Un “ying yang” amoroso como debut en solitario de Kiko Salas

El cantante onubense Kiko Salas inicia su aventura en solitario y saca su primer single, 'El Silencio', en el que plasma el amor y el desamor

0
453
Kiko Salas
Kiko Salas
Kiko Salas en un momento del videoclip
Kiko Salas en un momento del videoclip

Fran Oliva. “Quiero contar el amor y el desamor en una persona dejada que, con el paso del tiempo, resurge en un proceso en el que se da cuenta de que había muchos sentimientos y que creía que nadie lo escucha hasta que se da cuenta de que hay personas que siempre escuchan”. Con esta premisa, el cantautor onubense Kiko Salas (1987) da su primer paso como solista. El rechazo o la aceptación del amor, las dos caras de este, centran la temática del primer trabajo en solitario de Salas. Un trabajo acompañado de un acompañamiento instrumental, producido por Cesar López Perea, repleto de matices y giros aderezados por su personalísima voz. Tema acompañado por la grabación de un videoclip realizado en Huelva y llevado a cabo por Adrián Toscano.

‘El silencio’ ya se puede escuchar en todas las plataformas digitales de audio como Itunes, Amazon Music o Spotify, en sus redes sociales y visualizar su videoclip en Youtube y otras redes, realizándose el tema y el videoclip íntegramente en Huelva.



Desde que se lanzó el 10 de abril, la canción ha tenido 1.444 reproducciones en Youtube. Sobre la acogida, nos cuenta Salas que “estoy contento por la acogida para no ser una persona muy conocida en el mundo musical en solitario como cantautor. La acogida ha sido bastante buena, la gente lo está compartiendo mucho por redes, hubo expectación el día de la salida y eso es bueno, significa que la gente tiene ganas de escuchar música buena. La canción es de un estilo muy personal el cual no es comparativo con otros artistas u otra música que se haya hecho aunque sea una balada. Es algo muy personal y la acogida ha sido muy buena”.



Los carnavales, origen musical de Kiko Salas

Kiko Salas, en un momento del videoclip
Kiko Salas, en un momento del videoclip

Antes de dar el salto como solista, Salas cuenta que sus orígenes musicales están muy vinculados al carnaval, contando que “tuve un grupo con un amigo durante 6 o 7 años, del que vivi un poco de la música”, recordando que “también, como muchos artistas en sus inicios no profesionales, he cantado en bodas y comuniones”.

Explica que, a pesar de comenzar su aventura en solitario, “el carnaval no lo he dejado” y cuenta que ha dado este paso porque “en el confinamiento hubo un video que se hizo muy viral, recibí mucho apoyo y en este tiempo que he tenido, donde he podido echar mucho tiempo al piano y a la guitarra, decidí dar el paso”. Un paso que “es un reto personal mío pero que también está impulsado por la gente que me lo había pedido cuando subía temas, intentado sacar algo que guste audiovisual como musicalmente”.

Ir día a día sin renunciar a nada

Kiko Salas, en un momento del videoclip
Kiko Salas, en un momento del videoclip

Estamos en una época donde hacer planes es complicado”. Así resume sus próximos pasos Kiko Salas aunque no esconde que “claro que me gustaría que esto fuera más, ir sacando singles, que me respaldara alguna productora o discográfica que me eche esa mano que todo artista que empieza necesita. Espero un poco más de proyección a la hora de seguir trabajando dentro de la música. Después todo es muy relativo porque nunca se sabe cuál es el punto clave para pegar el pelotazo. El single está dirigido a la personas porque si a la gente le gusta y le da por ti creo que la proyección de uno va arriba como la espuma. A día de hoy, estoy contento y espero, a día de hoy, que la música que siga haciendo guste y que haya alguien que me pueda respaldar ante los gastos económicos que esto acarrea”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here