Minas de Rio Tinto encabeza el ranking nacional de los pueblos con más buenas noticias por habitante

El escritor José Manuel Alfaro nos trae otra semana más un nuevo artículo de ficción de su sección semanal 'El Cuaderno de Muleman'.

0
412

José Manuel Alfaro / Sección de ficción ‘El Cuaderno de Muleman’. 9:00 h. El año comienza magníficamente bien para Minas de Rio Tinto, que se pone la primera en el ranking nacional como la población con más buenas noticias por habitantes en este nuevo año que acaba de empezar.

Una buena noticia que nadie se esperaba y que ha sido un bálsamo para una población, como muchas otras de todo el territorio nacional, que han vivido un año lleno de buenos y malos momentos. Aunque solo llevamos tres días del nuevo año, la tendencia nos dice que con los números actuales, Minas de Riotinto podría terminar el mes siendo el pueblo número uno en buenas noticias de todo el país.

En el pueblo aun no dan crédito a este liderazgo que no se esperaban tan pronto, a pesar del trabajo que toda la ciudadanía llevaba haciendo estas últimas semanas para crear el caldo ese caldo de optimismo que es necesario para que se gesten el mayor número de buenas noticias. A pesar de todo la población se mantiene expectante a lo que pueda suceder durante las próximas semanas, que serán decisivas para conservar el liderato que podría hacer posible que Minas de Riotinto terminara el año como el pueblo con mas buenas noticias del país, algo que le abriría la puerta a participar en la liga internacional, como el pueblo con mas buenas noticias del mundo.

Un título que hasta la fecha no ostenta ningún pueblo del territorio nacional, lo que pondría a la ciudad y a toda la cuenca de minera en el mapa del mundo, como lo fue en su época de esplendor minero, en la que fue durante muchos años capital mundial del cobre. Un trono que podría recuperar si el pueblo siguiera generando buenas noticias al ritmo que lo está haciendo actualmente.



Desde la asociación de buenas noticias riotinteñas ya se ha hecho un llamamiento a la ciudadanía  para que no cesen en su empeño y eleven sus niveles de optimismo hasta los límites infinitos de sus estados emocionales. Una batalla que debe extenderse desde el barrio de Bella Vista, hasta el Alto de la Mesa. Y en la que los niños deben ser el motor que contagie a todos sin excepción, dese jóvenes a ancianos, independientemente de su oficio, ya sean barrederos, parados de largo duración, médicos y enfermeros exhaustos, de un hospital en precario, profesores y profesoras de centros educativos con numerosas deficiencias, mujeres maltratadas, hombres con ordenes alejamiento, delincuentes, buscadores de chatarra, mineros en paro, banqueros usureros, políticos corruptos, funcionarios e incluso jubilados con pensiones no contributivas, que no pueden ni pagar la hipoteca de sus casas.

El presidente de la Asociación de Buenas Noticias de Minas de Riotinto ha querido mandar un mensaje claro, nadie está excluido de este compromiso social, por convertir a Minas de Riotinto en el pueblo del mundo de este año, con más buenas noticias por habitante. Un llamamiento que hace extensivo en esta entrevista que ha concedido a este diario y en la que no falta la energía necesaria para impulsar este logro colectivo, que tiene que ser el objetivo de este nuevo año.

¿Cómo se llega a ser presidente de una asociación tan importante como esta?

Pues supongo, que como si fuera cualquier otra, con mucho trabajo, mucha dedicación y quitándole tiempo a mi familia, a mis amigos y a mí mismo. Cuando te involucras en algo que no solo redunda en ti, sino en la sociedad, tienes que estar dispuesto a sacrificarte, a perder horas de sueño y sobre todo, a ser consciente que tienes que asumir un desgaste emocional muy importante.

Si es cierto que en esta asociación que presido, en la que solo gestionamos buenas noticias, no tiene el mismo desgaste, que militar en un partido político o en una hermandad de Semana Santa, porque aquí el fin está claro, buscar, generar y vehiculizar todas las buenas noticias y trasladar esa energía a todo el pueblo, para que se generen a su vez mas buenas noticias. Así que la asociación solo es una correa de trasmisión, donde el verdadero protagonista es el motor que son, todos los riotinteños y riotinteñas.

¿Cree que el pueblo está preparado para conseguir el título?

Claro que lo está, a pesar del paro, de la conflictividad social, de la pobreza emergente, de la desindustralización en la que está sumida por el incumplimiento de esos compromisos de activación minera que comenzaron hace unos años y de los que decían, que iban a sacar del paro cardiaco al corazón de la tierra de esta provincia.

A pesar de todo, Riotinto es un pueblo capaz de generar ingentes cantidades de buenas noticias todos los días, en sus barrios, en sus plazas, en sus centros educativos y sanitarios, pero sobre todo dentro de sus casas, donde está el verdadero corazón y generador de buenas noticias. Porque allí, en esas casas, con ancianos aislados y solos, casas de padres y madres que alientan a sus hijos todos los días  a seguir educándose y formándose para construir un mañana, casas donde los jóvenes sin futuro no dejan de pensar cómo salir de su esclavitud mundana, unas casas que resiste gracias a la fuerza de todas las fuerzas, el amor a seguir mirando hacia delante.

¿Qué va hacer si esto sucediera?

Disfrutar del premio, una sociedad que es capaz de generar buenas noticias y sobre todo a vivirlas, es capaz de salir del ostracismo en el que vive y en el que el miedo parece haberse inoculado en nuestros genes como si fuera el mismísimo ARN mensajero de una vacuna que podría acabar con una pandemia.

Para salir de un lugar, primero hay que querer, lo demás viene solo, pero si desde el momento solo sabes decir no, al final terminas hundiéndote en el pozo oscuro de la desidia, que es el mayor generador de malas noticias y de ahí a un solo paso la sin razón,  el pesimismo, el pensamiento único, el autoritarismo y a tres pasos de ahí, la insolidaridad, el racismo, el egoísmo absoluto, y cuatro pasos más allá, la dictadura, el negacionismo continuo de la realidad, la claudicación a la divinidad frente a la ciencia, el Medievo y al final de la cadena, el último eslabón, la máquina de la muerte del ser en todos sus formas y frente a esto, lo único que puede romper esta cadena del holocausto son las buenas noticias.

¿Cuántas buenas noticias han sucedido hasta la fecha?

Decenas, desde que hicimos el llamamiento a que desde el primer minuto del nuevo año, todos los riotinteños y riotinteños se pusieran a generar buenas noticias, esto ha sido un auténtico descontrol. De hecho desde que a principios del mes pasado ya comenzamos el llamamiento a los vecinos y vecinos, de que debían de hacer todo lo posible para el pueblo se convirtiera desde el minuto uno de nuevo año, en un ingente generador de buenas noticias, todo se nos fue de las manos y ha sido un ir y venir de energía positiva, ilusión y esperanza, tanto fue así que llamamos la atención de la Asociación Nacional de Buenas Noticias, colocándonos en el número uno del  ranking por número de habitantes.

El año no podía comenzar mejor para una ciudad que intenta salir de la decadencia de los últimos años, con un huracán de energía infinita. Puede que los abrazos y los besos hayan desaparecido de nuestro mapa emocional del día a día, pero hay algo que ha llegado para quedarse en este año en Minas de Riotinto y son las buenas noticias.

¿Cuál cree que será la mejor noticia de este año?

Hasta el momento han sido muchas las buenas noticias que se han producido en estos días que llevamos de este nuevo año, como reencuentros  con las personas que queremos, el nacimiento de un nuevo riotinteño, el acogimiento por parte de una familia de numerosos animales abandonados, la solidaridad de los que más tienen con los que están pasando dificultades, los bares, esos espacios de sociabilización tan necesarios se han llenado de risas con mascarilla, ha mejorado el estado de salud, los mayores están más protegidos frente a la pandemia, han bajado los hurtos , la corrupción política, la ética ciudadana campa ahora por sus calles gracias a una ola de civismo y el amor, en forma de buenos días, buenas tardes y buenas noches se ha convertido en una constante universal, incluso en los correos electrónicos, los chats y las entradas de la redes sociales y es que la amabilidad y la cordialidad se ha impuesto en estos primeros días, como un mantra en la ciudad del cobre. Pero a la pregunta de cuál será la mejor noticia de este año y la que hará posible que Minas de Riotinto sea la ciudad del mundo con mas buenas noticias del mundo, esa buena noticia está clara: el amor siempre vencerá en Minas de Riotinto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here