El Servicio de Traumatología del Infanta Elena realiza cerca de 5.000 consultas en el estado de alarma

De ellas, cerca de 2.000 han sido telemáticas para cribar los casos cuyas patologías no admitían demora y citarlos en consulta o intervenirlos quirúrgicamente.

0
273

Redacción. Los profesionales del Servicio de Traumatología y Cirugía Ortopédica del Hospital Infanta Elena han retomado su actividad de forma normalizada, atendiendo a las medidas preventivas para reducir el riesgo de contagio, después de haber llevado a cabo 1.830 teleconsultas con pacientes programados durante la pandemia, 3.076 consultas presenciales y 205 intervenciones quirúrgicas que no admitían demora, desde que se decretó el Estado de Alarma hasta el día de hoy. Todo con la intención de ofrecer una respuesta a los pacientes traumatológicos a pesar del aislamiento social preventivo y las medidas de protección implantadas a consecuencia del Covid-19.

En este sentido y desde un primer momento, el Servicio de Traumatología ha puesto en marcha una serie de medidas de reorganización de la asistencia que han permitido cribar los casos más complejos e inestables en las agendas de citas programadas, con el fin de darles respuesta cuanto antes, así como detectar aquellos que pueden esperar hasta la normalización de la asistencia, canalizarlos en caso contrario a través de consultas presenciales o bien articular aquellas pruebas diagnósticas o alternativas terapéuticas que pudieran ayudar al paciente a hacer frente a la situación.



Como resultado, se han resuelto mediante teleconsulta un total de 1.830 consultas de las 4.906 que se han llevado a cabo en total, garantizando la capacidad asistencial para el proceso de desescalada. Además, gracias a la habilitación de las herramientas informáticas ofertadas por la Consejería de Salud y Familias para el desarrollo de la telemedicina y el apoyo de la dirección del centro, también los traumatólogos han podido desarrollar esta tarea desde sus domicilios, estudiando las historias clínicas de los pacientes y sus pruebas diagnósticas, para realizar un correcto cribado y atención.

Conjuntamente con la teleconsulta, también se ha trabajado en la selección por prioridad clínica de las pruebas complementarias necesarias con el objetivo de potenciar las consultas de acto único, en aquellos casos en los que resultaba necesaria una consulta presencial, cuyo número ha superado los 3.000 citas. Se trata de una labor en la que ha participado muy activamente el personal de enfermería de la Unidad donde, de forma telemática, se han revisado exhaustivamente las historias clínicas digitales para reprogramar consultas en acto único, evitando el desplazamiento reiterado del paciente. De esta forma, en una sola visita el paciente ha tenido la posibilidad de realizar la prueba diagnóstica necesaria y la propia consulta de resultados y tratamiento.



En el ámbito quirúrgico y a pesar de las limitaciones, se ha mantenido la actividad en aquellas patologías que no admitían demora, sobre todo en las oncológicas, así como en las de urgencia que ha superado el centenar, con un volumen total de intervenciones realizadas hasta la fecha de 205. En estos momentos, la actividad en quirófano se encuentra en plena recuperación, con el objetivo de agilizar la asistencia a los pacientes lo antes posible, siempre atendiendo a las medidas preventivas establecidas. Este volumen de actividad quirúrgica pudo llevarse a cabo gracias al establecimiento de dos circuitos diferenciados para los pacientes, de forma que se mantuvieran aislados los pacientes con diagnóstico o sopecha de Covid-19, garantizando la seguridad de los mismos.

Desde el Servicio se han llevado a cabo también actividades formativas en teletrabajo como cursos online, webinar de técnicas quirúrgicas y clases formativas para residentes usando plataformas de videollamada, que ha resultado también una buena herramienta para el estudio y debate de determinados casos clínicos entre los especialistas. Los profesionales del área han reforzado su apoyo a los médicos de Urgencias en relación a las patologías traumatológicas en los días de más actividad y han formado parte de la Comisión de apoyo técnico del Coronavirus en el centro hospitalario.

El Hospital Infanta Elena quiere a su vez poner en valor la colaboración de la ciudadanía en esta etapa, quien ha valorado satisfactoriamente la atención continuada y seguimiento de su patología a distancia y de forma telefónica, como consecuencia de las limitaciones presenciales impuestas y ha contribuido con su colaboración al éxito de funcionamiento de las medidas adoptadas. Por otro lado, quiere agradecer encarecidamente la implicación y la dedicación de los profesionales, que se han anticipado a las contingencias en pacientes de consultas, contribuyendo a dar una respuesta programada, adecuada y de calidad a los pacientes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here