La Revista ‘Hola Viajes’ hace un repaso por las localidades onubenses en las que disfrutar del buen jamón

La prestigiosa publicación pone rumbo a la Sierra de Aracena y Picos de Aroche en busca del mejor jamón ibérico, haciendo un recorrido por municipios como Jabugo, Almonaster la Real, Higuera de la Sierra, Corteconcepción y Fuenteheridos.

0
228
Cerdos en las dehesas. / Foto: Hola Viajes.

HBN. La prestigiosa revista a nivel nacional Hola Viajes, publicó el pasado 16 de octubre un reportaje con el siguiente título: ‘Pueblos de Huelva (que no son Aracena) para disfrutar del jamón’. Así, ponían rumbo a la Sierra de Aracena y Picos de Aroche “con un objetivo muy claro: recorrer sus centenarias dehesas y pueblos rebosantes de encanto en busca del mejor jamón ibérico de bellota. El paraíso gastronómico más otoñal nos espera” apuntaba la publicación, resaltando la riqueza gastronómica de esta zona del territorio onubense, de especial encanto en la estación que nos ocupa.

Comienza de la siguiente forma: “Hay algo de la sierra de Huelva que atrapa en cuanto se comienza a rodar por cualquiera de sus estrechas carreteras. Esas que se pierden entre dehesas teñidas de tonos ocres y rojizos una vez llegado el otoño, cuando alcanzan su mejor momento en lo que a belleza se refiere. Es entonces cuando las bellotas de encinas y alcornoques llegan a su punto máximo de maduración, caen al suelo y completan la alimentación de los miles de cochinos que pastan por ellas a sus anchas. A este periodo se le conoce como montanera y el resultado es uno de los mayores manjares que existen en el mundo: el Jamón de Bellota 100% Ibérico”. Explican así al público nacional cómo se cuida en la sierra la cría del cerro y cómo se prepara la obtención de este manjar.



Secaderos de jamón. / Foto: Hola Viajes.

A continuación, la revista hace un repaso por varias localidades explicando por qué en cada una de ellas se puede disfrutar del mejor jamón ibérico. Comienza con Higuera de la Sierra, haciendo hincapié en que es la puerta de entrada al Parque Natural Sierra de Aracena y Picos de Aroche y que posee una serie de características que lo hacen peculiar, como sus retorcidas callejuelas y cuestas, sus fachadas encaladas típicamente andaluzas, sus numerosas fuentes: el llamado Paseo del Agua recorre gran parte de ellas, arrancando en la Fuente del Cristo, una de las más importantes; o la iglesia parroquial de San Sebastián, en la plaza principal del pueblo. “En una visita a la localidad tampoco puede faltar su icónica plaza de toros, adosada a la ermita del Santo Cristo”, apostillan, para continuar con la gastronomía.

“Pero como hemos venido a descubrir los sabores de Huelva, es hora de ir al grano. En el Museo Martes Santo, empresa que vio la luz en el siglo XIX, se produce uno de los destilados más vanagloriados en toda la región. Mientras que el festival de sabores basados en el producto ibérico de la zona, en todas sus versiones, está asegurado en el restaurante Jacarandá, en pleno centro del pueblo. Isaac, su propietario, se encarga de que la experiencia sea siempre de diez”. Una forma de dar a conocer algunas de las empresas higuereñas del sector de la alimentación.



En la selección continúan con Corteconcepción, un pueblo de apenas 550 habitantes del que el artículo destaca “una de sus empresas locales dedicadas al cerdo ibérico. Jamones Eíriz arrancó su andadura nada menos que en 1870 y ya va por la cuarta generación de la misma familia entregada por completo a uno de los oficios más ligados a la zona. Conocer los entresijos de este interesante mundo arranca por tomar un café, bien temprano en la mañana, en el mostrador de la pequeña tienda que Eíriz tiene en la localidad. Ya con fuerzas arranca, caminando, una ruta que nos lleva a adentrarnos en la dehesa para comprobar de primera mano de qué manera se desarrolla la vida del cerdo ibérico en su extenso territorio. Entre encinas y alcornoques, los cochinos —entre 40 y 60 por hectárea— pueden llegar a ganar hasta 70 kilos de peso durante los tres meses que dura la época de montanera, que va del otoño al invierno”.

La ruta sigue con Almonaster la Real, localidad de la que dicen “se puede ir a comer buen jamón (y excelente cerdo ibérico, de eso no cabe duda) en verdaderos paraísos dedicados a sus bondades como el Rincón de Curro. El festín debe arrancar con un plato de Jamón de Bellota 100% Ibérico para después continuar con cualquiera de las infinitas variedades de carnes ibéricas a la brasa: presa de paleta, lomo, solomillo… ¡Será por opciones!”. Pero no solo se deshacen en halagos en cuando a la riqueza gastronómica del municipio, sino que resaltan su gran belleza que los onubenses bien conocemos, en parte debida a su legado árabe, plasmado en su mezquita-fortaleza, una de las pocas que existen en España.



En cuanto a Fuenteheridos, el reportaje resalta el increíble paisaje de dehesas que rodea esta pequeña localidad de apenas 600 habitantes. Por ello, proponen “disfrutar del enclave con cualquiera de las rutas de senderismo que parten de la localidad y acceder a las dehesas colindantes. Antes de ello, claro, hay que coger fuerzas. Por ejemplo, con una buena tostada con aceite y Jamón de Bellota 100% Ibérico como las que sirven en el bar La Garrocha. Tras llenar el estómago, iniciamos la ruta que une la localidad con el municipio vecino de Castaño del Robledo. Son 14 kilómetros de fantasía paisajística repleta de estampas en las que el contraste cromático viene dado por la combinación de robledos, castañares, alcornoques y quejigos que crecen a lo largo del camino. En este bello entorno, es fácil entender por qué la cría del cerdo ibérico en estos paisajes da lugar a un producto de tantísima calidad”.

Y, por último, finalizan la selección con Jabugo, un nombre ligado al jamón de Bellota 100% Ibérico. Comienzan con un recorrido por algunas de sus empresas más conocidas como “Sánchez Romero Carvajal o, en otras palabras, Cinco Jotas, una empresa conocida internacionalmente por la excelencia de sus jamones. Realizar una de sus múltiples visitas guiadas es una experiencia obligada. La más completa arranca en una de las dehesas repartidas por el Parque Natural Sierra de Aracena y Picos de Aroche en las que se cría el cerdo Pata Negra de Cinco Jotas”.

Un gran recorrido por la Sierra de Aracena para conocer nuestro manjar más internacional. Una buena forma de difundir las bondades de algunas de nuestras localidades en cuanto a gastronomía, junto al entorno natural dónde se dan, destacando las dehesas y todo lo que conlleva el cuidado del cerdo y la obtención del jamón ibérico.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here