Carolina Marín saca a relucir su mejor versión para ganar a la alemana Yvonne Li y plantarse en la final del Abierto de Dinamarca

La onubense derrotó en las semifinales a la teutona en dos sets (21-17 y 21-11) en 34 minutos y se jugará el título ante la japonesa Nozomi Okuhara.

0
301
Carolina Marín ya está en la final del Danisa Denmark Open I 2020 de bádminton. / Foto: Badminton Photo.
Carolina Marín ya está en la final del Danisa Denmark Open I 2020 de bádminton. / Foto: Badminton Photo.

S. D. Otro paso más. El más solvente hasta ahora. Porque Carolina Marín sacó a relucir su mejor juego para acceder a la final del Danisa Denmark Open I 2020 (Abierto de Dinamarca de bádminton) tras superar a la alemana Yvonne Li por 21-17 y 21-11, en un partido que se alargó 34 minutos.

Tiene ante sí el que puede ser su primer título en 2020. Por lo demostrado este sábado en el Odense Sports Park sus opciones se han ampliado. Porque tras el ‘susto’ que le dio la norteamericana Beiwen Zhang -tuvo que remontar el primer set adverso, y un marcador en contra en el segudo, hasta ganar en tres mangas-, la onubense se mostró implacable ante la alemana.



Comenzó muy fuerte la de Huelva, marcando las primeras diferencias en el marcador (4-0 y 8-1), para llegar al intervalo con una renta de cinco puntos: 11-6. Todo siguió igual en favor de Carolina, muy firme, logrando su máxima ventaja de ocho puntos: 14-6 y 18-10. Fue ahí el único momento de zozobra, por decirlo de alguna manera, ya que Li limó esa desventaja hasta colocarse con un inquietante 19-17. Pero Carolina no permitió más alegrías y cerró la manga: 21-17.

En el segundo set, salvo que la alemana comenzó arriba (1-3), se lo apuntó la de Huelva puede que con mayor facilidad. Reaccionó con fuerza y ya se fue al intervalo con 11-6. Esta vez no hubo resistencia de Yvonne Li, y Carolina Marín acabó por la vía rápida con el set y el partido: 21-11.



En la final, tercera que disputa la actual campeona olímpica en 2020, se verá las caras con la  japonesa Nozomi Okuhara, todo un ‘clásico’ en el circuito no en vano se han enfrentado 15 veces, con 8 victorias para la española y 7 para la nipona.