La UHU acomete las obras sobre las cubiertas del pabellón y del edificio Paulo Freire para acabar con las filtraciones

La actuación del Pabellón 7 comprende la sustitución total de la cubierta y la instalación de una nueva estructura de acero, mientras que en el aulario se actúa para reparar los problemas detectados en el sistema de recogida de aguas pluviales.

0
322

Redacción. La Universidad de Huelva, a través de su Vicerrectorado de Informática, Comunicaciones e Infraestructuras, acomete obras de reforma en dos importantes edificios del Campus de El Carmen, a fin de solucionar los problemas de filtraciones de agua que se venían padeciendo desde hacía varios años debido al estado deteriorado de sus cubiertas. Como ha detallado el vicerrector del ramo, Manuel Maña, estas actuaciones, que afectan al Pabellón 7 y al edificio Paulo Freire, han podido realizarse una vez que el Gobierno suavizó las medidas del estado de alarma por la crisis sanitaria del Covid-19.

Por un lado, ha señalado Manuel Maña, en el Pabellón 7 las obras consisten en la sustitución total de la cubierta del edificio, que alberga servicios y sedes importantes de la Universidad de Huelva como la Oficina de la Defensoría Universitaria, la Microsala de la UHU, la sede del Consejo de Alumnos y Representantes de la Universidad de Huelva (Caruh) o el centro de investigación Coideso. “Este edificio venía padeciendo desde hace muchos años problemas de goteras cada vez que llovía, y por esta razón urgía esta actuación, que consiste en la sustitución integral de la antigua cubierta, la cual únicamente disponía de tejas sobre una estructura de madera”, ha afirmado el vicerrector.



De este modo, la actuación comprende la sustitución de la antigua estructura de madera en la que se apoyaba la teja por otra de acero. Se va a mantener la cercha de acero primitiva, sobre la que descansará la nueva estructura de la cubierta, y la característica teja plana utilizada en varios de los antiguos pabellones militares, reconvertidos hoy en edificios universitarios. La nueva cubierta incluye un aislamiento térmico que redundará en una mayor eficiencia energética del edificio.

Por otro lado, la segunda actuación del Vicerrectorado de Informática, Comunicaciones e Infraestructuras también se realiza sobre una cubierta, la del edificio Paulo Freire, al objeto de solucionar los mismos problemas de filtraciones que afectaban a varias aulas, con las consiguientes molestias para los usuarios. Las obras también comenzaron a principios del presente mes y se trata de una intervención parcial en la cubierta, ya que el problema se detectó en el sistema de recogida de aguas pluviales, sobre el que se está actuando para lograr la impermeabilización total del aulario.



El vicerrector Manuel Maña indica que ambas obras concluirán a lo largo del mes de agosto, de manera que se garantiza que los edificios estarán plenamente funcionales para el comienzo del próximo curso académico.