José María Franco: “En la UHU aplicamos materiales biodegradables y naturales a la fabricación de diversos productos como el asfalto o de uso farmacéutico”

El director del Centro de Investigación en Tecnología de Productos y Procesos Químicos (Pro2TecS) explica en el ciclo ‘Diálogos UHU’ los proyectos en los que están trabajando y las iniciativas desarrolladas para combatir el Covid-19.

0
170
Laboratorio de la UHU.

Redacción. El Centro de Investigación en Tecnología de Productos y Procesos Químicos (Pro2TecS) tiene el objetivo de desarrollar procesados y formulaciones que mejoren los productos de uso final que utilizan los consumidores en diferentes ámbitos. Se trata de uno de los cinco centros de investigación de la Universidad de Huelva (UHU), un espacio que, durante la pandemia, ha querido contribuir a luchar contra el Covid-19. Una labor de investigación y solidaria que es detallada por su director, el catedrático de Ingeniería Química de la UHU, José María Franco Gómez, investigador responsable del grupo ‘Ingeniería de Fluidos Complejos’ (TEP 185), que inicia de este modo un ciclo de ‘Diálogos UHU’ dedicado a conocer estos centros, baluartes de la actividad investigadora que se desarrolla en la Onubense.

En concreto, el Pro2TecS está llevando a cabo diversos proyectos de gran interés y utilidad, como sucede con “la inclusión en productos de uso final de materiales biodegradables o procedentes de recursos naturales. Es decir, estamos incorporando componentes naturales en la fabricación de productos para diversas aplicaciones, que van desde los lubricantes hasta los de uso farmacéutico, pasando por asfaltos, fluidos térmicos, etcétera”, explica José María Franco.

Con esta finalidad, en la actualidad, este centro de la UHU tiene previsto poner en marcha una Unidad de Innovación Conjunta de la Junta de Andalucía, en colaboración con Eiffage Infraestructuras, con el proyecto denominado ‘Green-Asphalt’, que pretende incorporar materiales biodegradables a componentes con base de asfalto. También relacionada con la ingeniería química, se encuentra otra de sus propuestas, centrada en la biorrefinería, con el fin de obtener productos intermedios o de uso final a partir de material ligno-celulósico.

Unos proyectos que, tal y como concreta este catedrático de Ingeniería Química de la UHU, “han recibido un cierto parón a causa del coronavirus, puesto que, en el momento en el que nos llegó esta maldita pandemia, teníamos varios trabajos en curso, tanto financiados con fondos públicos del Gobierno central o autonómico, como de empresas privadas, que se han quedado a medias. Y es que esta crisis ha supuesto un gran contratiempo, porque la mayoría de los proyectos los hemos tenido que interrumpir, aunque hemos seguido diseñándolos desde casa en la medida de lo posible, pero el trabajo de laboratorio, lamentablemente, se ha tenido que parar, con lo que ha ocasionado un retraso importante en su ejecución”.




En cualquier caso, los investigadores que forman parte de este centro no han dejado atrás su labor, puesto que “hemos aprovechado este tiempo para tratar datos en casa y escribir artículos científicos, para lo que no solemos tener tiempo dentro de la rutina habitual”, concreta el director de este Centro de Investigación en Tecnología de Productos y Procesos Químicos, que asegura que ya se está trabajando para reabrir los laboratorios y, para ello, “hemos estado en contacto con el equipo de gobierno y la gerencia de la universidad para intentar reincorporarnos con las medidas de seguridad pertinentes y con muchas ganas de reanudar el trabajo experimental de laboratorio”.

Fabricación y donación de gel hidrológico a los hospitales. Una actividad que han estado manteniendo de forma paralela a la fabricación de diverso material de seguridad y/o preventivo contra el coronavirus, puesto que la dirección de este centro y la Fundación Andaluza Beturia de Investigación en Salud (FABIS) han coordinado la fabricación desde sus laboratorios y la donación al personal sanitario de los hospitales onubenses de una solución hidroalcohólica de desinfección, un producto esencial contra el Covid-19. En total, la cantidad de gel donada a los tres centros hospitalarios de Huelva -Juan Ramón Jiménez, Infanta Elena y el Comarcal de Riotinto- fue de 250 litros, que fue el máximo que se pudo fabricar tras agotarse las existencias de alcohol de la Onubense.

“Hemos intentado colaborar desde un punto de vista social y sanitario en lo que hemos podido, por ejemplo, fabricando y donando diverso material de seguridad o preventivo y hemos intentado fabricar también geles o soluciones hidroalcohólicas, tanto para uso propio en el campus de nuestra universidad, como para los hospitales, dado que, al comienzo de esta pandemia, la escasez de este material era bastante crucial”, puntualiza José María Franco.

Con todo ello, este profesor e investigador de la Universidad de Huelva considera que esta crisis debe servirnos para “no olvidar nunca, ni la sociedad ni los que tienen cierta responsabilidad política, lo importante que es la ciencia, el avance científico y la investigación. En momentos como estos es cuando se echa en falta de verdad el progreso científico. No podemos influir en temas que no son esperables, como esta pandemia, pero podemos manejarlos o paliarlos desde el punto de vista científico. En este caso, estamos hablando de desarrollar una vacuna contra el Covid-19. Pero no sólo me refiero al ámbito sanitario y biomédico, sino también a otros sectores, como la química o la ingeniería, como es nuestro caso, que también se demandan para la fabricación de materiales auxiliares, nuevos productos, EPI’s o protectores, que son importantes y que conviene tenerlos en cartera desde el punto de vista de la innovación y la investigación”.

Para finalizar, José María Franco recuerda que, “en los casos como la crisis actual, hay que ser solidarios, ayudando a los menos favorecidos. Si la ciencia está a disposición de todos, ahora, lo debe estar aún más. Una idea que debe quedar en la mente de todos, por lo menos cuando hablamos de investigación científica, que es lo que nos ocupa ahora”.

Centro Pro2TecS. La idea de crear este Centro de Investigación en Tecnología de Productos y Procesos Químicos (Pro2TecS) surgió en el año 2011 a raíz del interés industrial creado por los procesos y productos relacionados con la industria de transformación (química, bioquímica, agroalimentaria, farmacéutica, cosmética, materiales de construcción…). Dichos productos, dirigidos al consumidor, se caracterizan por su alto valor añadido y/o el uso de materias primas y/o recursos renovables. Todo ello a través de procesos que minimicen los vertidos, impliquen un ahorro energético y, en conjunto, potencien el desarrollo de tecnologías limpias y sostenibles.

En este contexto, la existencia de Pro2TecS en la Universidad de Huelva se justifica por el interés científico a nivel de investigación aplicada y de transferencia de conocimiento y tecnología que demuestran diferentes sectores industriales en esta temática, así como por el carácter innovador de estos productos y procesos de transformación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here