Montemayor se convierte en Puerta del Cielo con el inicio del jubileo concedido por la Santa Sede

Desde el 15 de junio, aniversario de la coronación canónica de la Virgen de Montemayor, y hasta el 4 de octubre, fecha en la que se cumple el 550 aniversario de la aparición de su imagen, la Santa Sede ha decretado un tiempo jubilar del que podrán disfrutar los peregrinos y devotos de la Patrona de Moguer. El obispo José Vilaplana abrirá el próximo lunes en la ermita la Puerta del Cielo de Montemayor iniciándose así este jubileo con el que los fieles podrán lograr una indulgencia plenaria cumpliendo con las condiciones establecidas por las autoridades eclesiásticas.

0
329
Exposición conmemorativa del DL aniversario de la aparición de la virgen.

Redacción. Al conmemorarse este año el 550 aniversario de la aparición de la imagen de la Virgen de Montemayor en el antiguo Monte Tamar, la hermandad matriz de la patrona moguereño solicitó al Obispado que, en torno a la devoción centenaria de la que es objeto Nuestra Señora de Montemayor, se pudiese conceder un tiempo jubilar que permitiese a los fieles de la Virgen disfrutar de una indulgencia plenaria, una solicitud que fue elevada a la Santa Sede y concedida por el propio Papa Francisco, reconociéndose con ella la importante historia devocional de la Patrona de Moguer y su benigno influjo a lo largo de más de medio milenio.

Año Jubilar.

El lunes 15, aniversario de la coronación de la Virgen, el Obispo José Vilaplana presidirá en la ermita de Montemayor a partir de las 19 horas el acto oficial de inicio de este año jubilar con la apertura de la Puerta Santa a través de la cual los peregrinos lograrán acceder a la indulgencia concedida por decreto de la penitenciaría apostólica.-



Este tiempo de gracia extraordinaria en torno a María de Montemayor en la que los peregrinos podrán obtener la indulgencia plenaria cumpliendo con las condiciones comunes a todo jubileo –es decir, confesión y comunión sacramentales, oración por las intenciones del Romano Pontífice y oración ante la imagen de la Virgen concluyendo con la profesión de fe y la oración dominical–, se prolongará hasta el 4 de octubre, fecha en la que está prevista la Función Pontifical de la Hermandad Matriz de Montemayor con motivo del 550 aniversario de la aparición de la Virgen.

José Manuel Alza.

Desde la hermandad Matriz se recomienda tanto a los moguereños y moguereñas como a todos los devotos de Montemayor, que las visitas a la ermita durante este tiempo jubilar se realicen en grupos reducidos y manteniendo siempre las recomendaciones sanitarias, convirtiéndose la tradicional misa de los sábados a las 19 horas en Misa del Peregrino para la obtención de la indulgencia plenaria.



José Manuel Alza, presidente de la matriz de Montemayor ha afirmado que “supone una gran alegría y satisfacción haber podido disfrutar de la protección de la Virgen durante estos 550 años, señal de que ha estado con nosotros todo este tiempo protegiendo a Moguer y a todos sus devotos. Para nosotros es una gran satisfacción que todos ellos, no solo los del pueblo de Moguer sino también los hermanos de otras localidades miembros de las hermandades filiales o simplemente devotos de nuestra Patrona, puedan gozar de la indulgencia plenaria al participar, según lo que establece el propio decreto de concesión de las bondades de este tiempo jubilar”.

Aclarar por último que el jubileo extraordinario de Montemayor tendrá lugar en la ermita de la Virgen o en la parroquia de Nuestra Señora de la Granada, en el caso de que la imagen pudiera realizar su tradicional traslado al templo parroquial con motivo de las fiestas patronales de septiembre.



Para coordinar la peregrinación se ha habilitado el correo [email protected]

Entre los actos previstos con motivo del inicio de este periodo jubilar montemayorino, estaba la inauguración de la exposición Lumen Fidei, que tuvo que ser suprimida a causa de la pandemia, pero que ya puede visitarse en la Casa Natal de Juan Ramón Jiménez, permitiéndonos admirar entre otros muchos enseres, cuadros, fotografías y objetos de culto, el recientemente restaurado manuscrito de 1860 en el que Sor Teresa de Tolón refleja la leyenda de la aparición de la Virgen el 4 de octubre de 1470.