trabajando, porque siempre que llueve escampa. Pero está claro que he venido a salvar a un enfermo desahuciado y lejos de curarle le he metido el verduguillo como a los toros. Me voy ilusionado de todos los entrenamientos, pero luego llega el examen del domingo y suspendo, esa es la puta realidad, que estoy jodido”.

Por último, sobre su respuesta del domingo a la pregunta de si iba a dimitir, Pouso reiteró lo dicho en su día: “Dirán que he venido por la pasta, pues no he venido por la pasta, sino por el puto Recre. A otros equipos en la situación de descomposición en la que estaba el Recre no hubiera venido, me quedo en mi casa. Ahora asumo toda la culpa que me queráis echar, pero no puedo renunciar a un trabajo porque no me corresponde paro. Si lo dejo, para el INEM sería un jeta, un vago y un caradura que abandona el trabajo; llevo 44 años cotizados si Dios quiere el 11 de noviembre, y no quiero eso; en este puto país los políticos se van con el bolsillo lleno, pero si aquí renuncio yo a mi trabajo te vas al paro con cero”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here