Santa Olalla del Cala, finalista en los premios europeos, en la categoría de “mejor puesta de sol”

Un domingo más José Manuel Alfaro nos trae un relato ficticio nuevo del Cuaderno de Muleman.

0
1313

Jose Manuel Alfaro / Sección de ficción ‘El Cuaderno de Muleman’. Hoy se ha conocido, que Santa Olalla del Cala, una de los pueblos más desconocidos de la provincia, luchará en los premios europeos de este año, para coronarse como “el pueblo con la mejor puesta de sol” del continente. Algo que, de conseguirse, haría entrar, al pueblo más occidental y alejado de la capital, en el selecto club de las mejores puestas del sol del mundo, incorporándose así a la lista elaborada por la revista National Geographic, en las que ya estaban incluidos, los ocasos en el desierto del Thar en Rajastán, el monte Fuji, el Taj Mahal, el lago Inle, el Valle de los Baobabs en Madagascar, el desierto de Atacama, el Parque Nacional de Masai Mar en Kenia, Ciudad del Cabo, el Montablanc, el Gran Cañón del Colorado y ahora, la puesta del sol desde La Sierra del Viso en Santa Olalla del Cala.

Un fenómeno maravilloso, el del ocaso, que sucede durante la conocida “hora mágica”, que comienza con un descenso pronunciado del sol y termina con la desaparición del mismo en el horizonte, bajo una hecatombe de silencio, colores y sombras, que sumen a quienes han tenido la suerte de contemplarlo, en un éxtasis sensorial y de incontinencia urinaria unica. Aunque hasta el momento, en la provincia, solo las candidaturas con playas habían pasado el corte. Ha sido este año, cuando una candidatura de montaña, no solo había sido seleccionada, sino que había llegado a la gran final, donde tendrá que competir contra los escenarios naturales más importante del continente.

Aunque todo el mundo es conocedor, de que valorar una puesta de sol, es algo con un componente altamente subjetivo. Ya los santaolalleros y santaolalleras se ven ganadores por haber llegado hasta aquí, como nos cuenta con más detalles, en esta entrevista, uno de los promotores, que podría lograr situar a este bello pueblo serrano, en la lista exclusiva, con uno de los atardeceres más hermosos del mundo.



¿Cómo se le ocurrió la idea?

Pues de casualidad. Hace años que no voy al pueblo pero sigo unido de una forma u otra al el. De hecho, conozco al Alcalde desde hace años, mucho antes de serlo. Fue en esa etapa de mi vida, en la que tuve la suerte de subir varias veces a la Sierra del Viso. Allí hay un hito topográfico que de alguna forma certifica que estamos en un lugar único, no solo topográficamente hablando sino por las vistas que se pueden ver desde allí de sur a norte y oeste a este. Fue a raíz de un verano que subí hasta allí, cuando tuve la suerte de vivir un ocaso inolvidable. Ver desde allí, la inmensidad de las colinas verdes que abrigan el pico, los pueblos, el horizonte, el sol a lo lejos cayendo hasta hacerse un silencio absoluto por un momento y ver como el cielo se corrompía en un mar de colores, es quizás una de las experiencias naturales más hermosas que he vivido.

No sé si otra persona podrá apreciar esa belleza que yo viví pero ahora que lo hago sumido en la nostalgia después de mucho tiempo sin ir allí y con la muerte pisándote los talones, uno empieza a valorar las experiencias como esta, como si ya no fuera a volverlas a vivir nunca más. Así que cuando me cruce con este concurso, tire de recuerdos, presenté un proyecto, adjunte fotografías e inscribí la candidatura. Supongo que lo demás llego de la mano de los observadores que se encargan de valorar cada propuesta y supongo que alguno habría visitado la zona y comprobado que la información que les pase era suficientemente consistente como para acercarse hasta allí y valorar la candidatura tanto que al final ha llegado a la final, algo de lo que estoy muy orgulloso.

¿Mar o montaña?

Yo he vivido ocasos en la playa y en la montaña. Si es verdad que el rol romántico de puestas de sol se ha instaurado más en contextos de playa que de montaña. No sabría darte una razón exacta pero quizás tenga algo que ver con el mar y su inmensidad, su infinito, su inmortalidad. Pero del horizonte para arriba todo es cielo y da igual que bajo el solo haya agua que cimas. Posiblemente si le preguntas a un montañero que ha subido al Everest como son las puestas de sol desde allí, te dirá que las más hermosas que ha vivido jamás y si le preguntas al dueño de un apartamento en primera línea de Punta Umbría, como son las puestas de sol desde su terraza, te dirá lo mismo. Así que, a pesar de la subjetividad de la belleza de las cosas, esta vez me gustaría que ganase la puesta de sol desde el Sierra del Viso

¿Qué le ha dicho su amigo el Alcalde de todo esto?

Todavía nada. No he tenido la oportunidad de hablar con él. Supongo que en el momento de que pueda ir para allá, hablaremos de la forma de poder capitalizar el premio en el caso de que al final Santa Olalla del Cala se corone como una de los lugares del mundo con las puestas de sol más hermosas. No estaría mal que se hiciera un plan de turismo sostenible alrededor de este fenómeno único, que pusiera en valor toda la zona y ayudara a la conservación de todo el entorno antes de que lo pudieran destruir la presión humana porque creo que puede ser compatibles tanto los diversos aprovechamientos de la zona con la conservación de una Sierra única. Pero bueno, de todo eso hablaremos cuando podamos vernos y darnos un abrazo.

¿Cree que debería de ganar Santa Olalla del Cala?

Yo creo que sí, Santa Olalla del Cala se lo merece. Es la gran desconocida de la provincia. El problema muchas veces de vivir a camino entre varios territorios es que por una parte tiene muchas ventajas porque te convierte en un espacio generador de diversidad y riqueza cultural pero por otra parte se produce una desafectación lógica cuando es más fácil y rápido llegar a la capital de la región que a la de la provincia. Pero este pueblo se merece todo. Tiene un castillo impresionante que ves cuándo vas llegando al pueblo y un patrimonio cultural, natural y humano único. La chacina, los dulces, sus fiestas, la romería, todo se vive intensamente en este pueblo.

¿Cuándo se conocerá el fallo de jurado?

Supongo que en unos meses se hará público. De todas formas, tengo que reconocer que esto de los concursos es un juego de intereses, en los que hay demasiados lobbies pendientes de ello. Pero independientemente del fallo, para mi Santa Olalla ya ha ganado y estoy seguro que cuando se acabe esta pandemia, volveré, hablaré con el alcalde, me tomaré una melva con pimiento rojo en el bar al que suelo ir siempre, pero sobre todo abrazare a la gente que quiero, de la que ha separado esta pandemia y que además me esta robando el mejor atardecer del mundo, el de la Sierra del Viso de Santa Olalla del Cala.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here