Marismas del Odiel, un paraíso natural a 5 minutos de Huelva

La Fundación Atlantic Copper colabora con la conservación y puesta en valor de este espacio natural, a través de su apoyo en diferentes programas como 'Mi marisma, mi escuela' o el campamento 'Escuela de Exploradores', sin olvidar su apuesta por el turismo ornitológico.

0
288
Marismas del Odiel posee una gran riqueza y diversidad de especies.
Los flamencos, en los humedales de Doñana.
Marismas del Odiel, un paraíso para los amantes de la ornitología.

HBN. El Paraje Natural Marismas del Odiel se ha consolidado a lo largo de las décadas como uno de los grandes paraísos naturales de la geografía europea. Hablamos de un espacio protegido, dimensiones y contrastes paradójicamente con su importancia. Apenas 18.875 hectáreas de Reserva de la Biosfera albergan uno de los humedales más importantes del continente gracias a la omnipresencia de agua, ya sea dulce, salada o salobre o hipersalada. En efecto, al tratar de un ecosistema anfibio situado entre las desembocaduras atlánticas del Tinto y Odiel y la tierra firme, el mosaico de paisajes que conforman el entorno posibilita la existencia de una extraordinaria biodiversidad.

A cinco minutos de Huelva capital.

Junto a las marismas mareales nos encontramos con bosques-islas mediterráneas, playas, lagunas pluviales y, en lo referente a la influencia antrópica más evidente, salinas industriales y tradicionales. En el corazón de esta variedad ecosistémica pueden observarse especies emblemáticas del bosque mediterráneo como el alcornoque o el pino piñonero y una amplia variedad de fanerógamas como la espartina que se encuentran en este espacio protegido un hábitat ideal para su desarrollo , sin olvidar la vasta presencia de halófilas en forma de salados y almajos.



Imagen de un anillamiento.

En el plano de la avifauna, Marismas del Odiel es hoy día uno de los grandes paraísos internacionales de la ornitología,  gracias, en gran medida, los importantes avances en materia de conservación, lo que ha habilitado que, en la actualidad, han sido debidamente registrados más de 300 especies en el territorio entre migratorias y reproductoras.

Espátulas en Odiel.
Espátulas en Marismas del Odiel.

Un auténtico paraíso en cuya conservación y puesta en valor colabora la Fundación Atlantic Copper, que apoya diversos proyectos de este espacio, situado a tan solo cinco minutos de la capital de Huelva. Por este motivo, hemos querido conservar con Enrique Martínez Montes, como director conservador de Marismas del Odiel, para desglosar en qué consiste esa colaboración y conocer algunos de los proyectos en los que están inmersos después del paréntesis que ha supuesto el estado de alarma decretado por la pandemia de Covid-19.



Los ganadores de ‘Mi Marisma, mi escuela’ en la edición de 2018.

-Enrique, ¿en qué consiste el apoyo de la Fundación Atlantic Copper al Parque Natural Marismas del Odiel?
-Nosotros mantenemos una relación contante y fluida en el tiempo con la Fundación Atlantic Copper, que se traduce en varias líneas de trabajo. La primera de ellas se centra en los programas y visitas dirigidos a los escolares, a la educación con niños, a través del programa denominado ‘Mi marisma, mi escuela’. Este proyecto está centrado especialmente en que los escolares del entorno del parque conozcan esta zona que es Reserva de la Biosfera. De este modo, pueden conocer los diferentes ecosistemas y espacios protegidos que tenemos en el parque. Llevamos ya varios años trabajando en este sentido, contando, además, con la implicación de los niños y sus familias, por lo que es muy positivo.
Este programa educativo, dirigido a alumnos del segundo ciclo de Primaria, está patrocinado por la Fundación Atlantic Copper, en el marco de colaboración que esta entidad mantiene con las Consejerías de Educación y de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio. El público evalúa los trabajos sobre el Paraje Natural Marismas del Odiel, que son el tercer paso después de una jornada escolar en el aula y una visita al espacio natural. Los ganadores obtienen participación gratuita en el campamento Escuela de Exploradores de Marismas del Odiel y una placa de reconocimiento para el centro escolar y los profesores. Además, tienen la participación asegurada del colegio en el programa del siguiente curso.

Escuela de Exploradores del Paraje Natural Marismas del Odiel el pasado año 2019.

En una segunda línea educativa, la Fundación Atlantic Copper también colabora con nosotros en la puesta en marcha de los campamentos de verano, que este año, a pesar de las dificultades por el coronavirus, seguiremos desarrollando. De hecho, la próxima semana vuelve la ‘Escuela de Exploradores’, que tendrán aforo limitado y que se desarrolla al aire libre. Este campamento de verano, que este año cumple su novena edición y que abrirá sus puertas a los más pequeños a partir del próximo lunes 29 de junio, cuenta con el patrocinio de la Fundación Atlantic Copper y la colaboración de la Dirección del Paraje Natural y es desarrollado por la empresa Onubaland, encargada de su organización. Para garantizar la máxima seguridad sanitaria, se aplicarán nuevas medidas de prevención y protección relacionadas con el distanciamiento, la protección individual, la limpieza y la higiene. Asimismo, se ha limitado al 75% de su capacidad habitual la oferta de plazas este año.



Iniciativa para fomentar el turismo ornitológico.

Y, por último, si hablamos de la Fundación Atlantic Copper, tampoco podemos olvidar que, algunos años, ponemos en marcha temas de uso público a través de un observatorio para visitantes dirigido la avifauna con el objetivo de fomentar el turismo ornitológico.

¿Qué supone para este espacio el contar con este tipo de respaldo a la hora de llevar a cabo vuestras iniciativas?

Una zona de marismas única.

-Más allá de lo que pueda suponer la cuantía económica, la verdadera importancia del respaldo de la Fundación Atlantic Copper está en la importancia de que el sector privado se implique en la conservación de este parque natural, dado que, tradicionalmente, ha sido una cuestión que se ha basado en los fondos públicos. Y creo que es importante que las empresas se impliquen en este tema como algo propio y lo utilicen como buena imagen para la industria. Porque, al margen de la cuantía que sea importante cada año, todos deben sentirse implicados en la conservación.
De hecho, junto a los programas que he desglosado, lo cierto es que la Fundación y la propia empresa Atlantic Copper se han implicado siempre mucho con nuestro espacio, porque vienen muchas veces por aquí. Hay una colaboración directa de los trabajadores de la factoría, que para nosotros es muy importante. Porque si conocen el parque, también lo van a defender. Es necesario ese apoyo del sector industrial que, por otra parte, tenemos tan cerca.

La Reserva cuenta en la actualidad con 1.400 parejas reproductoras de flamencos.
Colaboran en la concienciación del uso del plástico.

-Por último, ¿algún proyecto más en el que esté trabajando este parque natural?
-Seguimos con todas las líneas de conservación que veníamos desarrollando. Por ejemplo, hemos colaborado con Valencia en la introducción del águila pescadora, un ámbito en el que Marismas del Odiel es todo un ejemplo a seguir. Y también estamos trabajando en otras propuestas, como el tema del plástico en el mar y las marismas, para lo cual estamos apoyando a los colegios y la entidad ‘Chelonia’ en el desarrollo de su programa ‘Mares Circulares’. Se trata de un proyecto que lleva a cabo en los centros escolares iniciativas de economía circular y la protección del medio ambiente con el tema del plástico, una cuestión que me parece muy interesante, de ahí nuestra implicación. Junto a todo ello también estamos trabajando mucho con los voluntarios de la Sociedad Española de Ornitología (SEO) Huelva, que colaboran con nosotros en los programas de avifauna, temas de residuos o las especies exóticos. Y eso es bastante importante para nosotros, que vengan voluntarios a esta zona.

En los estuarios del Tinto y el Odiel se configura el Paraje Natural de Marismas del Odiel.

En definitiva, no podemos olvidar que Marismas del Odiel en uno de los paraísos naturales más emblemáticos para los amantes de la naturaleza y, muy especialmente, la ornitología. Para ello, es imprescindible que los proyectos de conservación y catalogación mantengan su dinamismo en pos de la optimización no solo de la extraordinaria riqueza biológica de Marismas del Odiel, sino también de su conocimiento y conciencia para la sociedad circundante. Una tarea que nos corresponde a todos, como sucede en este caso con la Fundación Atlantic Copper.