El Ciudad de Huelva toca el cielo en Andújar con un gran triunfo (75-81) que vale una fase de ascenso

Trabajo, sacrificio y buena lectura del partido en especial cuando estaba por debajo en el marcador, las claves de la victoria del equipo onubense.

0
136
Alegría lógica de los componentes del Ciudad de Huelva por su triunfo en Andújar y su pase a la fase de ascenso a la LEB Plata. / Foto: @CiudadDeHuelva.
Alegría lógica de los componentes del Ciudad de Huelva por su triunfo en Andújar y su pase a la fase de ascenso a la LEB Plata. / Foto: @CiudadDeHuelva.

S. D. Es cierto que las finales no se juegan, se ganan. En eso el Ciudad de Huelva cumplió y en las estadísticas estarán que su triunfo fue 75-81. Pero para ganar esta ‘final’ ante el CB Andújar necesitó de mucho trabajo, de oficio, de acierto y, sobre todo, de no perder la cabeza nunca, ni cuando el equipo de casa había volteado la eliminatoria.

Cuando un partido se decide por pequeños detalles, estar acertado en las decisiones en los momentos cumbres te da un plus. Lo tuvo el Ciudad de Huelva, que posiblemente no ganó la eliminatoria en el Andrés Estrada, ni en los mejores momentos de este partido para la historia -porque acceder a una fase de ascenso es un mérito histórico enorme-, sino en los momentos malos, cuando el rival te había cogido la matrícula y tener la pelota en las manos quemaba. Ahí supo jugar, y muy bien, el Ciudad de Huelva. El 58-53 que registró el marcador a falta de 1.42 para acabar el tercer cuarto pudo ser una losa, pero el equipo de Pedro Vadillo se sobrepuso con entereza. Puede que ahí ganara el choque y la eliminatoria.



Pero hasta llegar ahí remaron todos, los de Huelva y los de Andújar. Los dos equipos, dado el exiguo margen de la ida (73-70), saltaron a la cancha a darlo todo porque ese era el único camino. Casi no existía el ayer -partido en Huelva-; sólo valía lo que ocurriera en Andújar, y se vio a dos escuadras muy metidas, queriendo cada una imponer el ritmo que más le podía convenir. Dio primero el Ciudad de Huelva, que se hizo con una renta de siete puntos (7-14), pero reaccionó a la perfección el CB Andújar, de la mano, ahora sí, de Berni Castillo (26 puntos, 7 rebotes y 29 de valoración), que llevó el choque a la máxima igualdad al término de ese primer cuarto: 20-19.

En el segundo acto el partido no varió mucho, porque mucho había en juego y nadie quería dejar nada atrás. A las buenas acciones de Castillo contestó Víctor Pérez en un carrusel de arreones locales/visitantes, que no impidieron que el Ciudad de Huelva tomara el mando en el marcador al descanso: 39-42.



La historia del partido estuvo en el tercer cuarto, y en ese momento mencionado cuando peor lo estaba pasando el equipo de Pedro Vadillo. El rebote (Diagne) y el acierto en el tiro (Berni), entre otras cuestiones, pusieron el choque de cara para el CB Andújar que, por primera vez incluso se puso por delante en la eliminatoria. Momento cumbre, el reseñado a falta de 1.42 cuando el equipo de casa se colocó 58-53. Fue ahí cuando apretó los dientes el Ciudad de Huelva, no perdió ni la calma ni la compostura, siguió trabajando, picando piedra, y logró parar la hemorragia y llegar al último cuarto con todo por decidir: 60-57 y eliminatoria empatada.

En el último periodo se vio rápido que los peores momentos para el Ciudad de Huelva ya habían pasado. En los primeros compase estuvo muy suelto en el tiro recuperando la ventaja en el marcador, llegando a tener cinco puntos de renta a falta de 7 minutos con dos triples soberbios de Raúl Postigo y Juanma Cebolla (64-69).

Pero el partido aún tenía mucho que jugar. Porque entre Diagne y Berni Castillo limaron esa pequeña/gran ventaja dejando que el electrónico reflejara un inquietante 73-74 con tres minutos y medio por delante. Volvió a emerger el oficio -Nickerson hizo lo suyo- y el saber estar del Ciudad de Huelva, que ajustó aún más en defensa y con otro triple de Cebolla puso el marcador casi imposible para los de casa: 73-79, a falta de 1.48.

Pese a los intentos locales, el partido ya tenía dueño, y era el Ciudad de Huelva, que acabó por imponerse (75-81), logrando su pase a la fase de ascenso a la LEB Plata. Y bien merecido que fue.

JAÉN PARAISO INTERIOR CB ANDÚJAR, 75 (20, 19, 21 y 15): Ángel Vázquez (10), Daniel Muñoz (5), Carlos García (9), Ibrahima Diagné (14), Berni Castillo (26) -cinco inicial-; Jaime Pérez (0), A. Martínez (3), Javi Martínez (8), Miguel Ángel García (0).

CIUDAD DE HUELVA, 81 (22, 20, 15 y 24): Víctor Pérez (16), Javi Montaner (3), Sebas Domínguez (6), Victor Nickerson (17), Juan Manuel Cebolla (15) -cinco inicial-; Pablo Recio (0), Raúl Postigo (16), Javi Blanco (6), Germán Rodríguez (2).

Árbitros: Milkana Borges Cosic y Alberto Ternero Martín. Sin eliminados.

Incidencias: Partido de vuelta de la eliminatoria de acceso a la fase de ascenso a la LEB Plata disputado en en el polideportivo municipal de Andújar (Jaén).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here