Un empresario de Jabugo asegura que antes de que termine el siglo podría comercializar jamones de mamut

El escritor José Manuel Alfaro nos trae una semana más un artículo de ficción basado en una localidad de la provincia onubense, dentro de su sección dominical 'Cuaderno de Muleman'.

0
450
Recreación de caza de mamut.

José Manuel Alfaro/ Sección de ficción ‘Cuaderno de Muleman’. Hoy domingo a las 9:00 h., se ha sabido que un audaz empresario de jabugo ha creado un grupo de trabajo para estudiar la posibilidad de comercializar jamones de mamut antes de que termine este siglo. Un equipo que estaría compuesto por un genetista molecular, un biólogo especializado en especies prehistóricas y un rico empresario de la localidad, que haría de mecenas de este ambicioso proyecto que tendría tres fases. La primera sería la de la clonación, que requeriría de tejido blando de mamut, del que se pudiera extraer una cadena de ADN que sería posteriormente fusionado con un óvulo de elefante asiático, el pariente vivo más próximo de los mamuts. Dicho óvulo sería insertado en el útero de una hembra de elefante asiático en el Castillo de las Guardas y, si el proceso tuviese éxito, 22 meses más tarde nacería una cría de mamut.

Fábrica de jamones.

Aunque el proceso parece sencillo, ?este no estaría exento de dificultades, sobre todo el de la obtención de la suficiente cantidad y calidad de ácido desoxirribonucleico para clonar un mamut, máxime cuando hasta ahora no se ha conseguido nunca clonar un mamífero únicamente por medio del ADN y tampoco se ha conseguido nunca clonar un elefante. El éxito del proyecto por tanto estaría en salvar estos obstáculos genéticos y biológicos, que darían paso a la segunda fase, que consistiría en la adecuación de la dehesas de la localidad y de la Sierra a la cría y engorde de estos grandes mamíferos que existieron hace 4,8 millones de años y que se extinguieron hace tan solo 3700 años, haciendo posible ver mamut pastando entre encinas junto a piaras de cerdos ibéricos, algo que convertiría a la capital mundial del mejor jamón ibérico, en la cuna del primer jamón de mamut del planeta.



Esquema de clonación.

Aunque los promotores del proyecto son conscientes de que hasta que no termine el siglo no veremos los primeros resultados, sí ven más cerca la posibilidad de que Jabugo se convierta en la primera denominación de origen del jamón de Mamut, o al menos eso nos cuenta este conocido empresario en la entrevista que le hicimos nada más conocer la noticia.

– ¿Cómo se le ocurrió la idea?
– Las grandes ideas, siempre aparecen en los momentos más absurdos. Es cierto que mi idea no es nada original, clonar animales prehistóricos extinguidos siempre ha sido una quimera para los genetistas y biólogos que se dedican al estudio de estos misteriosos animales. Unos hechos, que se puede leer en Parque Jurásico, la novela de ciencia ficción y aventuras escrita por Michael Crichton en 1990, en la que se narra la creación de un parque temático de dinosaurios en Costa Rica. En nuestro proyecto hemos querido ser menos ambiciosos y nos hemos quedado en la clonación de mamuts y la posterior comercialización de sus extremidades como jamón de mamut con DO de Jabugo



Jabugo.

¿Cuál es la mayor de las dificultades técnicas?
– A pesar de que la idea no es novedosa, ya que hay numerosos grupos de investigación intentándolo, esta no está exenta de dificultades, de hecho nos hemos puesto en contacto con decenas de investigadores que ya trabajan con el mismo objetivo. Investigadores de los que nos hemos nutrido y a los que hemos solicitado toda la información científica disponible, además de muestras de tejido de las que extraer el ADN para realizar el proceso. Creo que va ser un arduo camino, pero creo que si todo sale bien antes de que termine el siglo veremos mamut pastando en las dehesas de Jabugo.

Material para la clonación.

– ¿Se han interesado más colectivos por este proyecto?
– Hasta ahora ninguna entidad pública, científica o partido político se ha puesto en contacto con nosotros y mucho menos el Alcalde del municipio. Incluso ni siquiera las redes sociales se han hecho eco de un proyecto que podría revolucionar la comarca y que incluso podría cambiar el modo de vida animal y vegetal de la Sierra. De todas formas, eso no nos preocupa, porque seremos nosotros quienes nos tendremos que sentar con los grupos ecologistas para establecer un modelo de cría de mamut compatible con la rica biodiversidad de la Sierra. Además de con las sociedades de cazadores de la zona, con los que habrá que llegar a un acuerdo para establecer un cupo de caza de estos grandes mamíferos y para la que solo se utilizarían utensilios de caza de la época. Se abre pues un horizonte apasionante en el que todos los colectivos que conforman la sociedad serrana tendrán que entenderse.

– ¿Tienen compradores para el primer jamón de mamut?
– Eso es lo primero que hemos conseguido, antes que nada. Ya tenemos un grupo inversor que nos compraría el primer jamón de mamut cueste lo cueste. A pesar incluso de todas las incertidumbres que rodean a su elaboración, sobre todo en el tema de la curación donde no está claro cuantos años se necesitan para curar un jamón que podría alcanzar los tres metros de longitud y pesar una tonelada, en el caso de que se tratara de un mamut adulto que puede llegar a una altura de 5,3 m, un largo de 9,1 m y un peso de entre 6-8 Toneladas. Es decir, no solo nos enfrentamos a las dificultades técnicas de la clonación, sino dificultades alimentarias nunca vistas hasta ahora en la elaboración de jamones. Pero si conseguimos el objetivo, nuestro comprador, un conocido Jeque Árabe, tendrá su Jamón de mamut con DO en Jabugo.

Cerdos en la Dehesa.

– ¿Qué otros proyectos tienes asociado a este logro de la ciencia y la alimentación?
– Esto no se queda solo en la cría del mamut y la posterior elaboración del jamón más grande del mundo, un hito que se une a la revolución del jamón en la que vivimos actualmente en la Sierra, primero con la venta del jamón más caro del mundo y luego con la venta del hueso de jamón más caro del mundo. Sino que este proyecto va más allá y podría convertir a la comarca en la capital del mundo del mamut. Ahora mismo es la capital mundial del jamón ibérico, por su calidad, por el valor de su dehesa, por el entorno donde se crían los mejores cerdos ibéricos del mundo. Imagínese que toda la industria turística y alimentaria asociada al cerdo ibérico se trasladara al mamut. Se imagina visitar dehesas llenas de mamuts, tocarlos, hacerse fotos, comerse el jamón que saliera de sus paletas, sus costillares y cada una de sus partes hasta hacer realidad ese dicho del “mamut hasta los andares”, pues yo me lo imagino antes de que termine este siglo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here