Josué López, un onubense amante de la ciberseguridad

Con solo 2 años de vida, Auditech se está posicionando de forma clara y destacada en el sector de la ciberseguridad, aupada por la Covid-19.

0
499

Fran Oliva. “Llevo desde muy pequeño con la ciberseguridad. Todo esto surge cuando a mi madre se le ocurrió la idea de castigarme sin ordenador cuando era pequeño y por llevarle la contraria me puse a ver una película de ordenadores, ‘Hackers’. A partir de ahi, empezó mi pasión pro este mundillo. Empecé diciendo que quería ser hacker pero evolucioné hasta un perfil más técnico y de gestión pero ese fue el motivo principal”. Así explica el onubense, afincado en Madrid, Josué López el nacimiento a finales de 2018 de su empresa Auditech.

Auditech es una empresa que nace a finales de 2018 con el objetivo de ofrecer servicios de desarrollo de software, ciberseguridad y derecho tecnológico. Una triada de servicios que finaliza con un producto de alto valor añadido por la sinergia entre los departamentos los cuales colaboran entre sí y de forma independiente para configurar una visión global del proyecto.



Asi nos lo cuenta López que afirma que su empresa “se centra en ciberseguridad, derecho tecnológico y desarrollo de software”. Áreas separadas para “conseguir un servicio de 360º para desarrollar, secularizar y adecuar el proyecto a la ley. Un servicio moderno para cubrir todos los aspectos de cualquier sociedad del siglo XXI”.

El Covid-19, un gran impulso para Auditech

La pandemia ha acelerado la digitalización de multitud de empresas. Así nos lo reconoce Josué, que afirma que la Covid-19 ha sido un impulso muy notable para su empresa porque “vimos bastante demanda en cuanto a digitalizar las empresas rápidamente y poder operar con cierta normalidad. El teletrabajo ha impulsado nuestro trabajo. Hemos hecho una servicio rápido para implantar el teletrabajo de forma rápida y segura”.



El impulso del teletrabajo ha obligado a muchas empresas a tener que trabajar con webs fiables, rápidas, intuitivas y de fácil acceso. Un requisito imprescindible y cuya ausencia en ciertas empresas ha derivado en una bajada de facturación. Un ejemplo de esta necesidad es que la facturación de Auditech en 2020, que colabora con multitud de empresas e instituciones públicas, se ha disparado, alcanzando la cifra de casi dos millones de euros (1,72 millones).

El cibercrimen, otro elemento que propulsa el ascenso de la ciberseguridad

Un sector, el de la ciberseguridad o seguridad de la información, que también está aupado por el auge del cibercrimen que puede alcanzar cifras récord en 2021. Según el estudio anual de cibercrimen para consejos directivos (Cyberwarfare in the C-Suite), se estima que costará a la humanidad la cantidad de 6 trillones de dólares (5 trillones de euros, aproximadamente).

“En cualquier momento que estes leyendo algo por el movil, la tablet o el ordenador, te puede llegar un correo sospechoso. Algunos de estos correos, si caes en abrirlo, te pueden cifrar los archivos y te pidan un rescate o alguien acceda a la red de tu casa u oficina para espiarte. Las empresas pequeñas son el nicho preferido de estos ciberdelincuentes porque no tienes muchas medidas de seguridad complejas. Y seguramente no tengas más remedio que pagar luego unos pocos miles de euros para recuperar la información de tu empresa y salvar tu pequeño negocio. Para eso, hay que estar protegido”, nos relata Josué López.

Tokio 2021, gran ejemplo del ascenso de Auditech

Un ejemplo del ascenso de Auditech es su presencia en los Juegos Olímpicos de Tokio 2021. “El proyecto de Tokio se vio sesgado por la pandemia. Tuve la suerte de ir a Tokio un dia antes de que se decretase el Estado de Alarma en España y se iba a continuar con este proyecto pero al final no pudo ser. El proyecto seguirá vigente pero no formare parte de él”.

“Siempre he sido muy echado para adelante”

El ejemplo de Josué muestra, también, el alto valor del emprendimiento en los últimos años. “Siempre he sido muy echado para adelante. Me vine a Madrid con 19 años y 500 euros en el bolsillo. Mi madre pensaba que al mes estaría de vuelta pero encontré un trabajo al poco tiempo y me fui desarrollo profesional, trabajando en BBVA, y académicamente. Con la ciberseguridad, que siempre me llamó la atención, he ido adquiriendo conocimiento y experiencia y siempre me llamó el hecho de tener mi empresa, de ayudar a la gente a tener un entorno mucho mas seguro. Ahora doy clases en la Escuela Internacional de Postgrados en Málaga, en el Máster en Dirección de Ciberseguridad, Hacking Ético y Seguridad Ofensiva. El emprendimiento siempre me ha llamado mucho la atención”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here