Los rastreadores, piezas clave en la lucha contra la Covid-19

Son una figura necesaria para detectar los posibles casos de coronavirus que desencadenan los contactos sociales, además de realizar un seguimiento y asesorar sobre qué pasos dar en unos momentos de incertidumbre.

0
259

Cristina Morales. La pandemia por Covid-19 nos ha traído numerosos conceptos nuevos, imágenes que nunca olvidaremos y situaciones que más bien parecen sacadas de la ficción. Hemos tenido que aprender a vivir casi aislados, con nuestro rostro tapado y con miedo al prójimo. Pero además, ha surgido necesidad de nuevos perfiles en la lucha contra el virus. Es el caso de los rastreadores, un perfil cercano a los sanitarios que tiene como objetivo investigar los posibles contactos de un positivo, identificar en qué grado tienen riesgo a padecer la enfermedad, dar ciertas recomendaciones, ponerles en contacto con Salud Responde y hacer un seguimiento de la evolución del caso.

Una figura que no ha estado exenta de polémica, algo casi imposible en una pandemia en la que casi todo es cuestionado y criticado, debido a que el exponencial aumento de los contagiados en nuestro país ha hecho que estén desbordados y que su tarea sea a veces imposible de realizar, en ciertos momentos y contextos. Por ello, algunas instituciones como las universidades tienen su propio equipo de rastreadores, que cumplen con su función en un entorno específico y ayudan a desahogar un poco la congestión sanitaria a este respecto.



Para conocer mejor esta realidad, hemos hablado con la onubense Celia Morales, estudiante del quinto curso de Medicina en la Universidad de Sevilla y que ha decidido ser rastreadora voluntaria de la comunidad universitaria de la US. Junto al resto de compañeros, compuestos por voluntarios y personal contratado de prevención de riesgos laborales, se encargan del PDI (personas docente investigador), el PAS (personal de administración y servicios) y los alumnos de todas las facultades de la Universidad de Sevilla.

Tienen como principal función rastrear los contactos que hayan tenido aquellos que se pongan en contacto con ellos mediante correo electrónico, alegando algunas de estas opciones:



  • Positivo: Aquel que comunica que tiene una PCR positiva.
  • Caso sospechoso: Aquel que presenta síntomas.
  • Contacto estrecho de algún positivo confirmado, que se considera un contacto que dure más de 15 minutos, a menos de dos metros y sin mascarilla. En este caso, le recuerdan que tiene que guardar aislamiento y contactar con Salud Responde. Deben preguntarle además si tiene síntomas y desde qué día, si ha tenido contacto con alguien de la comunidad universitaria y, en el caso en el que sí, solicitarle su contacto para llamarlo. Si consideran que es un contacto estrecho, se le dice también que guarden el aislamiento. Toda la conversación telefónica debe ser luego recogida por escrito y quedar constancia de ella por correo electrónico.
  • Posible contacto estrecho de un positivo: En este caso debe responder una serie de preguntas sobre el contacto, como si se produjo a una distancia de menos de 2 metros, más de 15 minutos y sin mascarilla y cuándo mantuvo el contacto con ese positivo. Sobre la persona positiva, se pregunta si es de la comunidad universitaria (ya que ellos solo se encargan de los que pertenecen a la US) y si puede facilitar sus datos, cuándo se hizo la PCR y si ha presentado síntomas y qué día, además de conocer si ha contactado ya con el servicio de Salud Responde.
  • Conviviente de caso confirmado: Le recuerdan que tiene que guardar aislamiento y contactar con Salud Responde. Preguntan si tiene síntomas y desde qué día, si ha tenido contacto con alguien de la comunidad universitaria y, en el caso en el que sí, que le den su contacto para llamarlo. También necesitan saber si es posible que ese caso confirmado, dentro de su domicilio, pueda permanecer aislado del resto de la familia.
  • Conviviente de contacto estrecho: La persona que viva con alguien que ha tenido un contacto estrecho con un positivo.
  • Conviviente de caso sospechoso pendiente de PCR.
  • Recuperado: Una persona que tiene PCR negativa ya.
  • Fin de aislamiento preventivo: Que ha terminado el aislamiento y o no ha presentado síntomas o ha dado ya negativo.

Su función es hacer el rastreo y tenerlo todo controlado, ya que si un alumno se pone en contacto con ellos, tienen que darle instrucciones de qué hacer, todo por correo y poniendo en copia al responsable de Covid de su centro, ya que cada facultad tiene el suyo. A final de cada semana tienen que hacer unas estadísticas en base a los correos, una tabla en la que organizan en esa semana el número de positivos, contactos estrechos, recuperados, etc.

Las instrucciones las da Salud Responde, a veces el usuario se pone en contacto antes con ellos, y si no, los rastreadores le dicen que lo haga, ya que este servicio es el que realmente marca las pautas sanitarias, los rastreadores simplemente se encargan de identificar posibles casos y organizarlos. Les comunican las nociones básicas, como el aislamiento preventivo si procede, teletrabajo o clases online, cuarentena aislado en una habitación, etc. Pero quien realmente da las instrucciones médicas es salud responde, al igual que el que solicita las pruebas pertinentes.

Los rastreadores, siempre ruegan a todos que les mantengan al tanto de las novedades respecto a su situación, que gestionen la documentación acreditativa con salud responde y su médico y, todo esto se lo hagan llegar a ellos, ya que entre sus funciones también está hacer un seguimiento de todo el proceso. 

En esta situación se apela siempre a la responsabilidad de cada uno, ya que es quien debe ponerse en contacto con los rastreadores que le correspondan y con Salud Responde, en el momento de que tengan la sospecha de que pudieran haberse contagiado de Covid. En una pandemia, la actitud de la población es clave, no solo en el cumplimiento de las medidas preventivas y las normas establecidas, sino en el ejercicio de la responsabilidad individual.

Rastreadores como Celia Morales, se preocupan por quienes se ponen en contacto con ellos, rastrean sus contactos, establecen qué tipo de contacto real han tenido y les recomiendan un determinado periodo de aislamiento domiciliario según corresponda:

-Si se padece la Covid, por síntomas y PCR positiva:

  • 10 días desde que empezaron los síntomas, siempre que lleve menos 3 días sin síntomas.

-Si se tiene la PCR positiva sin síntomas (asintomático)

  • 10 días desde que se hicieron la prueba.

-Si se tiene PCR negativa pero con un contacto estrecho con un positivo.

  • 10 días de cuarentena desde el último contacto.

-Si eres negativo pero tienes un contacto mantenido y sin posibilidad de aislamiento con un positivo.

  • 20 días de aislamiento al menos, los 10 días por el contacto y otros 10 por ti.

Sin embargo, es Salud Responde quien se encarga de los aspectos médicos de la persona. Un eslabón más en una cadena necesaria para frenar el avance del coronavirus que requiere, sin duda, del esfuerzo y la responsabilidad de todos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here