El comercio onubense encara el 2021 diezmado pero esperanzado

A punto de hacer un año del primer estado de alarma y confinamiento por la covid-19, el comercio ha sido de los sectores más castigados.

0
346

Fran Oliva. Mañana se cumplirá un año del primer Estado de Alarma y confinamiento que dejó la pandemia de la covid-19 en España. Ese estado de alarma trajo un confinamiento domiciliario que se levantó progresivamente desde el 4 de Mayo hasta el 21 de Junio.

Sin embargo, después de esa primera ola de la pandemia ha venido dos más, acompañada de numerosas restricciones horarias y movilidad. La crisis sanitaria ha derivado en una crisis socioeconómica de dimensiones no vistas desde los primeros años de la posguerra y que ha dejado multitud de sectores muy golpeados, destacando entre ellos el comercio.

Antonio Gemio, presidente de Huelva Comercio, destaca a Huelva Buenas Noticias que este primer año de pandemia ha sido un año durísimo, comparable a los años 2007 y 2008, con la crisis del ladrillo que para el comercio fue una auténtica puñalada. En el año de la pandemia se ha perdido todo. Ha sido un desastre y con muchas perdidas que difícilmente se van a poder recuperar todas. Este año va a suponer un antes y un después para el comercio”.



No se aventura a decir si esta crisis será peor que la crisis de 2008 porque “eso hay que valorarlo con el paso del tiempo. Nosotros siempre decimos que, cuando se produjo la crisis del 2008, nunca habíamos terminado de salir de la crisis. Estábamos viendo al final del túnel la luz después de 10 años de crisis. En el 2019 empezábamos a remontar una crisis que se había llevado a cientos y miles de comerciantes. Esta crisis, espero, que sea remontable más antes cuando la gente esté vacunada y se quite el miedo a esta enfermedad y podamos mantener unos parámetros económicos parecidos a los de 2018, que no fueron años de mucha bonanza pero si en los que nos pudimos defender”.

Las nuevas medidas, un balón de oxígeno para el comercio

Actualmente, la pandemia atraviesa su tercera ola y está en una fase de meseta, tras casi un mes y medio de tendencia a la baja en cuanto a contagios y presión hospitalaria. La tasa de incidencia en España es de 130,51 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días.

En Andalucía, la tasa está por debajo de la media nacional -121,4-. En Huelva provincia y capital, la incidencia acumulada del coronavirus en los últimos 14 días por cada 100.000 habitantes se sitúa en 48,70 y 34,8, estando en riesgo bajo.

Esto ha motivado que hace dos semanas, la Junta de Andalucía haya ampliado el horario de apertura a comercio y hostelería, pudiendo estar estos establecimientos abierto al público hasta las 21:30.

Una situación que, en palabras de Gemio, ha redundado, claramente, de forma positiva en el sector. “Llevamos un par de semanas y se nota otra alegría en la calle que también coincide con el descenso de contagios y con que la gente sale con menos miedo. Va unido también eso a la vacunación y que la tercera ola ha acabado y hay una meseta de contagios. La gente sale con alegría a la calle y se nota en las compras”. Algo esperado para Gemio porque “es nuestro horario normal. El cerrar a las 18:00 era un horario anglosajón y nosotros somos latinos. El que trabaja, cuando llega a casa son las 15:00 y mientras come y tal, sale a las 18:00. El horario anterior era criminal, que ha hecho muchísimo daño y le achacamos a la Junta que no ha tenido consideración sobre el tipo de comercio que tenemos”.

Ayudas tardías

En estos días, el Gobierno ha anunciado un plan de apoyo de 11.000 millones de euros para empresas. De estos, 7.000 seran en forma de ayudas directas a empresas -2.000 para Canarias y Baleares, por su singularidad turística, y el resto para las demás CCAA-. Después habrá otro de 3.000 para que el ICO pueda acompañar los procesos de flexibilización y reestructuración de sus líneas de préstamos en tres niveles. Finalmente, los 1.000 millones restantes serán para recapitalizar empresas medianas y estará gestionado por el Ministerio de Industria a través de Cofides.

Sobre este demandado plan de apoyo, concreta Gemio que “el comercio, a día de hoy, hasta que no salga en el BOE y se vea los requisitos, no va a hacer ninguna valoración. Las ayudas hasta la fecha de las diferentes administraciones han sido propaganda. No se ha dado ningún euro a los comerciantes. Hasta que no lea la letra pequeña de esas ayudas de ese paquete, no vamos a valorar nada. Lo que si podemos decir es que llegan tarde porque llevamos un año esperando y ademas las que han salido han tenido muchas cortapisas y han llegado a muy pocos comerciantes”.

Plan de rescate íntegro

Por eso, dice Antonio Gemio que “hace falta muchísimo más. Si te fijas en lo que han dicho, de abonar 3.000 o 4.000 euros…eso para un comerciante en un año de pérdidas es nada. Eso es comprar voluntades. Si de verdad se quiere hacer un rescate del comercio, ellos saben cómo hacerlo. No solo es dinero, ayudas directas, sino también abordar otras cuestiones como el marco de rebajas, la apertura de domingos… cosas de las que se viene quejando el comercio desde 2010.

Por eso, apunta que “hay que hacer un marco regulatorio de rebajas, que no haya rebajas todo el año. Hay que regular también la venta por internet porque mientras que hemos estado cerrados, no se puede estar vendiendo por internet. Tampoco se debería comprar a personas que facturan en paraísos fiscales porque es discriminatorio. También está el tema de los domingos ya que al pequeño comercio no le interesa económicamente abrir un domingo, ya que no puede colocar a nadie más. Que esté el comercio abierto todo los días del año no vale. Hemos pedido esto muchas veces a las administraciones y no nos vale que Europa diga de abrir los domingos porque en Europa se vive de una forma y aquí de otra. En España ni a las grandes superficies le viene bien abrir los domingos”. 

Un antes y un después para el comercio

Lo que deja claro Gemio es que esto pasará porque “el comerciante es una persona bastante positiva y que se levanta cada día pensando en que va a tener un buen día. Dentro de ese positivismo creemos que cuando dobleguemos la enfermedad, vamos a empezar a facturar y vender. Eso tambien son suposiciones pero bajo la posibilidad intrínseca del comercio”.

Una pandemia que, en palabras de Antonio Gemio, va a transformar el comercio para siempre. Va a haber un antes y un después en la forma de vender, hacer negocios. Antes del covid, por ejemplo, no se hacían pedidos telefónicos y ahora se hacen. Va a haber cambios y, sobre todo, en lo que estamos muy expectantes es en como incidirá la vacunación en el tema comercial. Necesitamos que la mayoría de la gente esté vacunada, se quite el miedo, que se recuperen a las personas en ERTEs. Hay mucha incertidumbre pero estamos seguro que el comercio va a cambiar para siempre”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here