Espectacular ‘hada Morgana’ en la costa de Huelva

En este caluroso domingo, para sorpresa de miles de bañistas, se ha producido el misterioso fenómeno meteorológico, fuente de mitos y leyendas y de pánico para los marinos del pasado. El lunes se ha vuelto a visionar.

0
4685
Una vista del fenómeno desde Mazagón.
La mítica Morgana da nombre al fenómeno.

HBN. Esta tarde se ha producido un fenómeno natural que ha sorprendido a los miles de bañistas cuando disfrutaban de una jornada de playa en nuestra simpar costa. Se trata de la misteriosa ‘fata morgana’, que hoy ha provocado la curiosidad y las preguntas sin respuesta de la mayoría de los sorprendidos testigos. Una línea por encima de la definida por el mar y varias figuras de gran tamaño ilustraban el horizonte, más allá de todas las referencias visuales.

Vista desde El Rompido.

En Punta Umbría, El Rompido y Mazagón, al menos, se ha divisado la curiosa estampa. que ha coincidido singularmente con el inicio de la estación de verano.



Dibujo antiguo que representa el fenómeno.

Las increibles imágenes que se han visto en nuestra costa parecen corresponder a grandes barcos que se reflejan en el cielo de forma inversa, además de un gran cuadrado oscuro indeterminado. Parecían un grupo de naves algunas de las cuales flotaba en el cielo. Han ido variando su dimensión, hasta perderse en el horizonte.

Imágenes reales de barcos mezcladas con las imaginarias, hoy en Huelva.

El fenómeno de la ‘fata morgana’ ha alimentado la mitología y las leyendas marítimas en el pasado, cuando no se conocía su fundamento científico. No es una alucinación ni una ilusión óptica, sino un espejismo, una visión real que se produce por la confluencia de varios factores. Antiguamente, como decíamos, marineros y navegantes sentían pánico cuando veían estas imágenes en alta mar, pues las atribuían a maldiciones o hechizos. Estos espejismos distorsionan la apariencia de los objetos situados en el horizonte, que son proyectados como si flotaran en el aire.



Un dibujo que explica el efecto óptico.

La denominación ‘fata morgana’ procede del latín y significa hada Morgana, en alusión a la hermana del legendario rey Arturo, que según la leyenda era un hada cambiante. El espejismo, frecuente en algunos lugares del mundo, hace que las personas vean cosas donde no las hay debido a la existencia de distintas capas de aire con densidades diferentes. Como resultado, los rayos de luz se refractan, pero quien ve el espejismo no percibe esas diferentes capas, y de ahí el desconcierto. Estos primeros días de verano, por la tarde, la ‘hada Morgana’ está apareciendo en Huelva.

El libro Descubriendo la luz (Editorial CSIC – Los Libros de la Catarata) explica cómo se produce la ‘fata morgana’. “Los espejismos son fenómenos asociados a la propagación de la luz en medios no homogéneos, donde el índice de refracción varía continuamente con la altura y, por tanto, la luz describe trayectorias curvas. Dichas curvas presentan una concavidad en la dirección de aumento del índice de refracción. Es decir, la luz se curva hacia el medio (agua, aire, etc.) con mayor índice de refracción”. En otras palabras, en un espejismo la luz ‘se dobla’ al atravesar las capas de aire a distinta temperatura. Como resultado, “la posición real del objeto está sujeta a la interpretación humana, ya que la formación de la imagen está condicionada por la refracción de la luz”.