Un joven matrimonio de Linares de la Sierra capta la colisión espectacular de dos agujeros negros

"El informe, que ya ha sido estudiado por casi 2.000 científicos de 19 países, habla de que el choque que produjo la onda se habría producido hace unos 7.000 millones de años". Un relato de ficción realizado por José Manuel Alfaro, 'El Cuaderno de Muleman'.

0
1067
Recreación de la colisión.

José Manuel Alfaro / ‘El Cuaderno de Muleman’. A las 9:30 a.m. de hoy, se ha conocido que un matrimonio de Linares de la Sierra, captó hace unos meses una espectacular colisión de dos agujeros negros, desde una de las joyas urbanas de la comarca serrana. Unos hechos que se han hecho públicos una vez conocidos los informes encargados al Centro Provincial de Astrofísica (CPA), coordinado por uno de los astrofísicos más prestigiosos del mundo. Un informe en el que se muestra en sus conclusiones finales, que lo que ese matrimonio captó esa noche, fue una onda provocada por la fusión de dos agujeros negros, que sería la mayor captada hasta la fecha por el ser humano. El informe, que ya ha sido estudiado por casi 2.000 científicos de 19 países, habla de que el choque que produjo la onda se habría producido hace unos 7.000 millones de años —antes incluso que la formación del sistema solar y la Tierra— cuando un agujero negro, con una masa 85 veces superior a la de nuestro Sol, chocó con otro equivalente a unas 66 estrellas solares.

Alineación de estrellas.

Lo interesante de este fenómeno detectado por este matrimonio Linarense es que con las leyes de la relatividad general en la mano y lo que se conoce de la física de las estrellas, este fenómeno sería imposible de explicar: o bien, para que pudiera ser explicado, habría que cambiar la teoría de evolución estelar, o bien, los agujeros negros involucrados deberían de tener un origen desconocido e incluso misterioso. Aunque si es cierto que, hasta la fecha, Linares de la Sierra, ya formaba parte de la lista de los pueblos más bonitos de la provincia, esta pequeña localidad de apenas 300 habitantes, con la observación de este fenómeno desde La Fuente Vieja, se podría consagrar como destino preferente, para todos los amantes de la astrofísica y la astronomía. Una circunstancia que podría hacer, que cientos de científicos y decenas de premios nobeles de física, eligieran esta bonita localidad, como lugar de vacaciones o incluso de residencia permanente. A continuación, hablamos con uno de los artífices de este descubrimiento, que podría revolucionar no solo la teoría de la relatividad de Einstein, sino el día a día de este paraíso de la Sierra.



Gran Telescopio.

-¿Qué estaban haciendo cuando captaron el fenómeno?
-Serían las doce la noche, habíamos ido a dar un paseo, en un día de mayo en el que los días no paran de estirarse hasta el solsticio de verano y las temperaturas invitan a salir en manga corta a escuchar el canto de los grillos silvestres, mientras observas el firmamento colapsado de estrellas como si te fuera a caer encima. Todo eso en medio de una atmósfera ausente de vida humana, que para el que no esté acostumbrado a esta soledad sonora del silencio, puede darle incluso miedo. La inmensa cúpula estrellada había construido un momento cargado de romanticismo, que no fue capaz de interrumpir ni la colisión de los dos agujeros negros, mientras una jauría de perros no dejaban de ladrar, las cabras refrendaban sus cuernos sin parar y decenas de ovejas balaban, mientras en nuestros oídos sonaban tumultuosamente decenas de grillos, al mismo tiempo que miles de estrellas inundaban el cielo de espermatozoides alineados, formando un haz de luz infinita en aquella gran vagina celestial.

-¿Le ha cambiado la vida a usted y a su compañera?
-Mucho. Desde ese día ya no somos los mismos, porque una extraña energía se ha apoderado de nuestros cuerpos, nos tiemblan las piernas cuando recordamos aquella gran sacudida, que termino colapsando nuestros cuerpos sudorosos, tendidos sobre el rellano próximo La Fuente Vieja, donde nuestros cuerpos yacían contemplativos como se curvaba el espacio-tiempo.



Vista de Linares de la Sierra.

-¿Por qué piensa que haya podido verse en su localidad y no en otra?
-No sabría decirle exactamente una sola razón, porque podría darle decenas de ellas, pero si pudiera quedarme con una, sería, porque este pueblo representa la conjunción perfecta entre lo urbano y el campo. Somos ratones de campo, pero al mismo tiempo de ciudad, nuestro entorno urbano con su Llanos, su Iglesia de San Juan Bautista, su arquitectura, La Plaza de Toros o la Plaza de Juan Ramón Jiménez es pura armonía. Si a eso le sumamos su patrimonio natural, El Valle de Silos, El Riandero, sus huertas, el jardín botánico y la riqueza gastronómica de unos de los mejores restaurantes de la provincia, esto hace que se alineen los planetas. Si yo fuera un agujero negro y mi mujer otro, elegiríamos este lugar para colisionar para formar la onda más grande jamás captada.

Zona donde se captó del suceso.

-¿Cree que este hecho será positivo para el pueblo?
-Yo creo que sí. Si el pueblo antes era una referencia para todos aquellos que amaban el Ecoturismo, después de esto, comenzará a aparecer en las guías de los lugares más importantes para observar fenómenos astrofísicos. Tenemos la suerte de tener un cielo limpio, que nos permite ver la inmensidad del cosmos y eso seguro que los científicos que se dedican al estudio del mismo lo valorarán a partir de ahora. Incluso yo no dudaría que un científico de la talla internacional como Pérez Mercader (Alcalá de Guadaira, 1947), estudie la posibilidad de trasladarse a vivir a Linares de la Sierra y quién sabe si en un futuro, pudiera instalarse una subsede del Centro Provincial de Astrofísica (CPA), aunque eso quizás lo vea como algo más a largo plazo.



Cielo estrellado.

-¿Podría explicarnos con palabras sencillas el fenómeno captado?
-Durante todos estos meses, hemos estado yo y mi mujer en absoluto silencio, no queríamos comentar nada de lo sucedido esa noche, incluso tampoco hemos querido decir nada sobre su embarazo, que ya va por el cuarto mes. Solo cuando hemos visto los informes de los técnicos del CPA, que han puesto palabras a aquello que nosotros captamos sin querer esa noche, no hemos hablado del fenómeno. Han sido por tanto meses en los que hemos tenido tiempo para pensar como podíamos explicar de forma sencilla lo que habíamos captado esa noche. Y creo que lo estamos consiguiendo, porque lo que realmente captamos fue algo casi indescriptible, tan potente y misterioso que se podría asemejar al abrazo de un aficionado de Madrid con otro del Barcelona, el encuentro afable entre un simpatizante de VOX y otro de Podemos o incluso el apretón de manos entre el Pedro Sánchez y Pablo Casado. Aunque si hay algo que podría asemejarse de verdad, lo que captamos a algo que sucede a diario en la vida real, la palabra que describiría ese fenómeno sería AMOR.