CSIF pide reformas urgentes para favorecer la creación de empleo estable y la recuperación económica

Con una concentración simbólica, el sindicato ha querido trasladar a la sociedad onubense su preocupación ante un momento crucial.

0
117

Redacción. El sindicato CSIF conmemora este 1º de Mayo reivindicando soluciones que permitan avanzar hacia una recuperación económica real. Que se acometan las reformas necesarias para favorecer la creación de empleo y la regeneración del sistema productivo.  Y que se refuercen los servicios públicos para garantizar la viabilidad del Estado del Bienestar. Así lo recoge la central sindical en el manifiesto que ha difundido en los centros de trabajo de la provincia.

Con una concentración simbólica, el sindicato ha querido trasladar a la sociedad onubense su preocupación. ‘Estamos en un momento crucial en el que debemos, en primer lugar, garantizar el proceso de vacunación. De manera simultánea, reforzar los servicios públicos vitales para nuestra ciudadanía como son la sanidad, la educación, la justicia o las prestaciones sociales. Y abordar las medidas necesarias a corto y medio plazo en el marco de un Plan de Reconstrucción”.



Empleos de calidad en la administración son reclamados por el CSIF con motivo del 1 de mayo.

‘Los efectos de la pandemia han puesto en evidencia los problemas de déficit de recursos y personal en los servicios públicos. Estos se han visto tensionados y al borde del colapso en numerosos ámbitos como los centros sanitarios y educativos. También en el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), la Seguridad Social o la Administración de Justicia”. Por este motivo, CSIF asegura que es necesario “un plan real y eficiente que impulse el crecimiento de la economía y la creación de empleo de calidad”. De igual forma, reclama un Plan Estratégico de Recursos Humanos en las Administraciones Públicas.  Deberá contemplar un refuerzo de más de 106.000 efectivos para los próximos tres años en todo el territorio nacional. Además, la Sanidad requiere un plan adicional, con 289.235 plazas nuevas entre 2021 y 2031, según datos de la central sindical.

Abuso de temporalidad



En este Primero de Mayo CSIF también reclama acabar con “la inaceptable tasa de temporalidad en las administraciones públicas. Esta se sitúa ya en el 30 por ciento, casi diez puntos por encima del sector privado”. En este sentido, exige “complementar nuestro marco legislativo en línea con las directivas europeas. De esta forma ofrecer seguridad jurídica y certeza para evitar el abuso en la contratación temporal y en fraude de Ley. Para ello estableciendo sanciones a las administraciones y órganos gestores que abusen de la temporalidad y, al mismo tiempo, reparando los perjuicios ocasionados a las personas trabajadoras”.

 

Salud en el trabajo

Otro de los aspectos que CSIF remarca en este 1º de Mayo es cómo la vigilancia de la salud en el trabajo sigue siendo una asignatura pendiente. De entrada, los indicadores muestran un déficit en el reconocimiento de las contingencias laborales y prestaciones que se derivan del contagio del virus. A modo de ejemplo, tal y como ha comprobado CSIF, en los tres primeros meses del año solo se ha reconocido una treintena de casos de enfermedad profesional por enfermedades infecciosas, categoría en la que se encuentra enmarcado la COVID-19. Esto también provoca que no se estén abordando las secuelas del virus de manera adecuada.

Desigualdad laboral

Desde CSIF también se ha aprovechado esta jornada para rendir homenaje a todas las mujeres “por su papel crucial en la lucha contra la pandemia, desde todos los ámbitos de la sociedad, muchas en primera línea y en puestos de trabajo mayoritariamente femeninos en sectores como sanidad, residencias, educación, servicios y la hostelería”.

El sindicato asegura que “hemos constatado como el coronavirus ha agravado aún más la situación de desigualdad de las mujeres. Esta pandemia no solo ha supuesto un problema social, sanitario y económico a gran escala, también ha afectado de manera específica al equilibrio entre vida y trabajo”. Los datos del mercado laboral muestran el retroceso que han sufrido las mujeres: la brecha en la contratación temporal se ha multiplicado por seis en el último año; ha aumentado la proporción de mujeres ocupadas a tiempo parcial por cuidado de menores, dependientes u otras obligaciones familiares; y hay más mujeres en paro o en ERTE.

Finalmente, desde CSIF se hace un llamamiento para crear conciencia social de la situación extraordinaria que se está afrontando por la pandemia de la COVID-19, sus efectos sobre la salud de las personas y la emergencia laboral y social que se ha generado. “La pandemia nos ha golpeado con una violencia para la que lamentablemente no estábamos preparados. Por eso trasladamos nuestra solidaridad a todas las personas afectadas en su salud y en su economía, y rendimos un profundo homenaje a las miles de personas fallecidas”, recoge la central sindical en su manifiesto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here