Jose Manuel Sierra, un moguereño insignie en el balonmano nacional

29 títulos y tres medallas con España demuestran el papel de un José Manuel Sierra que, con 42 años y 25 de carrera, sigue al pie del cañón.

0
551
Jose Manuel Sierra
Jose Manuel Sierra

Fran Oliva. Para los conocedores del balonmano, el nombre de Jose Manuel Sierra solo puede llevar a la memoria grandes hazañas de un jugador que ha grabado su nombre con fuego en la historia del balonmano patrio.

Natural de Moguer, Sierra, a sus 42 años, puede decir, con rotundidad, que ha alcanzado el éxito en su carrera, la cual dura 25 años, iniciándola en el club de su pueblo, el Club Balonmano Pedro Alonso Niño de Moguer. Ha jugado en tres países -España, Francia y Hungría- y ha conseguido la friolera de 29 títulos18 nacionales y 11 internacionales-.



Así, a nivel nacional, Jose Manuel Sierra ha conquistado la Liga ASOBAL, la máxima categoría del balonmano español, en cinco ocasiones. También ha ganado 5 Copas del Rey, 3 Supercopas de España y 3 Copas ASOBAL. Todos estos títulos defendiendo las elásticas de clubes tan importantes como el FC Barcelona, el BM Valladolid o el extinto BM Ciudad Real. Además, ganó una liga en Francia con el Paris Saint-Germain y una liga húngara con el Pick Szeged.

También ha ganado, a nivel de clubes en la esfera internacional, 4 Copas de Europa, 1 Recopa de Europa, 3 Supercopas de Europa y 3 Ligas de Los Pirineos.



Con la selección, Sierra también la logrado éxitos muy importantes. Así, defendiendo la meta de España se colgó el oro en dos ocasiones, en los Juegos Mediterraneos de Almería en 2005 y en el Mundial de 2013. También conquistó un bronce en el Europeo de 2014.

Todo esto haciendo alarde de un reflejos felinos, una rapidez mental y de acción y una capacidad para estirarse y re-formar su cuerpo para atajar cualquier balón que llegase desde cualquier dirección. Signos del gran talento que atesora el arquero moguereño.

Una prolífica carrera, la de un jugador incombustible, que apunta de forma destacada el nombre de Jose Manuel Sierra en el balonmano a nivel nacional y en el deporte onubense y que, sin embargo, no ha hecho que olvide sus raíces, caracterizándose por su humildad y accesibilidad, siendo una persona sencilla, simpática y cercana.

Regreso a España no condicionado por el Covid-19

Desde 2012, Sierra ha desarrollado su carrera en Francia, en dos etapas, y en Hungría. Sin embargo, este verano, decidió que era hora de volver a España, enrolándose en las filas de un histórico como el Bidasoa Irún. Sobre su momento actual en el Bidasoa, nos relata Jose Manuel Sierra a Huelva Buenas Noticias que “vivo en Hendaya, pegado a Irún. Los niños siguen en el colegio francés. El Bidasoa un buen club, hay un buen grupo y la verdad que estoy muy bien”.

Escogió al cuadro irundarra porque “me daba la posibilidad de que los niños siguieran estudiando francés y es un proyecto que está creciendo en España. Se daban dos circunstancias para poder seguir jugando al balonmano a un buen nivel” destacando que el Covid-19 “no ha influido en la decisión de venir. Al final era una buena opción para mí después de haber estado tanto tiempo fuera. Me seguía dando la posibilidad de estar en Francia, algo importante para que los niños siguieran con el idioma, y no ha influido el tema del COVID-19″.

Fácil seguir con motivación

“Es, a veces, difícil pero el estar en un buen equipo, con buenos objetivos y que está luchando por grandes cosas al final hace que encuentres la motivación, luchar e intentar crecer cada día”, confiesa Sierre sobre como seguir con motivación a los 42 años.

Más en una temporada tan atípica y en la que, por ejemplo, tienen que jugar sin público. “Es difícil. Lo que teníamos nosotros, el apoyo del público, no he podido vivirlo y es diferente jugar un partido sin publico. Tenemos que acostumbrarnos porque por encima de todo está la salud y hay que seguir las normas. Creo que lo estamos haciendo todo y ojalá que, con las vacunas, todo baje y podamos volver a la normalidad”.

Jose Manuel Sierra ve futuro para la ASOBAL y para la selección

“Ha cambiado mucho. Los mejores jugadores no están ya en nuestra liga. Se estaba creciendo pero esto del Covid ha dado un revés a la liga y los clubes, que están sufriendo mucho. Veremos como salimos de esta pero es verdad que esto ha sido un palo muy duro porque la liga estaba creciendo”, explica Sierra sobre la comparación de la actual ASOBAL con la del año 2012, último que estuvo en España antes de pasar ocho años entre Francia y Hungría para volver en el 2020.

También habló sobre la actual generación de la Selección Española, la cual consiguió un bronce en el Mundial de Egipto. “Veo futuro. Hay grandes jugadores que se retirarán después de los Juegos Olímpicos pero el seleccionador ha hecho un gran trabajo de captación de jóvenes. Estos jóvenes están trabajando con los que llevan mucho tiempo. Creo que hay futuro, hay jóvenes interesantes y esperemos que nos sigan dando tantas alegrías como hasta ahora”.

Siempre con el PAN pese a la distancia

Lo que no ha cambiado en Jose Manuel Sierra ha sido su vinculación, tambien desde la lejanía, con el Club Balonmano Pedro Alonso Niño de Moguer, su primer club. Señala que ve a los moguereños bien porque “lo sigo siempre. Es verdad que si en un equipo de ASOBAL es difícil jugar, en categorías inferiores es todo mucho más difícil. Han jugado cuatro partidos y van bien. Lo importante es que están trabajando muy bien con la cantera desde hace mucho tiempo y eso tiene que ser la base del club. Enrique esta haciendo un gran trabajo”.

Un elogio para, a renglón seguido, pedir más inversión en el equipo porque “como siempre digo, con poco qué se le ayude, se podría conseguir un club en la élite. En ASOBAL hay un club, Navas de la Asunción, que es de una localidad con 5.000 habitantes. Se podría llegar a la elite pero hace falta ayudas que son difíciles de conseguir. Aún así, están haciendo un gran trabajo y ojalá sigan así”.

Una vuelta de Jose Manuel Sierra a Moguer que depende del destino

Aunque Sierra siga al pie del cañón con 42 años, ya piensa en el día después a su retirada. Una retirada que tiene claro que no será en el PAN, donde inició su carrera, como jugador. “Tengo 42 años y es difícil que vaya como jugador” aunque no descarta que sea como entrenador porque “me he formado. Soy entrenador nacional y me he sacado el ‘Master Coach’, la máxima titulación para entrenadores de balonmano. Ahí tengo más futuro que como jugador pero no hemos hablado en ese sentido pero no sé dónde terminare ahora mismo”.

E insiste en ese tema en que “veremos a ver dónde termino. Si acabo en Moguer, esta claro que será eso pero tengo que ver mi futuro. No sé si me dedicaré a entrenar porque también soy maestro de educación física y puedo dar clases. He estudiado y tengo formación pero no tengo claro que quiero ser. Primero tengo que ver donde termino y ya veremos”.

“Hay que cumplir con las normas”

Por último, también quiso lanzar un mensaje sobre la actualidad más diaria en relación a la situación del Covid-19 en Huelva. “Estoy preocupado por los amigos, la familia y por todo el mundo. Las Navidades han dado un golpe muy fuerte, todos los municipios han crecido en cuando a covid y ahora parece que la curva se esta aplanando pero no hay que confiarse. Cuando la gente se confía un poco, esto vuelve a pegar y lo hace muy fuerte. Hay que cumplir con las normas, no queda otra y que se cuiden mucho”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here