Se formalizará la cesión total del solar de la sede de Ánsares para favorecer la construcción de un nuevo Centro de Atención Infantil Temprana

El alcalde de Huelva se compromete a culminar el traspaso de esta propiedad en la firma del convenio de colaboración anual con la Asociación Onubense de Padres y Amigos de Personas con Trastornos del Espectro Autista.

0
200

Redacción. El alcalde de Huelva, Gabriel Cruz, se ha comprometido a agilizar, en la medida de lo posible, la tramitación necesaria para formalizar la cesión total de los terrenos que acogen la sede de la Asociación Ánsares, favoreciendo así la construcción de un Centro de Atención Infantil Temprana (CAIT). Se trata del solar cedido en precario por el Ayuntamiento de Huelva a la Asociación Onubense de Padres y Amigos de Personas con Trastornos del Espectro Autista en la calle Condado de la barriada de La Orden, cuyo traspaso de la propiedad debe culminarse y oficializarse para dar vía libre al nuevo proyecto.

Firma del Convenio.

En la firma del convenio de colaboración anual con la entidad, Gabriel Cruz ha aprovechado de esta forma para reiterar “el apoyo a una asociación que trabaja para mejorar la calidad de vida de las familias onubenses que conviven con personas afectadas por TEA, ya que su labor en Huelva es fundamental por constituir el único centro específico de atención al autismo con el que se cuenta en toda la provincia”.



Además, el alcalde ha reconocido “el esfuerzo y capacidad de adaptación de Ánsares, afrontando las dificultades sobrevenidas por el Covid19, para mantener el contacto, haciendo un seguimiento y apoyando a las familias durante el confinamiento y acompañándolas en una situación especialmente complicada para la convivencia con el autismo, ya que la interrupción de las rutinas, acarrea graves consecuencias para quienes lo padecen”.    

El presidente de Ánsares, Agustín Jiménez Gómez, ha agradecido el respaldo municipal reconociendo que “ha sido un año muy complicado, porque nuestras familias han tenido que afrontar un plus de esfuerzo para mantener a nuestros niños en casa”. En este sentido, Jiménez ha recordado “que el Gobierno permitió a las personas con TEA salir a la calle durante el periodo del estado de alarma para paliar las consecuencias derivadas por la permanencia indefinida en el domicilio en personas con TEA”, apuntando que el autista requiere rutinas estables y predecibles y los cambios radicales en su vida, pueden suponer alteraciones significativas del comportamiento y un impacto sobre su bienestar físico y emocional.



Aunque desde Ánsares se ha mantenido en todo momento la intervención con las familias a nivel telemático, hasta el mes de mayo no pudieron reabrir su sede al público, retomando en el mes de junio el funcionamiento del Centro de Atención Infantil Temprana. Sin embargo, por el momento, sólo se desarrollan intervenciones de manera individualizada, mientras que todas las actividades grupales siguen suspendidas de manera presencial.

A pesar de ello, el presidente de Ánsares ha confirmado que la asociación sigue ofreciendo sus servicios gracias al esfuerzo de los 18 trabajadores que mantienen en plantilla y a la adaptación de todos sus usuarios a las rutinas de prevención que impone el Covid19, señalando que “los ingresos estables, como el que supone el convenio con el Ayuntamiento de Huelva, son ahora imprescindibles para mantener la atención a las 150 familias que actualmente forman parte de la asociación”.



El Ayuntamiento se ha ofrecido a seguir estrechando lazos con la asociación, trabajando de forma coordinada, para ayudarles a mejorar el servicio que prestan a este colectivo, en beneficio de un mayor desarrollo e integración de las personas con trastornos del Espectro Autista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here