Lecturas casineras 44. Antonio Chamizo: «Bandoleros y contrabandistas en la Sierra de la Contienda»

Miguel Mojarro nos trae una semana más una recomendación literaria, esta vez sobre un libro de nuestra tierra, que es ejemplo de buen hacer y tema de sumo interés.

0
640
Comparte esta noticia

Miguel Mojarro.

Hoy nos pide el cuerpo visitar a un amigo: Antonio Rodríguez Guillén. Los amigos lo llamamos de otra forma, mas coloquial. Chamizo, que heredó de su abuelo, conserje de uno de los casinos de Aroche entonces. En Aroche (y en los alrededores), si preguntas a cualquiera por «Chamizo», sabe decirte por donde anda.

Su abuelo, en los tiempos de su casino, atendía la petición de los socios acercando «chamizos» (palos quemados del día anterior) al brasero que era el placer casinero de los días de frio. Y en Aroche, cuando aprieta, lo hace bien. Como decíamos en nuestro libro «Casinos de Huelva», con ese fresco serrano que baja de la parte de Encinasola.

Volvamos a nuestro amigo Antonio (Chamizo), para ir al grano de lo que toca hoy: Una lectura casinera de postín. Yo diría que de placer asegurado para quienes buscan en la lectura eso que llega entre sus renglones: la estética y el saber de quienes ponen en palabras lo mejor de su pensamiento.

El caso es que Chamizo, en su inquieta vida buscando causas y motivos de los hechos serranos, nos ha dejado páginas de magnífico testimonio antropológico de nuestro patrimonio social.

Yo diría que, tras una primera lectura de sus libros, uno se ve obligado a no escatimar sensaciones: asombro de su magnífica investigación, placer por las ideas que surgen de su saber y orgullo de pertenecer a una tierra con tantos valores sociales.

Chamizo sabe. Porque un buen día se dejó atrapar por el gusanillo de la curiosidad de los hechos de su sierra, muchos de ellos no escritos y por ello desconocidos. Otros, escritos, pero no leídos. O poco leídos, para ser generosos.



Los hechos siempre están ahí. En Huelva, en Carmona y en Segovia. Hay hechos magníficos y otros curiosos. Algunos interesantes y los demás testimoniales. Solamente por el «hecho» de ser un «hecho», deberían estar en la página de los intereses de las neuronas del placer.

Un amigo mío, Marcelo, dice:

«El que no tiene curiosidad no sabe lo que se pierde»

El caso es que Chamizo sí tiene activas esas neuronas, que todos tenemos, pero no siempre conectadas. Debería ser obligatorio antes de cada comida que «los» y «las» reflexionaran sobre algún motivo digno de nuestra curiosidad. Seguramente (no, seguro) habría más motivos de felicidad en nuestros «cada día».

Chamizo, en ese uso y bendito abuso de su curiosidad, nos ha escrito algunas obras maestras (que no conocidas) de nuestro patrimonio social cercano.

Antonio Rodríguez Guillen desde 1952, es investigador y documentalista. Fundador de las Jornadas de Patrimonio de la Sierra de Huelva, colaborador en revistas especializadas en Portugal, en guiones de documentales históricos para emisoras de radio y televisión española y portuguesa, Presidente del Centro de Investigación «Memoria e Historia de la Sierra», ….El que quiera saber más que nos lo diga y seguimos.

Autor de «La Romería de San Mames a través de la Fotografía» (1998)», «La Guerra Civil en Aroche» (1998), «Estudio Histórico del periodo Republicano y la Guerra Civil en Encinasola» (2009).

En colaboración con otros autores: «Guía Histórico-Artística de la Sierra de Aracena y Picos de Aroche» (2004), «Archivo, memoria e historia local: Aracena desde su archivo» (2010), «Las pinturas Murales de la Sierra de Huelva. Pintura mural en Hinojales» (2011), …

Pero a nosotros nos interesan especialmente tres:

«La presencia de Arias Montano en la Sierra de Aracena», «El Real Concejo de La Mesta y la devoción de San Mamés en Aroche» y, sobre todo, «Bandoleros y contrabandistas en la Sierra de la Contienda: aproximación histórica al contrabando en Aroche».

Las tres son para sentarse en Turóbriga y mezclar la estética histórica de las piedras centenarias (para el que lo perciba) con el goce que nos llega del conocimiento de nuestro patrimonio (el que pueda y sepa).

Nunca nadie ha puesto tanto empeño en trabajar bien nuestro patrimonio social y reflejarlo después en admirables escritos, rigurosos y amenos.

El gran mérito de Chamizo (uno de ellos) es haber sabido adecuar sus investigaciones a una estructura histórica adecuada, que permite gozar de su conocimiento, mas allá de los datos y la información de los manuales.

Chamizo busca en la Historia lo que a él le interesa y luego nos lo sirve en plato ameno, con rigor y bien organizado. Basta con ver los índices de sus libros.

Los índices son el escaparate en el que podemos prever la oferta del contenido y su organización. Los índices de Chamizo son inequívocos. El que se deje atrapar por ellos, … Bueno, cada cual es libre de casi todo. Pero hay algo que debería ser obligatorio: El conocimiento de nuestro patrimonio social.

Mi amigo Marcelo (hijo de contrabandista y ditero) diría: «Allá ca cual».

No me quedo con las ganas de trasladar aquí el índice de nuestro libro preferido, el del contrabando. Magnífico y sugerente:

La Frontera Hispano – Lusa.

La Frontera: Espacio Geográfico.

La Raya.

Evolución histórica.

La Conquista de Aroche.

Tierra de Contiendas.

Guerra de Restauración Portuguesa.

El contrabando de la prohibición a la subsistencia.

Las Aduanas.

Aparición del contrabando.

El Contrabando en el siglo XVIII.

Diego Corrientes: Bandolero-Contrabandista.

Diego Corrientes en la Sierra de las Contiendas.

El Convento de la Tomina.

Contrabando en el Siglo XVIII: Vivencias en la Raya.

Miguel Hernández un usuario del contrabando.

Miguel Hernández en Aroche.

El Contrabando de Posguerra.

Antecedentes fronterizos.

Barrancos-Encinasola, la proximidad a la Raya.

Vigilancia de Frontera: Las Fuerzas del Estado

El Contrabando en Aroche.

El contrabandista y las Fuerzas del Orden.

Camino de la Raya.

Mochila

Las Caballerías.

Mercancías.

Las Cantinas.

Almacenamiento y Canales de Distribución.

Los Chivatos

Arrestos, interrogatorios y Procedimientos Judiciales

El final del contrabando.

El contrabando en el cancionero popular.

Cabe aquí recoger alguna palabras de su autor, por lo que significa en su intención: «La magnitud del fenómeno contrabandista y su dilatada presencia en el tiempo, aún hoy está presente en otras latitudes de la región. La presente publicación pretende solo exponer de una forma generalizada una pequeña parte del fenómeno transfronterizo y de su importancia en la historia de Aroche».

Quien quiera textos con el rigor de la investigación, lea a Chamizo. El que desee datos contrastado en cientos de documentos consultados, lea a Chamizo. El que quiera saber Historia, sin tener que leer manuales, lea a Chamizo.

Nosotros hemos leído de manera especial el libro del Contrabando. Pero los otros dos mencionados están en la mesa de «al retortero» para fechas no muy lejanas.

Chamizo es autor para gozar y pedir más. Es autor que disfruta buscando, como buen investigador, para después abrir las páginas de su trabajo a quienes sepan y quieran compartir su oferta de cultura, patrimonio y placer.

Datos, testigos y hechos. El mejor libro sobre nuestro Patrimonio fronterizo, escrito por quien ha sabido buscar los datos rigurosos, de los testigos que estuvieron en los hechos analizados.

Antonio Chamizo debe ser (para quien sea capaz de percibirlo) autor de cabecera en la mesilla de los exigentes.

Grupo Azoteas

azoteas.g@gmail.com

casinosdehuelva@gmail.com

www.casinosdehuelva.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here