La Junta analiza con el sector de la fresa y los frutos rojos de Huelva la normativa frente al COVID

La consejera de Agricultura traslada a Interfresa y Freshuelva los aspectos claves de una orden destinada a lograr un campo seguro.

0
200

Redacción. La Junta de Andalucía, bajo la coordinación de la Consejería de Salud y Familias y la colaboración de las consejerías de Empleo, Formación y Trabajo Autónomo y la de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, ha analizado hoy con el sector de las fresas y frutos rojos de Huelva la normativa que ha elaborado la administración autonómica para lograr un campo seguro y libre de COVID-19.

Ha sido la consejera de Agricultura, Carmen Crespo, la encargada de trasladar al sector de la fresa y frutos rojos de Huelva los aspectos fundamentales de esta normativa, antes de su aprobación en Consejo de Gobierno, a través de una reunión telemática con el presidente de Interfresa, José Luis García-Palacios, y el gerente de Freshuelva, Rafael Domínguez, en el que han participado, entre otros, el secretario general de Agricultura, Ganadería y Alimentación, Vicente Pérez.



Esta reunión forma parte de una ronda de contactos con diversos sectores agroalimentarios de Andalucía para analizar esta orden específica que busca evitar la propagación del COVID-19. De esta forma, la Junta está recabando las propuestas del agro andaluz con el objetivo de contar con el mayor consenso para la puesta en marcha de una batería de medidas destinadas a intensificar la prevención, extremar las precauciones y actuar con la máxima coordinación durante las campañas de recolección y el empleo de temporeros, como es el caso de la recogida de la frambuesa.

Crespo ha subrayado la importancia de contar con el pleno compromiso del campo andaluz para el despliegue de estas medidas, “que nos permiten adelantarnos y avanzar en el reto común de garantizar la seguridad de los trabajadores, el mantenimiento de la actividad y el abastecimiento de los mercados”.



El campo andaluz no ha parado en ningún momento gracias a que ha cumplido con los protocolos sanitarios marcados durante la pandemia y al establecimiento de forma voluntaria de más medidas preventivas”, ha destacado, antes de remarcar el “compromiso de un sector que es crucial para la recuperación económica de Andalucía y que vuelve a ser colchón de la crisis para miles de familias”.

A este respecto, la consejera ha resaltado la contribución del sector fresero onubense en la búsqueda de una solución para las temporeras marroquíes, haciendo posible su vuelta al país vecino. “Una vez más el sector fresero ha demostrado que es referente en contratación en origen y en responsabilidad social”, ha señalado, antes de incidir en la importancia de una actividad “que cuenta con el respaldo y la ayuda de esta consejería, como pieza clave de la economía y el empleo en la provincia de Huelva”.



Guía de recomendaciones

Crespo ha incidido en que esta orden se suma a la Guía de recomendaciones editada a finales de julio por la Consejería de Salud y que especifica la pautas a seguir por los temporeros para evitar que el COVID-19 se propague. Entre ellas, están los principios básicos de prevención: prevención personal, limitación de contactos, limpieza, ventilación y gestión de los casos.

En este sentido, la consejera ha subrayado que las campañas agrícolas de recolección “están muy cercanas en el tiempo y tenemos que conseguir que los niveles de seguridad sean los máximos”. A este respecto, ha insistido en que ante un positivo por COVID-19 “tenemos que actuar con coordinación y de forma diligente, y para ello todos los protocolos deben estar activados a fin de facilitar la mejor reacción y rastreo”.

Entre otras recomendaciones principales, la Guía editada por Salud aconseja a que cada explotación elabore un plan de contingencia y apuesta por la creación de cuadrillas estables, para contribuir a la puesta en marcha de las medidas preventivas, limitar las cadenas de transmisión y evitar la propagación del COVID-19.