Normalidad en el primer domingo de Peregrinaciones de Hermandades hacia la Virgen del Rocío

Este año y debido a la pandemia de Covid-19, la imagen continúan en Almonte y no en su ermita, por lo que la localidad será el punto de encuentro de las filiales bajo medidas de seguridad.

0
150

Redacción. Este domingo comienza el calendario de peregrinaciones extraordinarias ante la Virgen del Rocío, que se encuentra en la iglesia parroquial de Almonte, al no ser posible su traslado a su ermita debido a la crisis sanitaria generada por el coronavirus.

La estancia extraordinaria de la Virgen del Rocío en la Iglesia parroquial de Almonte, a causa de la pandemia del coronavirus, hace que la peregrinación extraordinaria que, fuera de la romería, realiza cada una de las hermandades filiales a la aldea de El Rocío, tengan este año como destino la localidad de Almonte y tengan que contemplarse medidas excepcionales.



Así, este domingo se inicia el calendario de peregrinaciones extraordinarias y cada lunes la Hermandad Matriz irá confirmando qué filiales celebran su misa en la parroquia de Nuestra Señora de la Asunción. Las hermandades filiales de Los Palacios y Villafranca, Castrense y Chiclana de la Frontera abren el citado calendario, este año sujeto a una lógica incertidumbre y especial cautela ante el desarrollo de la pandemia por coronavirus.

Por su parte, la hermandad de Fuengirola ha anunciado que no hará su peregrinación por los muchos contagios que está teniendo, una medida que cualquiera de las 126 hermandades deberá adoptar en situaciones similares, según se recoge en las medidas y recomendaciones de seguridad para evitar los contagios facilitadas por la Matriz.



Entre las medidas destacan el mantenimiento de la distancia de seguridad y mascarillas, limitación del número de peregrinos y limitación del aforo de la iglesia (unas 25 personas acreditadas por hermandad), entre otras, así como la colocación de pantallas en el santuario para las personas que por restricción de aforos no puedan venir a la parroquia almonteña.

La medida más drástica que se contempla sería la interrupción temporal del calendario de peregrinaciones, en el supuesto de que en Almonte hubiera un incremento significativo de contagios.