La Unión Profesional pide que se comunique el inicio de las obras del proyecto CEUS para evitar que caduque la DIA

Los colegios profesionales piden que se estudie la posibilidad de aplazar la caducidad por la parálisis de los plazos administrativos por el Covid-19.

0
156

Redacción. La Unión Profesional de Huelva, integrada por 24 colegios profesionales onubenses, ha solicitado hoy al Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA), promotor del proyecto CEUS para el desarrollo de aviones no tripulados, que comunique a las autoridades ambientales el inicio de las obras y así evitar que caduque el próximo viernes 23 de octubre la Declaración de Impacto Ambiental (DIA), lo que podría suponer la
pérdida definitiva del proyecto para la provincia.

El presidente de la Unión Profesional y decano del Colegio de Médicos de Huelva, Antonio Aguado, ha valorado muy positivamente el anuncio realizado por la Caja Rural del Sur de aportar a fondo perdido 4 millones de euros para iniciar el proyecto y ha reclamado a las administraciones que estudien la posibilidad de aplazar la caducidad de la DIA por la parálisis de los plazos administrativos con motivo del Covid-19, como se ha llevado a cabo en otros procesos.



Aguado ha explicado que “se nos había transmitido que no se podía iniciar el proyecto CEUS porque no había dinero, ya lo hay y se pueden hacer los trámites administrativos, los profesionales onubenses reclamamos que se inicie el proyecto y que el INTA comunique a las autoridades ambientales el comienzo del mismo para evitar que caduque la DIA en una semana”.

Por su parte, la secretaria de la Unión Profesional, Rocío Pereira, ha explicado que “los
profesionales onubenses no somos ajenos a lo que ocurre en Huelva, hemos puesto en marcha una comisión con representantes de varios colegios para saber qué estaba pasando con el proyecto CEUS y por qué no se ponía en marcha, hemos querido plantear soluciones para desbloquear la situación y no buscar culpables”.



Pereira ha señalado que se ha recopilado documentación e información y se han mantenido reuniones con representantes de la Junta de Andalucía, del INTA, del Ayuntamiento de Moguer y de la Subdelegación del Gobierno en Huelva, y la conclusión principal es que la mejor solución es la colaboración público-privada. El Ayuntamiento de Moguer necesita que el INTA comunique a las autoridades ambientales el inicio de las obras para proceder a la limpieza de la parcela, “entendemos que el dinero ya no es un problema y lo que pedimos es la implicación de las administraciones y voluntad política”.

La secretaria de la Unión profesional ha manifestado que ya le han trasladado a los responsables del INTA en la provincia de Huelva la nueva situación con la aportación privada de 4 millones de euros y ha insistido en que la única posibilidad de que este proyecto europeo se desarrolle en España es la provincia de Huelva por sus condiciones
de espacio abierto tanto horizontal como vertical. “Estamos ante una oportunidad única para Huelva y nos tememos que si caduca ahora la día se pueda perder el proyecto para
siempre” ya que el protocolo recientemente firmado entre el INTA y la Consejería de
Economía de la Junta de Andalucía no se compromete a ninguna fecha concreta para
reanudar el proyecto.



Por su parte, el decano del Colegio de Economistas de Huelva y tesorero de la Unión Profesional, Manuel Ángel Bracho, ha señalado que con voluntad política se puede evitar que se pierda el proyecto CEUS para la provincia de Huelva ya que se han realizado casi todos los trámites administrativos y hay una importante aportación del sector privado para
iniciar las obras y ha advertido sobre la posibilidad de que si se deja caducar la DIA el
proyecto se pierda definitivamente para Huelva como ya se perdieron los 15 millones de euros que hubo que devolver a la Unión Europea al no haber sido capaces de poner en marcha el CEUS.

Bracho ha insistido en que las administraciones estudien la posibilidad de aplazar los plazos que cumplen el próximo viernes 23 de octubre por los efectos del Covid-19, al igual que se ha realizado en otros proyectos, y ha recordado que “aquí ya la última palabra la tiene el INTA”.