Entierran en Paterna del Campo una camiseta con el número 10

Una semana más llega 'El Cuaderno de Muleman' con un nuevo relato de ficción de José Manuel Alfaro.

0
246

Jose Manuel Alfaro/ Sección de ficción ‘El Cuaderno de Muleman’. 9:00 h de hoy, un famoso aficionado de futbol ha enterrado una camiseta con el número 10, de unos de los mejores jugadores de futbol de todos los tiempos, cerca del cementerio de la localidad. En una finca de su propiedad en la que construirá un mausoleo que pretende convertirse en lugar de peregrinación de todos los aficionados de futbol de esta provincia, que soñaron con la magia de ese 10 infinito que perdurará muchos años en su memoria, no solo  por su juego y su maestría con el balón sino por su actitud de afrontar la vida. El acto que se ha desarrollado en la intimidad y al que solo han asistido un pequeño grupo de 6 aficionados, debido al estado de alarma en el que nos encontramos, ha estado lleno de una gran emotividad.



Durante el sepelio de la camiseta se pudieron escuchar numerosos canticos mientras se agitaban banderas y bufandas deportivas. En el acto se han leído numerosas palabras de todos los aficionados, que por la situación pandémica en la que nos encontramos, han asistido a través de videoconferencia. Han sido momentos de mucha emotividad, pero también de esperanza de ver como aquel lugar albergará la tumba virtual de uno de los iconos del futbol de todos los tiempos y que nos recordará no todas sus maravillas con el balón, sino también sus miseria y excesos, que lo convirtieron además del mejor jugador de futbol de la época, en el personaje de una presa mediática que balanceo su figura hasta la extenuación. Este lugar de Paterna del Campo, pronto aparecerá en los mapas de Google Maps como uno de los santuarios del genio, que fue capaz de poner al mundo de pie con su destreza balompédica y todo gracias a este paternino que ha tenido la gentileza de contestar algunas de nuestras preguntas.

¿Cómo se le ocurrió la idea?

Pues fue todo muy rápido, estaba viendo la televisión cuando de repente saltó la noticia. Me quedé impresionado, si solo hacía tres días que lo había visto salir del hospital, tras una delicada operación en la cabeza, incluso se le veía con buen aspecto, aun sabiendo que estas operaciones en sitios tan delicados no siempre salen bien.



Así que cuando supe de su muerte, no se me ocurrió otra forma de rendirle un homenaje, que comprar una camiseta falsificada con su número a un amigo senegalés que se dedica a vender en verano por la playa, al que llamé nada más conocer la noticia. Si tengo, que reconocer que estaba un poco descolorida y olía mal porque hacía unos años que la tenía guarda en su casa, pero como lo importante era la simbología y era para enterrarla, pues creo que podía valer.

¿Por qué en ese lugar?

Bueno eso tiene su historia, me podía llevar un rato explicándoselo, pero voy a ser breve y voy a ir a lo importante, no vaya ser que después alguien se le ocurra leer esto y piense que todo lo que he dicho, tiene menos sustancia que la piel seca de un melocotón. Pero resumiendo después de haber dicho todo eso, el haber elegido ese lugar ha sido porque allí se encuentra enterrado un Pitbull que atropellé en la carretera que va de Paterna a Escacena y que a pesar de destrozarme el coche, salvé la vida milagrosamente. Y como el perro no fue reclamado, pues quise tener la deferencia de enterrarlo en mi finca con una placa en la que se puede leer “fuiste el mejor Pitbull que conocí, DEP”. Así que pensé, que el mejor sitio en el que podía enterrar la camiseta de este astro del futbol, no podía ser otro que, junto a este perro peligroso, que curiosamente me salvo la vida. Así que ha hora yacen juntos y como dos hermanos, los dos seres más querido de mi vida.

¿Qué dicen los vecinos de todo esto?

Los vecinos están encantados, porque están seguros que a medida que este Santuario crezca y se consolide, el valor de sus tierras aumentará, las viviendas subirán precio y muchos aficionados del futbol en vez de comprarse una casa en otro pueblo, lo harán en este para estar cerca del que se dice ha sido el mejor jugador de futbol de todos los tiempos. Y eso sin contar los bares que ya hacen cuentas con los autobuses que vendrán hasta aquí, repletos de veteranos de futbol. Que nadie se extrañe si muchos de los fueron compañeros que compartieron vestuario con él y que están a punto de jubilarse venga por aquí y de camino coman en los bares o incluso alquilen casas para pasar largas temporadas, cerca de quien fue compañero de equipo o compañero de noches locas en discotecas y clubes de alterne donde se ponían ciegos de alcohol y drogas. Así que la gente que se dedica a la hostelería en Paterna ya empieza a ver la luz al final del túnel después de esta pandemia que se está llevando sin tener culpa alguna, a gran parte del sector.

¿Cuáles son las primeras actuaciones que se van a llevar en el lugar?

De momento lo que hemos hecho es algo simbólico, lo que era él en cierto modo, un símbolo, porque más allá de eso, no era alguien en el que un padre o una madre debidamente formado quisiera ver reflejado a su hijo o a su hija. Pero más allá de ese detalle, lo que queremos primero es presentar el proyecto al Ayuntamiento, para ver si nos financia al menos el vallado, luego queremos hablar con la Consejería de Deportes a ver si nos paga una estatua de poliéster y también queremos hablar con asociaciones de drogodependientes por si quisieran construir en una parcela un centro para rehabilitar toxicómanos y también maltratadores.

¿Ha podido hablar con la familia?

Pues todavía no, pero en el momento de que esto vaya para delante, los llamaré para decirles todo lo que tenemos pensado hacer en este Santuario en el que seguro se convertirá este lugar. De todas formas, yo no pretendo que esto sea algo oficial, ni tampoco quiero el beneplácito de la familia, esto es más una iniciativa privada. Sobre todo, porque no quiero que se convierta esto una operación de mercadotecnia, que es en lo que se va a convertir todo la imagen de este genio del balón, que si ya de por si en vida, se había convertido en la imagen de decenas de diseño de camisetas, ahora tras su muerte, no tengo dudas de que su imagen y sus palabras pasarán a la categoría de marca, con todo lo que conlleva eso de pago de derechos de imagen para una familia que de la noche a la mañana se ha convertido en herederos de los derechos de todo lo que huela al astro y yo por ahí no quiero pasar, porque a él eso no le hubiera gustado.

¿En que se podría convertir este ya simbólico lugar?

Yo creo que en el momento de que enterramos esa camiseta de rayas con el número 10, ese lugar se convirtió sin quererlo en un Santuario, en un símbolo que representa la magnanimidad de alguien, al que, en un momento, por un gol que coló bajo tres palos y sin mirar el resto de su currículo vitae, lo elevaron a la categoría de Dios, menos mal que hay gente que no cree en Dios y la gente buena que cree en él, tienen otra imagen de él.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here