El ilusionante 2021 para Carolina Marín

0
165
Carolina Marín, protagonista de un documental que recorrerá su vida y su trayectoria deportiva.
Carolina Marín, protagonista de un documental que recorrerá su vida y su trayectoria deportiva.

 


La jugadora de bádminton onubense tendrá el Mundial en casa y los Juegos Olímpicos en el mismo año, dos torneos en los que batirse a sí misma y hacer historia, por lo que su preparación ha de ser a conciencia.

Carolina Marín sigue siendo a sus 27 años una de las mujeres más relevantes del bádminton, una figura representativa tanto en España como a nivel mundial de cómo se puede ganar si uno quiere, a pesar de las múltiples dificultades con las que se ha tenido que topar por su largo recorrido.



Por ello, y tras retomar los entrenamientos después de un parón, afronta con ilusión un 2021 en el que tiene nada menos que el doble objetivo de ganar el Mundial y los Juegos Olímpicos, unas metas muy ambiciosas en las que se puede consagrar como la máxima vencedora en ambos campeonatos si es que consigue llevárselos.

España cuenta con su medalla para los Juegos



En orden cronológico, primero le llegará la oportunidad para hacer realidad sus sueños en unos Juegos Olímpicos de Tokio en los que defenderá su trono conquistado en Río de Janeiro 2016. Cinco años después, la onubense ya ha iniciado el camino para buscar el triunfo con el que ayudar a España a escalar en el medallero internacional, un metal que se da prácticamente por sentado que llegará, independientemente del color que tenga.

Y es que, Carolina es uno de los valores españoles más importantes del deporte en la actualidad, junto con otros como podría ser la selección de baloncesto, con tres medallas consecutivas en los Juegos, o un Alejandro Valverde cuya última misión como ciclista parece estar en esa carrera de Tokio, como así lo aseguró en una entrevista recogida por Eurosport.



El murciano se ha puesto como gran objetivo antes de retirarse el conquistar el oro en los Juegos de Tokio 2021, seguramente lo último que le falta para redondear una carrera plagada de éxitos. Por eso, y a pesar de que vaya a luchar con los mejores por intentar entrar en el top 10, lo normal es que Valverde no esté ni cerca de los favoritos en el próximo Tour de Francia, en el que el último vencedor, Egan Bernal, parte como el rival a batir según las apuestas deportivas, en las que cotiza a 2,75 su triunfo final, una cuota que ha sido revisada el 5 de agosto del 2020. Aun así, Alejandro, que ya no está para grandes vueltas, intentará ayudar a Enric Mas como el líder del Movistar Team en esta edición.

La emotividad de ganar en casa

Después, Carolina tendrá unos meses de recuperación para centrar su tiro a finales del año en el Mundial 2021, un torneo muy especial por el hecho de que se celebrará en su Huelva natal. Allí ya se está preparando el pabellón que precisamente lleva su nombre, para acoger una cita a la que Marín llegará como máxima vencedora femenina de la historia, con tres títulos a sus espaldas (2014, 2015 y 2018).

Como ya ocurriera en el Europeo del 2018 que se celebró en la ciudad onubense, la jugadora española sentirá el cariño de la gente durante todo el campeonato, de tal modo que su virtud más importante, la perseverancia, estará en plenas facultades para intentar la gesta de levantar un cuarto Mundial, con todo lo emotivo que eso podría ser para ella a la hora de hacerlo en casa ante el cariño de sus vecinos en Huelva.

Estos son los dos grandes objetivos a medio plazo que se plantea en estos momentos Carolina Marín, una mujer acostumbrada a batir récords y a superar cualquier obstáculo que se le ponga por delante cuando algo se le mete en la cabeza. Dos citas para hacer historia y seguir mejorando un palmarés que seguramente le coloque entre las mayores leyendas del bádminton femenino de siempre.

En definitiva, un nuevo capítulo para que la onubense de 27 años dé todo lo que tiene dentro y siga emocionando a la gente con su espíritu competitivo y de lucha que tanto la caracteriza, ese que le ha llevado hasta los altares del bádminton como la mujer más laureada de siempre y toda una insignia en el deporte de España.