El Teléfono de la Esperanza celebra su 50 Aniversario, una entidad que lleva casi 30 años en Huelva

Celebra en 2021 su cincuenta cumpleaños como asociación, con presencia en Huelva desde 1992. Sin duda, 2020 ha sido el año más difícil para ellos, teniendo que intensificar su labor por las graves consecuencias que ha tenido la pandemia en la salud mental.

0
281

HBN. El Teléfono de la Esperanza celebra en 2021 su cincuenta cumpleaños como asociación, con presencia en Huelva desde 1992. Con este motivo queremos dar visibilidad al trabajo realizado en esta andadura de medio siglo y transmitir a la sociedad española la necesidad de seguir avanzando en el cuidado de la salud mental y emocional de los ciudadanos. Unido a esto, y alineados con los objetivos de OMS, quieren concienciar sobre la necesidad de abordar la prevención del suicidio, primera causa de muerte no natural en España, como un objetivo prioritario en los planes públicos de intervención en salud comunitaria.

El trabajo de sus voluntarios y voluntarias, a lo largo de estos años, ha sido intenso en cantidad y calidez. Reducir la densidad humana de su tarea a simples cifras, sin duda, simplifica y no da una imagen fiel del servicio prestado a la sociedad española. Sin embargo, estos datos numéricos servirán para hacer ver la importancia de la aportación social del Teléfono de la Esperanza.



  • 5 millones de llamadas telefónicas atendidas de personas en crisis y 400.000 de ellas con la temática del suicidio como protagonista.
  • 250.000 personas atendidas por especialistas en salud mental.
  • 10.000 cursos y talleres organizados para atender a personas en crisis y promocionar la salud mental y emocional.
  • 1.700.000 revistas AVIVIR distribuidas, formando e informado sobre la salud mental y emocional.
  • 25.000 voluntarios formados.

A lo largo de todo el año, celebrarán este cumpleaños tal como se merece. Cuentan con la Reina Letizia que ha aceptado la Presidencia de Honor de los actos de celebración del 50 aniversario. Además, participarán personas, una por cada diez años de historia asociativa, que se han significado en la sociedad española por su compromiso y valores éticos: Irene Villa, periodista y psicóloga, Rafael Nadal, tenista, Antonio Montiel, pintor, Adela Cortina, filósofa, y Luis Rojas Marcos, psiquiatra. No se olvidan, en esta circunstancia tan especial para la Asociación, de todas aquellas personas que, en momentos de angustia y sufrimiento, llamaron a nuestras puertas. Tampoco de los hombres y mujeres que, en el ejercicio de su voluntariado, los supieron escuchar con respeto y afecto y les ayudaron a recuperar la esperanza. A nivel local también reconocerán a muchas personas y entidades que han colaborado de manera activa en mantener su actividad y esencia.

Si toda la historia de cincuenta años está marcada por el contacto con el sufrimiento y la fe inquebrantable en la capacidad del ser humano para abordarlo y levantarse en las circunstancias más adversas, el pasado año ha sido muy especial. Es curioso que, tras tan larga trayectoria, el último año se transforme en uno de los hitos más importantes de su recorrido.



La pandemia les ha obligado a redoblar nuestros esfuerzos y a pedir a su voluntariado intensificar su compromiso. En 2020, han atendido 160.646 llamadas en las que la depresión, la soledad, la ansiedad, el miedo, el duelo y la ideación suicida han sido muy protagonistas. La salud mental y emocional de las personas se ha visto gravemente afectada y esto les ha obligado a poner en marcha programas individuales y grupales de atención psicológica online en los que se atendió a 7.023 personas.

Queda por delante un año difícil y la COVID y sus consecuencias van a acompañarnos, según todos los indicadores, todavía por algún tiempo. Por eso la celebración del 50 aniversario se la plantean, sobre todo, como un tiempo para el trabajo y el compromiso. Su objetivo prioritario será fortalecer y mejorar sus servicios para estar al lado de todos aquellos ciudadanos que sufren. En medio de la crisis, aportan escucha, acogida y esperanza a la sociedad española, convencidos que el ser humano es más fuerte que la pandemia y, aún en medio de la más dura adversidad, es capaz de levantarse y mirar con esperanza el futuro.

El Teléfono de la Esperanza en Huelva cumple 29 años en abril

No sólo están de celebración a nivel nacional, pues su sede en Huelva lleva casi treinta años ejerciendo una importantísima labor social. Este año, con motivo de dichos acontecimientos, se llevarán a cabo una serie de proyectos en un programa enfocado a celebrar la presencia de la ONG en nuestra provincia.

La promoción del voluntariado, encuentros online gratuitos, la renovación de la sede en la capital, la celebración de premios y reconocimientos, acontecimientos ya habituales como el torneo de golf o el concurso de microrrelatos en las escuelas, encuentros con las autoridades locales o la recaudación de fondos y rifas serán algunos de los eventos que se desarrollarán a lo largo del año, según las posibilidades que permita la situación con la pandemia.

El Teléfono de la Esperanza atendió 160.646 llamadas en 2020

El Teléfono de la Esperanza atendió 160.646 llamadas en 2020, lo cual supone un incremento de 38 % respecto al año anterior. 35.619 horas de atención telefónica efectiva anual, lo cual supone un incremento del 42% respecto al año anterior. 13.387 llamadas al mes, 440 llamadas al día, 18 llamadas a la hora.

Sin duda, los factores asociados a la pandemia explican este incremento que ha obligado al voluntariado a redoblar su compromiso y trabajo. Por otra parte, las nuevas infraestructuras de comunicación implementadas han contribuido a la mejora del servicio y a una mayor cobertura.

La media de duración de las llamadas fue de 13,5 minutos y las realizaron el 65% mujeres y el 35% hombres. El contenido de las llamadas en crisis fue en un 70% problemas psicológicos y psiquiátricos, en un 24% problemas relacionales y/o familiares, en un 4% problemas asistenciales y en un 2% problemas jurídicos.

Se atendieron 4.935 llamadas de temática suicida (incremento del 55% respecto al año anterior) de las cuales en 205 de ellas el llamante declara que el acto suicida está en curso (incremento del 38 % respecto al año anterior). El incremento de las llamadas de temática suicida no implica necesariamente un aumento de los suicidios, para afirmar/negar esto es necesario esperar a la publicación de las cifras oficiales de causas de defunción de INE.

Se previnieron suicidios atendiendo 24.390 (Incremento respecto al año anterior del 21%) llamadas de personas con factores asociados al riesgo suicida (salud mental, depresión, crisis vital). La pandemia ha incrementado significativamente los factores de riesgo asociados a la conducta suicida, por lo que la prevención es más necesaria que nunca. Las temáticas más comunes fueron los problemas mentales (25 %), la soledad y el aislamiento (10%), la depresión (7%), los trastornos de ansiedad (7 %), la crisis vital (4%), crisis psicológica/emocional explicita por CORONAVIRUS (5%) y los problemas familiares (7%). El 80% de los llamantes expresa satisfacción y gratitud por el servicio recibido.
La edad de los llamantes se distribuye según los siguientes porcentajes: Hasta 18 años,
1.32%; De 19 a 25, 3.46%; De 26 a 35, 10.20%; De 36 a 45, 19.39%; De 46 a 55, 26.51%; De 56 a 65, 24.70%; De 66 a 75, 10.08%; 76 y más, 4.36%

La situación de soledad e indefensión de las personas de la Tercera Edad ha obligado a implementar programas específicos de atención y a reforzar los ya existentes en Canarias, Comunidad Valenciana, Extremadura, Andalucía y Castilla León. Los voluntarios/as del servicio de ayuda por teléfono emplearon 35.619 horas de escucha activa. Los voluntarios expresan su satisfacción por el servicio ofrecido en el 90% de las llamadas.

Durante el 2020 se ha ofrecido intervención por sus psicólogos voluntarios a 7.023 personas, siendo las demandas más habituales ocasionadas por: las crisis depresivas, las crisis de ansiedad, el duelo, miedos patológicos, ideaciones suicidas, problemas severos de convivencia familiar y las personas con problemas de salud mental que vieron agravadas sus patologías por la pandemia y las dificultades para recibir atención. Dadas las circunstancias toda esta atención se ha realizado casi en su totalidad de forma online.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here